Veinte Verdades Peronistas

Los Compañeros Peronistas tienen hoy, al igual que ayer y siempre, la obligación de orientar activamente en las cuestiones nacionales ante cualquier duda de desviación doctrinaria. Y no sólo deben hacerlo, sino, es preciso que tome con empeño el compromiso de estar presente en los momentos en que esto sucede.

Existen en nuestra historia ejemplos vivientes de mártires que dieron la vida por esta coyuntura. Es por ello necesario que dichos pasados tomen el color patriótico que merecen, actuando con calidad patriótica en todos los niveles posibles, como ser: Político, económico, social, cultural o laboral.

Hace cincuenta años, el General Perón nos otorgó los medios filosóficos y doctrinarios para conformar una verdadera Comunidad Organizada. Nadie puede quitárnosla con el fin de perpetuarse en el poder luego de ser elegido por el pueblo, democrática y constitucionalmente. Todos abrevaron en su momento los postulados doctrinarios de Perón, y deben, por lo tanto, responder a ellos.

Por ello, no podemos olvidarnos de la fuente eterna del Peronismo, cuyas bases son: el cuidado de la familia, la dignificación del hombre, y el entendimiento de la solidaridad hacia los más necesitados, donde la misma Evita dejó jirones de su vida para que el Peronismo con sus ideas, sea el paladín de las reivindicaciones de todo un Pueblo.

El mismo General Perón, sufrió aprovios, injurias de toda clase y hasta el exilo, por dar a su Pueblo la esencia que representan las palabras Libertad y Justicia Social. Miles de Compañeros pagaron con su vida, en la Resistencia Peronista, para volver a un estado de Derecho Constitucional, dejando a sus familiares en situaciones dolorosas. Por ellos, también debemos una respuesta.

Pero para entender esta situación, hay que tener vergüenza y dignidad, la primera por no proceder correctamente frente a los verdaderos peronistas, quienes aun hoy testimonian el ideal Peronista, actuando por Gremios y Unidades Básicas sin ser reconocidos, aunque sólo predican que el peronismo debe volver a ser lo que fue.

Está dentro de las posibilidades, que alguien crea que llegó el tiempo de las vacas gordas, olvidando justamente que esto se debe a miles de anónimos compañeros que vivieron intensamente la vuelta del peronismo al gobierno, y no reconociendo que la varita mágica que Dios y los Compañeros les entregaron, puede perderse debido a la impropia conducta doctrinaria.

Desde estas páginas, retornamos al ruedo, con las mismas ganas de hace décadas, sin ningún tipo de pretensión individual, pero dejando atrás el famoso "no te metás". Cobarde instancia, que muchos aprovecharon, ( mientras sus compañeros dejaban en las calles la vida por Perón), o para catapultarse a un poder que todavía estan lejos de justificar.

Pero la varita mágica se la suministramos nosotros, aunque reneguemos del camino adoptado. Es por ello que ahora (con el mismo pensamiento de hace cincuenta años), debemos retomar ese camino marcado por el Gral. Perón, concluyendo con la mentira y la farsa, por la que algún día alguien se deberá encargar de responder.

Sabemos bien, que hay muchos Compañeros, que han olvidado todo lo que a nuestra Doctrina Peronista corresponde, también que su camino es corto, porque las traiciones y vanidades se pagan con el tiempo y como no tienen las herramientas necesarias para conducir un pueblo, sólo pueden utilizar la diatriba y la habilidad económica del caudillaje.

Por eso, se le debe responder a estos Compañeros, con las mismas banderas Justicialistas que nos legara nuestro Líder. Las cuales no dejan de tener actualidad permanente, ya que el General Perón se adelantó cientos de años en la profesía de la política, y no estando nadie a esa altura, ni siquiera para imitarlo, que sería el camino más correcto a seguir, el Pueblo debe buscar la respuesta correcta a su condición.

Cuando se dice que se es Peronista, se lo debe hacer con la convicción necesaria, de fe y sentimientos, quien usurpa estos sentidos, es traidor a la causa y quién oculta su identidad para acomodar su esqueleto a políticas del momento sin ver la realidad del futuro, se equivoca y termina arrastrando al pueblo, al antojadizo camino de su capricho.

No inventamos, ni escribimos nada nuevo, quienes detenidamente leemos a Perón en la DOCTRINA JUSTICIALISTA, CONDUCCION POLÍTICA, COMUNIDAD ORGANIZADA, VEINTE VERDADES, nunca podemos equivocar el camino. Por ello, las palabras impresas en cualquiera de estos libros; con el enfoque que le han dado sus miles de militantes en serio de este maravilloso Movimiento Nacional Justicialista, estamos seguros que nada, ni nadie, podrá hacernos desviar del camino que nos trazaran y legaran Perón y Evita.

1ra VERDAD:

" LA VERDADERA DEMOCRACIA ES AQUELLA DONDE EL GOBIERNO HACE LO QUE EL PUEBLO QUIERE Y DEFIENDE UN SOLO INTERES: EL DEL PUEBLO"

Si realizamos un repaso de los años de Gobierno del GENERAL PERÓN, y enfocando la dignidad y respeto que se le otorgo al Pueblo Trabajador, situando a los representantes de hombres de trabajo ocupando cargos importantes dentro del gobierno ya sea en las Cámaras de Diputados y Senadores, en los Concejos Deliberantes Municipales o aun en las propias Embajadas del Mundo, en su calidad de Agregados Obreros. Es por eso que esta frase se torna real y efectiva, "... los Pueblos pueden sufrir esclavitud durante años y a lo mejor durante siglos, pero cuando un día los cauces de la prudencia y de la paciencia son quebrados, el castigo suele ser duro y ejemplar. La historia está plena de situaciones como ésta, es nuestro deber aprender en la experiencia ajena de los tiempos para no sufrirla en carne propia",

La historia de la patria no se puede escribir desde las sombras, por un sector minúsculo, infiltrado y no representativo en muchos casos. Así no se proyecta la historia del peronismo, no es el "todo es nuestro", lo que nos llevara adelante, es la doctrina justicialista donde constantemente comprobaremos el porque de la realidad, solamente leyendo a Perón encontraremos esa verdad.

2da VERDAD:

"EL PERONISMO ES ESENCIALMENTE POPULAR. TODO CIRCULO POLITICO ES ANTIPOPULAR Y, POR LO TANTO NO ES PERONISTA"

No es casualidad, sino, causalidad que Perón exprese "... el Peronismo es esencialmente popular", ya que dentro del ambiente de la política, aparecen siempre elementos que tardamos en conocer y resultan los perturbadores, del Pensamiento Nacional de la Doctrina Peronista.

Siempre encontraremos a alguien que se potencia para satisfacer sus ambiciones personales, a quien Perón califica con la siguiente expresión "... no es Peronista". El pensamiento doctrinario movimientista conlleva la unificación de los seres humanos, y cada uno posee los derechos permanentes de pensar y debatir, hechos y sentimientos dentro del ámbito del conjunto donde se realiza. Perón expresa: "...los políticos perdieron la masa del pueblo, porque se dedicaron a algunas macanas. Desconformaron la conducción auxiliar; no la mantuvieron dentro de la disciplina por logrería política se embanderaron con un pequeño grupo, luego con otro, y ellos fueron los autores que descompusieron la organización de cuadros".

Es verdad que nuestro Movimiento no emplea la fuerza para conseguir sus objetivos, porque entiende que el que integra nuestro pensamiento debe estar integramente consustanciado con él, o en caso contrario en la vereda de enfrente, por ello la claridad y la precisión de esta verdad.

Mantener presente esta verdad, es defender la vigencia del pensamiento del grupo político, que no responde a uno, sino, a todos.

Para ello, Perón tenía una visión peculiar sobre aquel que se acercara para participar en nuestras ideas "... la Doctrina no solamente se enseña. La Doctrina se inculca. No va dirigida al alma de los hombres. La Doctrina no es suficiente conocerla; es necesario comprenderla y sentirla"

El Gral., nunca pensó en un Movimiento sectario, pero si organizado, por ello contamos con métodos de acción para poner la teoría en ejecución, expresaba que "... ni la Doctrina sola, ni la teoría sola, ni las formas de ejecución solas, pueden aplicarse racionalmente",y así, se van escalonando una a una seguidamente. "...el caudillismo es un oficio y la conducción es un arte".

Por eso, en algunos casos, no se conoce doctrinariamente el paso que se debe dar, sino, que el paso se da, a sabiendas que SE ESTÁ TRAICIONANDO UNA DE LAS VERDADES PERONISTAS.

3ra VERDAD:

"EL PERONISTA TRABAJA PARA EL MOVIMIENTO. El QUE EN SU NOMBRE SIRVE A UN CIRCULO O A UN CAUDILLO, LO ES SOLO DE NOMBRE"

Puede ser que esta verdad duela en el alma de algunos compañeros, ya que confunden caudillismo con conducción. El caudillo piensa y hace lo que quiere, porque cree que los demás piensa igual que él, difiriendo del peronismo que se basa en hacer lo que debe realizar, no lo que el caudillo quiera por más buenas que sean sus intenciones.

Los Pueblos tienen una intuición maravillosa para esto, y su consenso se hace imprescindible para ejecutar cualquier tipo de acción, por eso rechazan a todo aquel que busca sus propios beneficios políticos y olvidan las necesidades del Pueblo.

"...el caudillo improvisa, mientras que el conductor planea y ejecuta; el caudillo anda por entre las cosas creadas por otros, el conductor crea nuevas cosas; el caudillo produce hechos circunstanciales, mientras que el conductor los produce permanentemente (...)el que conduce, sea una unidad grande o una pequeña unidad de hombres, debe tener ciertas normas claras para no repeler a los hombres, sino para atraerlos", palabras de Perón que adquieren significativa relevancia en los actuales momentos, debido a que algunos de los dirigentes creen que él, se da vuelta y todos van como "patitos" tras de él.

Esta es una gran equivocación justamente en un mundo de donde hoy se accede rápidamente a la información. Hoy nadie es un aborigen con taparrabos, menos un burro tras una zanahoria, porque el apasionamiento puede ser un mal ejemplo que termina cuando la justicia del hombre, la prudencia y el tacto le hace ver su falta para conducir a la masa. La energía se debe emplear para concientizar y escuchar, luego la acción ha de emplearse a través de la unidad consolidada.

Se hace menester entender que el Movimiento está jalonado por hombres y mujeres que dan parte de su vida para que el pensamiento de Perón sea revindicado a cada instante de la vida, por lo tanto sustancialmente nadie debe quedar al margen de la participación democrática de la elección de los hombres que conducirán al Movimiento y menos de la tesitura de participación dentro del pensamiento doctrinario.

Estas aciones lograrán ser un motivo de solidaridad y unidad, todos sabrán, entenderán y participarán vislumbrando las soluciones que debemos volver a conseguir.

4ta VERDAD:

"NO EXISTE PARA EL PERONISMO MAS QUE UNA SOLA CLASE DE HOMBRES: LOS QUE TRABAJAN"

Debemos partir de la base, que el Peronismo está profundamente arraigado en el corazón del Pueblo, aunque varios Compañeros equivocados han desviado emocionalmente sus conceptos para el lado del caudillismo. Es menester tratar de comprender, que todavía pueden estar a tiempo de cambiar esas pequeñas desviaciones.

En este punto debemos ser laboriosamente conceptuales en nuestro pensamiento, sin apartarnos de la base doctrinaria por la que Perón bregó constantemente.

Es lógico, que el hombre debe trabajar para conseguir su propio sustento y el de su familia, eso, en lo que al mantenimiento de su hogar, también en política debemos trasladar este pensamiento. Sabemos que hoy en día muchas cosas han cambiado, y no por culpa del pueblo, sino de aquellos que se han aprovechado del poder que le entregó con su voto el pueblo, decepcionándolo luego con su accionar.

Este tipo de acciones, no se ven solamente en otros tipos de partidos, sino que por propia gravitación de habitabilidad nos ha tocado de cerca también en nuestro Movimiento. Cuando pretendemos algo depositamos toda nuestra fe en alguna persona y nos entregamos de cuerpo entero sin medir el perjuicio que puede acarrearnos esta posición, nos olvidamos las palabras de Perón, "... el hombre, es bueno, y si se lo vigila, es dos veces bueno".

No debemos olvidar que desde el auge del capitalismo, TODO TIENE SU PRECIO, es por eso que cada día se hace más difícil encontrar la posición creadora de felicidad de los tiempos de Perón, las propias ambiciones se han interpuesto a las ambiciones del conjunto, y con lo cual, no se puede augurar que cumpla con las directivas de Perón.

Se hace cada vez más difícil que el hombre aporte desinteresadamente sus esfuerzos para el bienestar de los demás, consumándose por la falta de adaptación doctrinaria de los individuos que por diferentes motivos, defeccionan en el tiempo.

En estos casos Perón nos explicaba,"... para nosotros, es el pueblo el que decide; para nosotros es el pueblo el que gobierna por intermedio de sus representantes. Y para nosotros, es para el Pueblo, exclusivamente para el Pueblo, para el que estamos obligados a trabajar".Este tipo de concepción consta de saber elegir y definir. Ahora sin Perón, ¿quién debe ser nuestro representante?, el cual debe "... superar las concepciones materialistas exaltando los valores del espíritu", es decir, "... nuestro representante debe trabajar con abnegación y sacrificio en beneficio de los interés de la Nación y los intereses comunes de la sociedad", que lógicamente deben ser los nuestros.

Como decíamos anteriormente y tomando nuevamente la palabra de Perón,"... algunos creen que gobernar es hacer siempre lo que uno quiere. Grave error". Nosotros inculcamos, que debemos hacer lo que el Peronismo quiere, finalizando esta verdad con otro pensamiento de nuestro Líder,"... con sectarismo no hay conducción. El sectarismo es el primer enemigo de la conducción, porque la conducción es del sentido universalista, es amplia, y donde hay sectarismo se muere porque no tiene suficiente oxígeno la conducción para poder vivir".

Decía un libro doctrinario peronista,"... los milagros y las artes mágicas son recuerdos fantasiosos de un pasado medieval. Hoy es preciso hallar soluciones que resuelvan de inmediato los problemas que aquejan a la ciudadanía", y anteriormente cita,"... muchos quedan en el anonimato de la noticia policial, otros pagan con prisión sus ansias de libertad, pero dejan un ejemplo moral y patriótico, que llenará brillantemente las páginas de la real Historia Nacional", tales son los ejemplos de San Martín, Belgrano, Guemes, Rosas, de quienes recién hoy comienzan a develarse sus principios nacionales ocultados por la historia oficial de Mitre.

Por todo esto, es que debemos diferenciar, entre la Argentina que recibimos y la que debemos entregar a las futuras generaciones. En la Patria que pregonamos desde estas páginas, "... los habitantes deciden su destino, porque es el Pueblo el que debe conducir para la realización de nuestra Doctrina Justicialista".

Es el gran caso específico que mantiene vivo el pensamiento del Pueblo, aquel hombre, que vivió los diez años maravillosos de gobiernos peronistas al lado del General Perón, con los beneficios sociales brindados, el respeto al ser humano y la abundancia creadora de una política distinta en los tiempos de nuestra Nación.

Por eso el Pueblo, a través de esta verdad, le entregó a Perón el más absoluto de los derechos: EL PRIMER TRABAJADOR.

5ta VERDAD:

"EN LA NUEVA ARGENTINA EL TRABAJO ES UN DERECHO QUE CREA LA DIGNIDAD DEL HOMBRE; Y ES UN DEBER PORQUE ES JUSTO QUE CADA UNO PRODUZCA POR LO MENOS LO QUE CONSUME"

Cuando nos referimos a este punto, no podemos dejar de lado la valiosa interpretación de la Constitución Justicialista de 1949 sobre Los Derechos de los Trabajadores, aquellos que Perón había enunciado con anterioridad para ser aplicados, pero que fueron refrendados para que nadie los pueda soslayar en la famosa Constitución Justicialista.

Con la frase citada a continuación, se expresa la situación del trabajador en ese momento": ...la desaparición de las amarguras y sufrimientos de la inmensa mayoría de los hogares argentinos, cuya posibilidad económica era un miserable jornal que condenaba a la desesperanza de alcanzar las mínimas satisfacciones". Por ello Perón hacía hincapié que el hombre está por sobre todas las demás consideraciones materiales, por eso su Doctrina es: HUMANISTA Y CRISTIANA y agregaba,"... que no solamente debe poseer una Cédula de Identidad que lo acredite, sino que al hombre había que respetárselo en sus derechos y en sus deberes como tal".

Además de los conceptos vertidos con referencia al ser: Hombre, conceptuaba para la realización del mismo, es necesario una planificación de gran envergadura, que debe concebir la Nación, porque de esta forma lo rodeara de aspiraciones e ilusiones. El hombre solamente de esta forma alcanza a perfeccionar el espíritu, la inteligencia y su solidaridad, de esta forma pensará que el sacrificio, es en su medida, el objetivo para el bienestar de la familia y por supuesto el de la Nación misma.

Perón, era muy perfecto regulando estas apreciaciones ya que fijaba en su pensamiento. "...regular entre las clases trabajadoras, media y capitalista, procurando una armonización perfecta de fuerzas, donde la riqueza no sea perjudicada; propendiendo por todos los medios a crear un bienestar social", por lo tanto, el derecho a trabajar, traía como consecuencia, producir lo que se consume, y para ello era la Naciónla que brindaba el espacio necesario para realizarse.

6ta VERDAD

" PARA UN PERONISTA NO PUEDE HABER NADA MEJOR QUE OTRO PERONISTA"

Debemos preguntarnos los motivos en los cuales Perón basó este pensamiento. Y lo encontramos precisamente en sus propios conceptos "... el antiguo político hacía política de puestos y de favoritismos, porque no realizaba obras de bien, sino que debía ganarse la voluntad por lo menos de sectores que lo apoyasen en la acción política. Como consecuencia de ese juego político de puestos y favoritismo, hacía la política de círculos: Un político movía un círculo y otro movía otro círculo. Entre ellos luchaban hasta que uno de los círculos se imponía, de allí salía la plana mayor encargada, no de realizar la función pública con abnegación y sacrificio, sino de disfrutar la función pública para hacer de la NACIÖN un organismo inmenso al servicio de sus intereses y dilapidar la riqueza del país".

Conceptos duros, pero ciertos.

Muy posiblemente algunos ilusos traten de realizar este tipo de política, y algunos la pueden estar aplicando. Nuestra meta se basa en inculcar, como Perón decía, que esta equivocación, nos puede llevar a confundir los objetivos revolucionarios de su doctrina "... cada Peronista estuvo siempre alerta y vigilante, observando las depredaciones y los latrocinios de quienes nunca pensaron en verdad en la Patria, sino en satisfacer sus ambiciones personales y cumplimentar el anhelo del imperialismo ambicioso".

Otro duro concepto, para aquellos que deben regir los destinos de la Nación, y más, por sobre todas las cosas, si se dice: " SER PERONISTA".

Para concluir con esta verdad es imprescindible citar otra frase del Gral., palabras que fueron derramadas por el General Perón el 9 de Abril de 1949 en el Congreso Nacional de Filosofía "... es posible que la acción del pensamiento haya perdido en los últimos tiempos, contacto directo con las realidades de la vida de los pueblos. También es posible que el cultivo de las grandes verdades. La persuasión infatigable de las razones últimas, hallan convertido a una ciencia abstracta y docente por su naturaleza en un virtuosismo técnico. Con el distanciamiento de las perspectivas en que el hombre suele desenvolverse. Acaso sobre el gran fondo que es la verdad haya prevalecido una cuestión de tendencias ajenas al ansia de conocimiento. A cuya satisfacción debería consagrarse toda fuerza creadora. En ausencia de tesis fundamentales defendidas con la perseverancia debida, surgen las pequeñas tesis, muy capaces de sembrar el descontento".

Precisa, Justa, Señera, Elemental, u algún otro sinónimo cabría para presentar esta frase y aplicarla a cualquier tipo de pensamiento: Docente, laboral, intelectual, de política social, económica o de soberanía. Por todo esto, debemos entender, que ser Peronista es una obligación de trabajo hacía la patria, hacía el movimiento, y hacía los hombres.

7ma VERDAD

" NINGUN PERONISTA DEBE SENTIRSE MÁS DE LO QUE ES, NI MENOS DE LO QUE DEBE SER. CUANDO UN PERONISTA COMIENZA A SENTIRSE MAS DE LO QUE ES, EMPIEZA A CONVERTIRSE EN OLIGARCA"

Esta verdad esta dirigida para algunos compañeros que se confunden con demasiada rapidez, a la vez que llegan a ocupar distintos cargos de gobiernos, o aquellos que sin ocuparlos se deslizan con total tranquilidad por los caminos del caudillismo y la idolatría, ambiente donde les es fácil actuar confundiendo el pensamiento del Pueblo.

No es este, un pensamiento personal, es la forma de razonar una de las verdades importantes del Justicialismo, sobre ello Perón expresaba "... no se necesita saber mucho ni pensar demasiado para ser un buen ciudadano; solamente se necesita ser bueno, justo, prudente, porque el verdadero tesoro de los hombres, sean estos ricos o pobres, poderosos o humildes, grandes o pequeños, es el poseer un alma templada en los valores morales, que hacen grandes a los hombres y fuertes a los pueblos".

Perón quería inculcar con este pensamiento que la senda a caminar, debe ser la que beneficie a la mayoría, y no en el poder que se concentra en el acto de ganar unas elecciones por más importantes que resulten para el Movimiento.

En este sentido el ejemplo de Evita resulta invalorable "... han de comprender que yo, como mujer del pueblo, al que en ningún momento he de olvidar, lucharé a la par del General, que si abrazó la bandera de los descamisados fue persiguiendo un ideal que no sabe de traiciones ni de renunciamientos" 7-11-46.

Por eso esta verdad analiza y pregona profundamente el mismo ser del peronismo, que no tiene líneas expresas en el sentido práctico de la política, pero si traza y configura un lineamiento conceptual de valores que van más allá de un pensamiento o una identidad individual. Para ello Evita nos da el poderoso argumento de la filosofía política de Perón "... soy Peronista porque deseo el bienestar popular y porque, como Argentina, me he rebelado y debatido en la impotencia, al ver, año tras año, gobierno tras gobierno, la Patria vendida por mercaderes de la soberanía a los capitales foráneos sin patria ni bandera".

Queda poco para explicar después de leer los poderosos pensamientos de Evita, solo queda expresarle a aquellos que bifurcan su política dentro del Partido Peronista, usándolo como trampolín a sus apetitos insaciables de poder, que el camino elegido por ellos, es muy diferente al que nos pregonaron Perón y Eva Perón. Corresponde entonces precisar que el mañana, futuro de nuestro Movimiento, no le pertenece a nadie en especial, pero sí, a aquel que dentro de esta 7ma Verdad, entienda que "... los partidos antiguos estaban armados en forma divergente; cuanto más crecían, más se abrían, porque partían de una base pequeña para que pudieran ser fuerzas convergentes las que actuaban y no tenían doctrina del tipo de la nuestra. Se agrandaban y pupulaban inmensamente los distintos caudillos y caudillitos que eran elementos de disociación y no de convergencia. Nosotros hemos creado una inmensa base que está en nuestra Doctrina y si se practica esa doctrina, cuando más fuerza hagan los hombres más se unen y menos se separan. Es decir, hay más aglutinación política en nuestra organización y menos disociación de fuerzas de cualquier naturaleza".

Entendemos que para algunos, practicar con humildad los momentos de la vida, es difícil, y más compartirlos. Aquí encontraremos entonces, algún compañero equivocado, o lo que más duro, que han infiltrado al Peronismo.

Para terminar, entendamos que, la reflexión, el sentimiento puro, la comprensión, son algunos de los apotemas más subrayados por Perón. Los deberes y los derechos van de la mano en este Sentimiento Político, y no hemos equivocado la frase, ser Peronista, más que participar de un Partido Político, es un Sentimiento, con Justicia, con Solidaridad y con Humildad, la misma que queremos demostrar en estas páginas.

8va VERDAD

" EN LA ACCIÓN POLITICA, LA ESCALA DE VALORES DE TODO PERONISTA ES LA SIGUIENTE: PRIMERO LA PATRIA; DESPUES EL MOVIMIENTO; LUEGO LOS HOMBRES"

Es la filosofía que el General Perón ha logrado impulsar en pocas palabras pero que encierran todo lo concerniente a la actuación en política de todos aquellos que se dicen Peronistas.

Esta escala de valores, suplanta a la denominada lucha de clases, es decir, "todos contra todos de la teoría marxista", que propugna sigilosamente a través de una llamada libertad de los hombres.

Perón recalca con sabiduría que el Peronismo considera a la política como un medio, y no como un fin en sí misma, que justamente es la Verdad N° 9. Al impulsar esta escala, suplanta al sofisma interpretado desde un principio por los antiguos filósofos "sofistas", quienes afirmaban que lo que ellos pensaban o se les ocurría, era realmente la realidad. Pensamiento que más tarde cambiarían Platón y Sócrates vinculando a este tipo de pensadores quienes se vendían por dinero, valiéndose de argucias verbales queriendo demostrar lo indemostrable. Pensamiento que se acercaba a vencer adversarios en una discusión aún sin tener razón.

El General explicaba, "... la filosofía, es lo que ocurre; no lo que a ellos, a los filósofos, se les ocurra", es decir, la terminología de esta verdad, en sus tres sentimientos, es de una enorme importancia, buscando esclarecer el lugar que estratégico cada uno debe ocupar dentro de la política, porque si invertimos la escala, entramos a trabajar en contra de la ciencia, partiendo de la base que la política es considerada una ciencia..

Y Perón es bien claro, definiendo estos conceptos, "... nada ni nadie por encima de la Patria. Solo la providencia de Dios prodigando sus bendiciones. Nosotros unidos para amarla, para idolatrarla y para defenderla", es aquí donde debemos profundizar el conocimiento de nuestra Doctrina. Algunos piensan que el término patria consiste al entorno propio de su figura, ignorando que es el Pueblo el que más quiere a su Patria, y no él solamente. Por eso debe entenderse una de las frases extraordinarias de Perón, "... solo el Pueblo, salvará al Pueblo", el cual aparta sustantivamente al "yo", porque atrás de todo un pueblo unido se conforma una Nación, la cual abraza a toda una Comunidad, y en ella se ligan los aspectos, sociales, culturales, glorias, derrotas, hechos económicos, y todo aquello que representa la vida misma en la historia de los Pueblos.

Un hecho claro representa la Batalla por las Islas Malvinas. Es el Pueblo quien sufrió su pesar, no son soldaditos inútiles los que la defendieron ahora y hace doscientos años. Los que tratan de cambiar estos valores de Patria, Movimiento y Hombres, son los que buscan dividir los pensamientos nacionales, por eso, menosprecian la lucha de nuestros soldados, y atacan justamente por el lado más débil de esta coyuntura, la acción militar.

Estos pensamientos son los que invierten la escala de valores, intentan confundirnos, ocultando que la Patria está por encima de todos. Gobierne, quien gobierne, el Justicialismo le sigue como Movimiento, porque hay que interpretarlo como una filosofía de vida. Cuando el hombre comprenda y respete la palabra Patria, extenderá a través de los conceptos doctrinarios justicialistas lo que es el movimiento, allí comprenderemos al hombre individual porque estará realizado dentro de una Comunidad Organizada, y no actuará fuera de ella.

Cumplimentando esta verdad, estaremos actuando como peronistas.

9na VERDAD

" LA POLÍTICA NO ES PARA NOSOTROS UN FIN, SOLO UN MEDIO PARA EL BIEN DE LA PATRIA; QUE ES LA FELICIDAD DE SUS HIJOS Y LA GRANDEZA DE LA NACIÓN"

Se hace problemático hacer política cuando es realizada por hombres, y es precisamente este pensamiento el usado por la sinarquía para impedir participar en ella, argumentando la carencia de valores de la misma, infunde a no intervenir en ella.

Para el Justicialismo, este pensamiento, es justamente inverso respecto al desarrollo histórico, con respecto al pensamiento filosófico de Aristóteles o Platón, quienes orientaban la política argumentando lo funcional del esclavismo, la orientación hacía la fuerza, y el obedecimiento a los grandes cerebros, los amos.

El Justicialismo toma a la política como un medio, el cual conlleva un accionar, que tiene como objetivo la felicidad de los niños y la grandeza de la Nación.

Quienes distorsionan estos valores, hacen girar el mundo alrededor de una próxima elección, la que debe ser tomada solamente como un acto intermedio. El Pueblo solamente debe premiar el sacrificio que hagan los Peronistas con la más alta abnegación, para llegar a conformar una escalera por la cual ascienda el Pueblo hacía la máxima felicidad y el mayor nivel de bienestar.

Obedecer las leyes es una de las premisas de la sagrada naturaleza, exhibiendo una verdadera vocación política, en la cual el hombre renuncie a todas las individualidades. Como Nación, no debemos comprometernos en una acción que perjudique al Pueblo, sin ingerencias extranjeras, ya que solo contribuiría a desviar el destino común de nuestra Comunidad.

Por eso a través de esta verdad, la espiritualidad con otros Pueblos, debe ser una aproximación hermanal y de recíproca colaboración en todos los campos que ejerce la humanidad. Anhelar una Nación, donde el medio supere al fin, no es una planificación de otro planeta, es la sana convivencia entre los Pueblos. Es la Nación la que no debe malograr los fines para que la libertad no se convierta en libertinaje superviviente.

Perón lo a proclamado "... que la nueva Argentina sea para todos y no para uno pocos", por lo tanto si esta esencial Verdad no es ejecutada, los que dicen gobernar estan ocultando su finalidad política, y por consiguiente traicionan al Movimiento.

Este enunciado de Perón, fue proclamado hasta el cansancio, y si el creador lo ha repetido en miles de oportunidades, es porque ve en la sociedad un cierto relajamiento en su puesta en marcha.

Advertimos desde las primeras líneas la posición de la sinarquía, tanto de derecha como de izquierda, creer en sus pensamientos, nos quitaría la posibilidad, que nos brinda el Justicialismo, de seguir una regla que no esta por demás equivocada.

Hace cincuenta años el Justicialismo levantaba estas banderas, porque entendía que si Jesús pasaba por nuestra patria echaría a los mercaderes que se aprovecharon del Pueblo. Por eso no debemos cometer el error de dejar espacios a inescrupulosos que escudándose en cualquier partido político no son capaces de discutir con gallardía, frente alta y dignidad, los desafíos que nos presenta esta vida cada vez con más velocidad de lo habitual.

Hoy nos enfrentamos a: cesación de pagos internacionales, empréstitos impagos con intereses elevadísimos, economía que está lejos de ser creída, desocupados que nunca terminan de conchabarse porque no hay política de Estado, la violencia que nos carcome el espíritu hasta sembrar miedos, y lo más doloroso la indiferencia del Pueblo que muchas veces se pone del lado del " no te metás", y acaba asqueado de la clase dirigente sin sopesar quien es el bueno y quien el malo, si no encuadramos todo esto dentro de la justicia, seguiremos teniendo corruptos, vividores, e infiltrados que vendidos a la terratenencia logran que pensemos que nuestras ideas son inferiores a las de ellos. ¿ Cuál sería el destino de nuestro país, si pensamos que nosotros no podemos participar de decisiones importantes? Hay una premisa que los dirigentes no alcanzan a comprender o ignoran abiertamente: El Pueblo nunca se equivoca.

10ma VERDAD

" LOS DOS BRAZOS DEL PERONISMO SON LA JUSTICIA SOCIAL Y LA AYUDA SOCIAL. CON ELLOS DAMOS AL PUEBLO UN ABRAZO DE JUSTICIA Y AMOR"

Muchos años de distancia nos separan de la mejor época Peronista (mas de cincuenta años), después de ellos se perdieron infinidad de oportunidades, pero una de ellas es la más esencial y la que más cerca esta del Pueblo: La Justicia Social.

Este brazo por el que lucha el Justicialismo, es la realidad que vislumbró Evita y por la cual dio su vida.

Los que conocen de historia saben que hace varios siglos atrás, la igualdad no era precisamente una ley que abarcaba a todos los Pueblos, tuvo que advenir el Justicialismo para equilibrar una balanza donde el pobre era siempre el que perdía.

Pero una cosa es decirlo, y otra practicarlo, por eso el Justicialismo tomó al toro por las astas y se manifestó expresamente en estos dos sentidos: La Justicia Social y la Ayuda Social. El Pueblo no podía igualarse en poco tiempo, después de siglos de haberse manifestado en su contra, y es tan así, que despaciosamente el Justicialismo inmortalizó los derechos y obligaciones de cada uno en la famosa Constitución Justicialista de 1949, que luego hicieron añicos gobiernos posteriores al Peronismo.

Así, todo un Pueblo vio nacer la protección que necesitaba, y estaba expresada en la Constitución, no era la mera acción de un caudillo que cambiaba un voto a favor por ayuda, cosa que regularmente sucede hoy en día. ¡¡ No!! , era el Justicialismo que ponía toda su Doctrina a favor del mas necesitado, y fue el que hizo tomar conciencia de esta verdad, expresaba Perón, "... todos estos estados de conciencia de nuestro Pueblo son la mejor conquista y el mejor resultado de todas nuestras reformas, porque ni la reforma política, ni la económica, ni la social serían duraderas, a pesar de su consolidación institucional, si no crearen aquellos estados de conciencia"

Y era Perón quien, desde su gobierno, impulsaba la respetuosidad de esta verdad, porque los cuerpos y los espíritus de los seres deben convivir en un territorio lleno de conciencia constituyendo el único camino para lograr y consolidar la paz verdadera. En todos los lugares del mundo hay pobres y ricos, pero la pobreza se combate con ayuda y mejorando el bienestar, no se es rico por tener plata, sino teniendo trabajo, cultura, educación y salud, porque así se es rico espiritualmente. Para lograr esto la base fundamental de toda convivencia es saber que: Para recibir, primero, hay que saber dar.

11ra VERDAD

" EL PERONISMO ANHELA LA UNIDAD NACIONAL Y NO LA LUCHA. DESEA HEROES PERO NO MARTIRES"

Para Perón hubiera sido fácil trastocar los hechos sucedidos el 16 de Septiembre de 1955, cuando fue derrocado el Gobierno Constitucional, los trabajadores estaban en condiciones de hacerlo, pero Perón los envió a sus casas, al igual que el día 16 de Junio del mismo año después del bombardeo a Plaza de Mayo. Fue justamente en esos momentos donde esta verdad surgió esplendorosa y marcó un hito en las historias políticas de los mundos, porque la paz privó sobre los pensamientos individuales y la Unidad Nacional fue salvada, porque el Peronismo replegó sus banderas esperando una pronta solución que nunca llegó.

Las minorías selectas habían triunfado, en nombre hasta de la iglesia, y el territorio argentino fue arrasado con otros tipos de banderas políticas, y el pueblo tuvo que demostrar con el tiempo que la noche negra de la nacionalidad anunciada era solamente eso, negro.

El tiempo que pasó fue mucho, o poco para algunos, pero la Nación armada por Perón desapareció en breve tiempo, y a pesar de su enunciación de la verdad, salió a la calle pidiendo la justicia que le habían quitado los detractores.

Así se entendió la lucha por la Unidad Nacional, la verdadera. Aquella que pregona que para conseguir elementos favorables, debe hacerse por medio del debate, basado en la coincidencia, la comprensión. Esto es lo que representó el Justicialismo, porque idealizó en su persona el entrar de un ladrón a su casa, avasallando derechos y leyes. Por ejemplo José Antonio Primo de Rivera, decía "... la violencia no es censurable sistemáticamente. Lo es cuando se emplea contra la Justicia", y hasta Santo Tomás de Aquino, admitía "... la rebelión contra el tirano".

Como ejemplo debemos volver al tiempo de Malvinas. Un mártir en tiempos de guerra, es el hombre o mujer que todo lo sacrifica, incluso su vida, por la Patria. Realmente es vergonzoso sembrar engaños para proyectar políticas que no contribuyen a la unidad de los pueblos y menos, que mueran en nombre justamente de esos engaños. El Justicialismo cree que la historia argentina está plagada de Mártires, que entregaron su vida para que nosotros no despilfarremos vidas humanas en pos de la continuidad de una política sin la inserción del Pueblo en la misma.

Dice un conocido peronista "...Perón conocía a la Triple A", y él y nosotros también la conocíamos, como conocíamos a los que ponían bombas o atacaban cuarteles matando conscriptos, pero una cosa es conocer y otra cosa, es saber quién es.

12da VERDAD

" EN LA NUEVA ARGENTINA LOS UNICOS PRiVILEGIADOS SON LOS NIÑOS"

Los Peronistas no trabajamos para los historiadores, sino para el Pueblo de nuestro tiempo, a quien debemos ir trasmitiendo la verdad de lo que hicimos e inclusive las nobles intenciones y los grandes sueños que podemos realizar. Aquellos que se han apartado de los caminos del Peronismo desconociendo las Veinte Verdades, están lejos de ser reconocidos como peronistas, aunque ellos no lo entiendan.

Con referencia a esta Verdad, Perón exponía su pensamiento "... nosotros queremos que las futuras generaciones desde la infancia, bajo los gloriosos pliegues de nuestra bandera no puede ni debe haber niños argentinos mal alimentados, tampoco los debe haber que vivan desnutridos, en hogares sin luz y sin calor, luchemos los hombres de este gobierno, porque vosotros, los niños, podáis vivir despreocupados del presente, entregados a vuestros juegos y a vuestros estudios, amparados en una familia cristianamente constituida, seguros del porvenir, ese porvenir sin sombra que se os habrá de entregar en custodia mañana y del que tendréis que responder ante vuestros hijos, como nosotros respondemos ahora, porque son la esperanza de la Patria y el futuro de la Nación".

Cuando Perón se refería a los niños, lo hacía con la sana intención de tratar que se entienda que los años de la niñez son irrecuperables en el tiempo material, pero sí recuperables en el sentido de la memoria. Por ello una infancia protectora y abierta en todos los sentidos hace que el niño la recuerde con nostalgia, y de grande trate de repetir las experiencias vividas con sus propios hijos.

El niño debe ser la esperanza de las generaciones que han visto frustados todos sus ideales. El niño debe ser la alborada mañanera donde el sol resplandezca su vida, porque de esta forma sembraremos el próximo futuro. Por cuanto los gobiernos que no cuidan de sus niños siembran la miseria de su porvenir, porque de la decadencia material y moral se aprovechan de los que esperan agazapados recoger las miserias de los Pueblos empobrecidos, hasta tal punto que entregan sus almas al diablo.

Esto mismo expuso Perón en la Constitución de 1949, porque el Justicialismo trató, por todos los medios, de entregar esa felicidad en la naciente vida de la niñez, y esto debemos recordar a cada momento: "...Cuidado quien no cuida de los niños y los ancianos de su país, porque cae en la ignorancia e indignidad de levantar la corrupción, la violencia y la irrespetuosidad".

Debemos recordar que cuando un ser humano goza de una niñez feliz, desenvolviéndose en ambientes dignos y pacíficos, cuando su cultura le llega por los cauces naturales sin necesidad de sacrificios perturbadores y cuando su espíritu se impregna de la alegría familiar en medio de una Comunidad Organizada, es lógico comprender que cuando las visisitues del aciago presente de la Patria despierta en su conciencia nacional, aquellos valores primogénitos que nacieron en su vida al calor del sagrado pecho materno, impulsen a todas sus células a enfrentarse en clara rebelión contra la negación de la Soberanía Nacional y el avasallamiento de sus derechos patrióticos.

13ra VERDAD

" UN GOBIERNO SIN DOCTRINA ES UN CUERPO SIN ALMA. POR ESO EL PERONISMO TIENE UNA DOCTRINA POLÍTICA, ECONÓMICA SOCIAL; EL JUSTICIALISMO"

Decía Perón "... gobernar no es mandar o decretar, sino, persuadir a los seres humanos a que se comporten solidariamente en procura de su propio bienestar, predicando los gobernantes con el ejemplo inmediato, en cumplimiento de una planificación debidamente estudiada por personas idónes en la materia". El Conductor hacía saber en pocas palabras que él, podía ser el de las ideas, dando a entender que la participación "DE LOS IDONEOS", era seguramente lo que le daría, la real dimensión a la solución de cualquier problema, sin apartarse de los postulados Justicialistas.

Así fue la concepción de esta Verdad, y diecisiete años después del exilio forzado volvió a presentar un programa económico y social, ampliamente consensuado por todos los sectores, porque "... lo salvamos entre todos o no lo salva nadie", palabras textuales, a las cuales debemos agregar las expuestas cuando precisamente presentó la Doctrina Peronista "... siempre pensé que para los movimientos del tipo como el nuestro adquieran, dentro del panorama nacional, la relativa perennidad que ellos necesitan para ser útiles, debe seguir a las etapas de aglutinación de las masas un sentido organizativo, es decir, pasando la primera etapa, que generalmente es gregaria en todos estos movimientos, a la etapa de la organización y de esta etapa de consolidación, porque si no estos movimientos suelen resultar fragmentarios y no cumplen, tanto en el tiempo como en el espacio, con la misión que les está encomendada", y continuando con ese virtuosismo de no creerse que él solo arreglaría la Nación "... sin una manera similar de interpretar y sin una manera similar de sentir, cuanto está todo dicho es inútil, así se grite "Viva Perón" y se llame uno a sí mismo "peronista", para ser Peronista no es suficiente haber intervenido en nuestro movimiento, no es suficiente haber sido elegido para la función dentro del mismo, no es suficiente decirlo y que lo digan los demás, es necesario e imprescindible que cuanto se dice aquí se sienta profundamente".

Todo esto manifiesta un sentido político, que debe ser cumplido a la perfección, en tanto y cuando respondamos a las directivas explícitas de Perón, por ello creó La Doctrina, para que la Nueva Argentina sea de todos y para todos.

Para eso Perón creó la Doctrina Peronista, para tener una Nación con creencia y Cultura profundamente humanista en todo cuando no se oponga y debilite al estado, con sentido y sentimiento estatal en cuanto no anule o tiranice el pensamiento del hombre, inmortalizándola con la frase "... la Nación no puede cancelar su destino ni malograr sus fines para que cierta libertad liberticida sobreviva".

Si quien tiene ante sus ojos los párrafos que anteceden, se detiene a pensar un instante que estos enunciados Doctrinarios tienen mas de cincuenta años y fueron proclamados por Perón, epígrafes que tradujeron en hechos reales miles de soluciones a diferentes problemas que aquejaban al pueblo (incluido en la Constitución Justicialista), podrá comparar la inmensa negatividad de los gobiernos que no se hicieron eco de estos postulados y colocaron los intereses personales delante de los de la Nación. Vendieron sus activos, destruyeron las grandes industrias, entregaron las instituciones bancarias y terminaron marginando al Pueblo de una Justicia Social proclamada hace tantos años.

Por todo esto, seguimos bregando los Peronistas, para volver al cauce que nos manifestara Perón, a pesar de los que argumentan gobernar para el pueblo, y solamente se manifiestan con sus acciones como meros caudillos provinciales, lógicamente debiendo pedir perdón a aquellos que hace doscientos años se jugaron la vida por defender la soberanía de la Patria contra los Ingleses, franceses y brasileños.

14ta VERDAD

" EL JUSTICIALISMO ES UNA NUEVA FILOSOFIA DE LA VIDA. SIMPLE, PRACTICA, PROFUNDAMENTE CRISTIANA Y PROFUNDAMENTE HUMANISTA"

Cuando Perón se abocó a fundamentar los pensamientos de la Doctrina y sus Veinte Verdades no dejó de lado el pensamiento de elevar la cultura, el sistema de trabajo, la dignidad los niños y todos los elementos a los cuales refiere la misma. La principal guía de todos estos pensamientos fue la Doctrina Cristiana, ya que esta organizada por encima de todas las individualidades naturales de la vida, haciendo hincapié en la razón más elemental de la riqueza de la humanidad: EL HOMBRE. Fue Dios Creador quien nos dio las primeras clases magistrales de misión terrenal, porque el hombre está por encima de todas las cosas, y ese hombre así concebido se amalgama en nuestra Doctrina.

Todos sabemos que las diferentes políticas no estan basadas precisamente en la concepción del hombre, están aquellas que dejan al hombre al libre albedrío de sus posibilidades, gane quien gane o pierda quien pierda, y está la otra posibilidad donde los estados son dueños posesiónales de todo lo que el hombre le pueda brindar al estado, otorgándole bienestar y justicia. Respecto a este punto también son claros los conceptos doctrinarios en las Veinte Verdades "... el paso de los años va dejando obsoletas las teorías que no contienen una doctrina práctica y que no se ajustan a las necesidades humanas".

"...es preciso comprender que estamos en plena revolución. Esta revolución no es solamente de la República Argentina, sino de todo el mundo. Hoy es necesario evolucionar hacía nuevas formas, de las cuales la política ha logrado hasta ahora sustraerse, engañando a los pueblos", esta frase que ponemos a consideración de todos, marca efusivamente lo que está pasando en el mundo en el día de hoy, pues Perón la dijo en ¡¡ 1945!!, nos preguntamos ¿Se equivocó Perón?.

Y para profetizar este pensamiento Eva Perón manifestaba "... el Peronismo no se puede entender como una doctrina política, sino la cumbre de un largo camino, como una etapa, la mas alta para la Historia Argentina, y también nosotros pretendemos que sea la más alta para la humanidad en el progreso del hombre"

De esto se entiende al Peronismo como una filosofía de vida, porque dentro de sus postulados se encierra la orientación de la vida del hombre, propone a la humanidad toda, como sistema orientativo comunitario y un modo de vida espiritual por encima de los valores individuales de cada uno. Por ello la realización del hombre está comprometida con la de la Nación, mientras haya un hombre que no se realiza, nunca se realizará la Nación en su vida misma.

Y nuevamente es Perón el que conceptúa sobre el tema de la humanidad "... maravillosa armonía material y espiritual que integra como unidad humana la vida y el destino de la comunidad (...)la observación del hombre tal cual es, en su grandeza y en sus debilidades, en su excelsa dignidad y en sus limitaciones individualidades, que exigen el auxiliar de la sociedad para el cumplimiento de su misión, de su deber, y de su destino".

Y la actriz o pequeña hacedora de radioteatros, para la oligarquía nacional, finaliza una locución sobre el humanismo con estas palabras "... el cuadro que nos presenta Esparta nos hace ver el gran ejemplo del hombre de la humanidad que ha concebido y realizado a través de los años de lucha para convertirse en Pueblo, pasar de la esclavitud a la libertad, de la explotación a la igualdad y de ser un animal de trabajo a sentirse y ser hombre".

RECOMENDAMOS VER PELÍCULA "300"

Con estos ejemplos explicamos porque el Peronismo es una filosofía de vida, porque tiene el sentido que tiene. Quien quiera aceptar el convite que lo acepte, quien quiera ignorar lo escrito por Perón y Evita, que lo ignore, nosotros proponemos simplemente volver a las fuentes, está en cada uno de los Peronistas aceptar o no, el camino que nos describieron a pié puntillas nuestros más grandes líderes.

Al que le quepa el sayo, que se lo ponga.

15ta VERDAD

" COMO DOCTRINA POLÍTICA, EL JUSTICIALISMO REALIZA EL EQUILIBRIO DEL DERECHO DEL INDIVIDUO CON EL DE LA COMUNIDAD"

Lo expresado en la Doctrina Peronista tiene un alto grado de confiabilidad, en tanto y en cuando se respeten al máximo todos sus conceptos. Desde esta verdad se afirma la forma de convivencia, tratando de fortalecer el equilibrio permanente que debe poseer una Comunidad Organizada. Todos los sentidos de trabajo estan objetivizados hacía los inalienables derechos del hombre, tratando que con el sacrificio diario, que brinda a la comunidad, esta le responda generosamente con Paz y Felicidad, elaborando tras de sí, los sentido profundos humanísticos y cristianos.

Perón explicaba este derecho básico teniendo siempre en cuenta la filosofía peronista "... el principio básico fundamental de nuestra Doctrina Justicialista, converge sin retaceos de ninguna especie hacia un estado ideal de armonía entre puntos equidistantes, en la fuerza que se oponen entre sí ", reafirmando lo dicho en el Congreso Internacional de Cardiología del 5 de Septiembre de 1952 "... levantamos la bandera de nuestra Doctrina en defensa del hombre... del hombre auténtico y total... materia y espíritu... inteligencia y corazón, individual pero social, material pero trascendente, limitado pero finito. Así es el hombre para la Doctrina Justicialista del Peronismo, y con esa concepción enfrentamos a un mundo que se derrumba, precisamente por haber destruido al hombre, y nos proponemos levantarlo sobre sus ruinas hasta devolverle las alturas de su excelsa dignidad humana".

En estas pocas líneas se manifiestan con claridad los conceptos Doctrinarios de Perón, y realizar un derecho para que el individuo se pueda realizar en su propia nación no esta en contra de ninguna ley fundamental que defienda estos derechos, por eso se hace raro concensuar las acusaciones que hoy en día se realizan en cuanto a la participación de Perón en dirigir grupos armados oficiales, en cuanto el mismo Perón expresaba "... nosotros no estamos en contra de ninguna doctrina; estamos a favor de la nuestra; nos conformamos con exponer la nuestra y hemos tenido la fortuna de que en esa exposición ha habido una mayoría del Pueblo que ha aceptado y la ha aprobado".

Así, con este pensar, y con esta forma de inculcar, Perón ha sido tres veces Presidente de la Nación Argentina señala además la siguiente frase que aún hoy, muchos compañeros no logran comprender"... la moral Peronista, no exige que el hombre sea sabio, rico, poderoso o grande; exige solamente que sea bueno".

Por eso discutimos que no hay política vieja y política nueva, hay política mala y política buena. Aquel, que realmente acató por años las verdades que mostró el Peronismo durante décadas se merece ser reconocido como tal. Aquellos que hicieron del Peronismo el peldaño usurpador de un pensamiento nacional para socavar sus cimientos, infiltrando ideas extrañas asesinando a mansalva a nuestros compañeros desde 1955, ellos merecen el castigo de la justicia histórica. Quien crea que la Argentina desarrolla su historia política y social con tranquilidad, le comunicamos que hace doscientos años también vivimos colonizados por potencias que manejan las conductas de algunos hombres que venden sus virtudes por el solo hecho de un pedazo de poder, contra ellos estaba Evita y contra ellos nos declaramos nosotros.

Nuestro Líder nos advirtió el 24 de Diciembre de 1973, lo que estaba sucediendo "... el mundo vive horas inciertas. En todas las latitudes de la tierra están sucediendo fenómenos nuevos cargados de peligros y amenazas, producto de la insensatez de los hombres y de la aberración de los sistemas que ellos mismos han puesto en marcha".

El Pueblo necesita volver a conocer la naturaleza que nos ha hecho conocer nuestro creador; conformar la primera sociedad que conoció el mundo a partir de la unión del hombre y la mujer, porque todos ellos; Madres, Padres Hijos, se agrupan en un entorno familiar social que se ha llamado la " célula de la sociedad", y Perón nos señaló con absoluta preescisión el apuntalar esta base, paso fundamental para concretar el Justicialismo. Si la familia no tiene los recursos necesarios para su perfeccionamiento, es el estado, el que tiene que responder a sus necesidades, solo un plan de estado, justo, solidario, cultural, laboral y social, borrará todas las coyunturas problemáticas que tiene una familia.

Para batallar estas ideas, localizadas en el bienestar y la participación del hombre en el estado, se fueron creando falsas opciones, como por ejemplo un estado de anarquía: por un lado, de parte de gente que olvidó desde el estado, que pertenecía a un Movimiento Nacional Justicialista y salió a repeler a injustas prácticas del liberalismo consustanciados con aquellos que tenían como propósito anarquizar o estatizar una política como solución de los pedidos de las masas.

Y es así que se juntaron; el liberalismo que pretendía un mayor lucro aprovechando las circunstancias, y el marxismo que al fin de cuentas lo único que imponía es un férreo régimen de represión, salvo que pensaran diferente que don Carlos Marx.

El Justicialismo, es y será la Tercera Posición.Esta Verdad lo explica taxativamente.

16ta VERDAD

" COMO DOCTRIMA ECONÓMICA, EL JUSTICIALISMO REALIZA LA JUSTICIA SOCIAL, PONIENDO EL CAPITAL AL SERVICIO DE LA ECONOMIA Y ESTA AL SERVICIO DEL BIENESTAR SOCIAL"

Hace tiempo, en Noviembre de 1847, Federico Engels y Carlos Marx, escribieron en Londres un programa para la creación del partido comunista. En el documento sostenían que la historia de toda la sociedad, es la lucha de dos clases, la burguesa y el proletariado. El poder político consistía en obtener, justamente el poder, es decir la batalla entre hombres, y sus fines declaraban " no podrán ser alcanzados sin el trastorno violento de todo orden social". Como consecuencia de ello en 1917, ganan Rusia a través de una revolución y establecieron una dictadura estatal prohibiendo a todos aquellos que se les oponían.

Es decir cambiaron, azúcar por, edulcorante.

Por esto el Justicialismo es diferente, y se expresa en esta Verdad, porque patria hacen pocos, pero la Nación la hacemos entre todos. Para ello necesitamos postulados, que nos permitan guiar nuestros sentidos hacia realizaciones efectivas.

Por ello reclamamos hoy un Plan de Estado. El Justicialismo no debe gobernar sin un plan de estado, y lo comprobó Perón, con el primero y segundo Plan Quinquenal (de sus dos primeras presidencias) y el Plan Trienal (en su tercera). Proyecto, que ningún dirigente de los catalogados peronistas se animó a leerlo, porque seguramente buscaba la integridad de la sociedad y no la posible sabiduría de algún "caudillito" de partido. Nos referimos nada más y nada menos que al: PROYECTO NACIONAL PARA UN MODELO ARGENTINO.

Y es en este punto, donde los Justicialistas estamos en deuda con nuestro Pueblo, porque cuando se trata de aportar algo para la actuación en nuestro Movimiento dentro del manejo del Estado Nacional. No debemos tener miedo de hacer nuestra autocrítica, porque de no hacerla, estaríamos al borde de la equivocación y posiblemente, apoyando algunas de las teorías ideológicas de estas dos líneas políticas con las que comenzamos a desentrañar esta Verdad Peronista.

Los conceptos que verteremos a continuación serán duros aún para nosotros, pero lo debemos enunciar de alguna forma, sino, transgiversaremos nuestro propio pensamiento.

Los Peronistas, entendemos que el capital debe estar al servicio de la economía nacional, y que los dos gobiernos que elegimos electoralmente demostraron no estar aptos para seguir estos postulados. Uno porque volvió a los viejos sistemas liberales de antaño, dejando un tendal de familias desocupadas y otros(que hoy gobiernan), creen que el único compromiso que tienen es favorecer a supuestos aliados que nadan tienen que ver con postulados doctrinarios. No solo los ignoran, sino que además actúan como si fueran ellos los hacedores de la gran patria que creen están realizando.

Lo que no comprende esta gente, es que los Pueblos tienen gran capacidad de sufrimiento, pero cuando sus cauces de contención se quiebran, al igual que las aguas de los mares, arrasan con todo sin discriminación ni selección. Perón recordando dichos, expresaba el pensamiento del dirigente Arabe, Ualid Ben Masab "...vigila a los que trafican con el trigo. Cuando los veas alzar los precios sin causa justificada, ordena al Pueblo se incaute de sus mercancías". Estas líneas, manuscritas el 25 de Enero de 2006, es justamente para aquellos productores individualistas que no ven el trasfondo de luchar por una causa Nacional, y por ello nos preguntamos,¿ Quién sembró a doble mano 60 kilómetros de soja, antes de llegar a Río Cuarto( ¡¡ ENTRE LA RUTA Y EL ALAMBRADO QUE CORRESPONDE A LA PARCELA PARTICULAR !!) , en tierras que no son precisamente particulares?. "...sois libres de trabajar lo que queráis; nadie puede compeleros a que aceptéis unas u otras condiciones, ahora bien, como nosotros somos los ricos, os ofrecemos las condiciones que nos parecen", frase expresada por Don José Antonio Primo de Rivera, en lo referente a la burguesía nacional y el comunismo con su pensamiento hacia el Pueblo.

Los conceptos claros de los gobiernos justicialistas deben estar basados en esta 16ª Verdad, el que no la cumpla, deberá responder en el futuro porque trasgredió los Postulados Justicialistas.

17ma VERDAD

" COMO DOCTRINA SOCIAL EL JUSTICIALISMO REALIZA LA JUSTICIA SOCIAL, QUE DA A CADA PERSONA SU DERECHO EN FUNCIÓN SOCIAL"

Desentrañar la finalidad de esta gran Verdad, si realmente se actúa como Justicialista, no deja de ser ningún secreto.

El sentido que en ella despliega una labor para elevar el nivel de vida de las las familias trabajadoras, nivelar su estado de vida en base a la capacitación, evitando que la situación política y económica sumerja en la miseria a todos aquellos que por diferentes motivos no tuvieron la oportunidad de insertarse en el sistema elemental que necesita la familia para vivir dignamente.

También cuando se ejercita sobre estas situaciones, se debe tener cuidado para no caer en las desviaciones ideológicas expresadas en nuestra doctrina. Como consecuencia de ello el capitalismo usufructúa la vida del individuo contra el individuo, y por el otro el comunismo esclaviza al hombre por el estado, aunque en determinados momentos estas dos líneas se junten y conformen la Sinarquía Internacional, como ha sucedido en muchos lugares del mundo.

Esta apreciación se debe tener en cuenta para no errar la senda que debe seguir el Justicialismo. Debemos reverla porque los dirigentes, a quienes les toca decidir sobre esta materia muchas veces equivocan el camino, desarrollando sus actividades más cerca de las líneas antagónicas del Justicialismo, olvidando la regla elemental de esta Verdad. Perón lo pronuncio de esta forma "... quiero proclamar una vez mas, a voz de cuello, para que lo sepan todos los hombres de la tierra; en nuestra República los hombres han dejado de ser esclavos de la máquina; de instrumento se han convertido en amo y cerebro; y tienen todos los derechos inherentes a la condición humana y los deberes que les impone la convivencia en una sociedad democrática en la que, ocupando las posiciones que ha cada uno le corresponde, tenemos todos exactamente las mismas prerrogativas y derechos".

Estos conceptos son justamente, los que determinan el camino a seguir. Realizar lo contrario, significa estar cerca de las líneas ideológicas antagónicas que explicábamos anteriormente.

Perón conjuga este pensamiento, definiendo certeramente la función del Justicialismo con respecto a la política social "... el mundo capitalista sostiene y sigue sosteniendo como un axioma, a pesar de sus derrotas y de los peligros que amenaza su concepción y la vida misma construida sobre sus principios, que la libertad es un bien absolutamente individual, lo mismo que la propiedad, el capital, la economía, los Peronistas, inspirados en una profunda y autentica realidad humana y social, declaramos, en cambio, que ni la libertad, ni la justicia, ni la cultura, ni el dinero, ni la propiedad son bienes absolutamente individuales, ni absolutamente sociales, por eso sostenemos, cuando nos referimos a la justicia, que no es absolutamente justo que cada uno tenga todo lo que quiera, aunque sea su propio derecho, mientras haya quienes carezcan de lo indispensable para vivir".

Por ello, y dentro de esta concepción filosófica se hace imprescindible la solidaridad, la colaboración y la cooperación, elementos que pueden aglutinarse para alcanzar el nivel que anhela el Justicialismo para lograr una verdadera Nación. No significa quitarle a alguien lo que le pertenece, sino entender por medio de tres conceptos: SOLIDARIDAD, COLABORACION Y COOPERACION, que todos necesitamos de todos. No debe existir división clasista, por eso el Justicialismo no acepta la lucha por la toma del poder, a través de su Doctrina inspira al hombre a participar conjuntamente en unión para resolver los casos de aquellos que no pueden insertarse en la vida de la Nación, y esta es una de bases fundamentales de la unidad de un país dicho por el mismo Perón "... la Nación no ha de realizarse, mientras haya un argentino que no se haya realizado en ella".

Técnicamente, ante estas circunstancias suele aparecer el pensamiento individual. La tarea de infundir el pensamiento Justicialista conlleva una tarea de capacitación en todos los ambientes laborales del país, en lo que se refiere a producción, cultura, educación, salud, etc. Nadie se salva por si solo, por ello para comprender esta parte del pensamiento Justicialista, es necesario que todos los argentinos se sientan como tales, persuadiendo y siendo persuadidos, porque son los hombres los que forman la patria, representando los verdaderos valores morales que necesita todo plan de ejecución social.

18ma VERDAD

" QUREMOS UNA ARGENTINA SOCIALMENTE JUSTA, ECONOMICAMENTE LIBRE Y POLITICAMENTE SOBERANA"

Debemos pensar que este debe ser el objetivo principal de todos los caminos que recorramos. Esta Verdad, ha suscitado infinidad de enfrentamientos, tanto en lo político, religioso, cultural. Etc, porque los fervores y las pasiones superan, en muchos casos, las consideraciones que se deben realizar en un debate para dirimir estas cuestiones. Caso contrario confundiremos nuestros propios pensamientos, llevando al hombre a la encrucijada de luchar por el solo, justamente lo contrario de lo que se debe hacer.

Para que todo esto concuerde, debemos recurrir a los derechos soberanos de cada uno, que están enmarcados en la Constitución Justicialista de 1949, la cual con mas 50 años, nunca caducan sus articulados para el bienestar de nuestro país.

Juan Pablo II, se refería a la preocupación social del mundo "... no sería verdaderamente digno del hombre un tipo de desarrollo que no respetara ni promoviera los derechos humanos, personales y sociales, económicos y políticos, incluidos los derechos de las naciones y de los Pueblos".

Pretender una Argentina Socialmente Justa, es pretender la equitativa distribución de la riqueza, porque el Justicialismo no quiere más ricos y más pobres. Crear riqueza para unos pocos, mientras millones viven en la marginalidad, no es la justicia pretendida, porque definitivamente, trabajar para enriquecer a unos pocos, no es estar en contra solamente de los hombres, sino de la realización de una Nación.

En estos conceptos, el Justicialismo hace hincapié que el esfuerzo debe ser para todos igual, como asi también los derechos y responsabilidades, ya sea de quienes aportan el capital para dar trabajo, como quienes aportan su esfuerzo para realizar la producción, esto conforma una Argentina Socialmente Justa.

En lo que e refiere a Económicamente libre, es demostrar la posibilidad soberana de manejar las riquezas del país y no que algunos usufructúen individualmente sus ganancias. Perón refiriéndose a la nacionalización de los depósitos expresaba "... bueno... el banco será canadiense... pero la plata es argentina... por lo tanto no tienen el derecho de llevarse todo lo que ganaron". La moraleja se basa que como nación defendíamos nuestros derechos nacionales de libertad, tanto para el inversor, como para la Nación, aplicando el mismo concepto de la verdadera distribución de la riqueza. En su encíclica el Papa Juan Pablo II, también lo remarca "... por desgracia, bajo el aspecto económico, los países en vías de desarrollo son muchos más que los desarrollados; las multitudes humanas que carecen de los bienes y de los servicios ofrecidos por el desarrollo, son bastantes más numerosas de las que disfrutan de ellos".

La obsesión por el poder económico desarrollada a través del dinero, es uno de los enigmas que trata de resolver el Justicialismo, en base a lo sucedido en el siglo XV antes de Cristo, donde Licurgo realizó el primer acto más trascendente de la antigüedad, quitando las tierras a los terratenientes y entregándosela al Pueblo.Es bien sabido el dicho que "... la tierra es para el que la trabaja", sin quitar la obligatoriedad de la propiedad privada pensada por algunos, también es un derecho elemental que la "... maravillosa armonía material y espiritual que integra como unidad humana la vida y el destino de la comunidad", se desarrolle dentro de los conceptos de igualdad que propone el Justicialismo, porque todos sabemos "... la hora del capitalismo se ha terminado, llegó la Hora de los Pueblos".

En la tercera parte de esta Verdad, el Justicialismo propone una Nación Políticamente Soberana, eso conlleva la independencia de los Pueblos, representada en la libre determinación de elegir a quienes lo dirijan. No somos nosotros los que debemos inmiscuirnos en la determinación de los pueblos, son ellos, los que culturalmente, socialmente o políticamente pueden ser diferentes a lo que nosotros pensamos, pero no por ello debemos introducirnos en la voluntad popular de lo que ellos elijan.

Estos conceptos doctrinarios, fueron propulsados por Perón a través de sus ideales, son los que mismos que el Justicialismo lleva como bandera, porque el tiempo no puede perimir verdades absolutas como estos tres conceptos. La prueba de ello, se vé en muchos lugares del mundo, donde las fuerzas de ocupación de la globalización, hace por la fuerza lo que no puede hacer con su pensamiento político, lo que tiene una sola respuesta, o está perimido en su base sustancial de lo humano, o bien se está conformando un nuevo imperio pretoriano que solo conoce el uso de la fuerza para proyectar sus conceptos.

Los Pueblos, cada uno en el hemisferio que corresponda, deben tener su Constitución Nacional. Quienes violen esos derechos, están atropellando los derechos del Pueblo. El Justicialismo pretende una Nación Políticamente Soberana, se es soberano cuando se concurre a votar, eligiendo a sus gobernantes. El Justicialismo marca con rotundo énfasis que se es difamador del Pueblo, cuando el gobierno no hace lo que el Pueblo quiere, y cuando elementos extraños a la región, pretenden socavar los principios de la constitución argumentando la libertad y los derechos humanos, colocándose como representante de ese pueblo que convenientemente responde a sus políticas.

19va VERDAD

" CONSTITUIMOS UN GOBIERNO

En esta Verdad, el Justicialismo propone la fórmula donde se puede edificar la felicidad del Pueblo. En primer término hace cincuenta años Perón manifestaba "... un gobierno centralizado donde todas las fuerzas que labran la riqueza nacional se vean seriamente representadas, dando lugar a los diferentes sectores sociales para que expresen en una mesa de acuerdos, sus anhelos, posibilita una dirección justa y eficaz". Debemos recordar que también propuso en un gran documento las directivas que propugnaban la: UNIDAD, SOLIDARIDAD Y ORGANIZACIÓN, y volviendo 50 años atrás "... el régimen Justicialista tiene tres gradaciones: En el orden institucional, un gobierno centralizado donde nadie discute otro derecho que sacrificarse por el Pueblo, único derecho para los hombres de gobierno; un Estado organizado, dependiente de ese gobierno; y un Pueblo libremente organizado como el Pueblo quería organizarse y dirigido y representado por hombres que surjan de ese mismo Pueblo, sin presión de ninguna naturaleza". El 1 de Mayo de 1974, presentó el MODELO ARGENTINO PARA UN PROYECTO NACIONAL, donde fijaba las pautas a debatir, poniendo al Justicialismo a disposición de todos los sectores que desarrollan sus tareas en la Nación, determinando algunos ítems para el debate, como por ejemplo cultura, educación, y ecología (materia que desde 1947 venía hablando el Justicialismo) .

Con referencia al Pueblo libre, el Justicialismo fue el que propuso la ley sobre las Asociaciones Profesionales donde se les permite a los trabajadores la defensa de sus derechos en igualdad de condiciones dentro de una sociedad, donde fluyen todos los derechos propios de una comunidad organizada. De esta forma el Justicialismo encara políticamente la propuesta de una TERCERA POSICION donde se respeta al hombre como valor absoluto, diferenciándose del capitalismo, eje político de la lucha del hombre contra el hombre y el comunismo con su explotación del estado contra el hombre.

20ma VERDAD

" EN ESTA TIERRA LO MEJOR QUE TENEMOS ES EL PUEBLO"

Manifestó Evita "... solamente los fanáticos, que son idealistas y son sectarios, no se entregan. Los fríos, los indiferentes, no deben servir al Pueblo. No pueden servirlo aunque quieran. Para servir al pueblo hay que estar dispuesto a todo, incluso a morir. Los fríos no mueren por la una causa, sino de casualidad. Los fanáticos sí".

Sobre su Pueblo, manifestó Perón "... los Pueblos elevan su estatura sobre las fronteras después de haber logrado su unidad y formado su conciencia nacional", por esto el Justicialismo expresa que lo mejor que tenemos es el Pueblo. Por estas frases, de las miles que impregnaron en su vida Perón y Evita, el Justicialismo esta despojado de su mejor virtud, la elección de sus propios candidatos.

El Justicialismo es mucho más, de lo que hoy lo representan, porque en su momento, hace 50 años Perón tuvo esa visión "... nos encontramos con un Pueblo que durante 100 años había sido explotado y engañado por quienes le habían prometido todo; olvidado y vendido por quienes tenían la obligación de servirlo con lealtad; y traicionando permanentemente por una oligarquía sin escrúpulos".

Es nuestro deber, volver a materializar ese anuncio pronunciado hace 50 años, regresar a las fuentes. Concluimos esta Verdad con lo escrito por el Gral. a pocos días de su muerte "... la historia no tiene apuros y plasmará su gesta gloriosa mucho más allá de la propia existencia humana, sus páginas estarán escritas por la realidad de un Pueblo que supo amar y defender a quien todo lo entregó a su servicio".

Quiera Dios, que a los Compañeros que actúan dentro de nuestro partido comprendan la real situación de un pensamiento político que soñó y personificó Perón.

LOS GRANDES PUEBLOS SON AQUELLOS QUE QUIEREN SERLO. ES EL PUEBLO EL ÚNICO QUE PUEDE SALVAR AL PUEBLO.

Este trabajo se realizó desde PERÓN... Vence al tiempo, consultando las siguientes biografías:

Las Veinte Verdades del Justicialismo, Presidencia de la Nación, Secretaría de Prensa y Difusión.

Patria Peronista, Organo de Reafirmación Doctrinaria.

Habla Perón, Conceptos de autoría del General Juan Domingo Perón.

Comunidad Organizada, General Juan Domingo Perón.

Los Derechos del Trabajador, Carlos de Zabalía.

La Comunidad Organizada y el Estado Justicialista, Presidencia de la Nación, Secretaría de Prensa y Difusión.

Mi Mensaje, Eva Perón.

Manual del Peronista, Consejo del Partido Justicialista de General San Martín.

Pensamiento a los Compañeros, Asociación Profesionales Justicialistas de Capital Federal.

Conducción Política, General Juan Domingo Perón.

La Palabra, el Pensamiento y la Acción, Eva Perón.

Constitución de la Nación Argentina 1949, Ediciones Realidad Política.

Manual de Doctrina y Organización Nacional, Ministerio de Ejército, Dirección General de Difusión

Comentarios al Respecto:

Guillermo Mircovich, PERÓN... Vence al Tiempo.

Author: Guillermo Sebastián Mircovich

  • Visto: 18929

Actualidad desde una concepción peronista

  • Estrategias del Tero De Pusilánimes e Idiotas Útiles

    Estrategias del Tero De Pusilánimes e Idiotas Útiles

    No hay peor ciego que el que se deja asesorar por un progresista. Dirigentes Tilingos rejuntados con Fubistas gorilas. La nueva Ley de Educación como señal de claudicación soberana. Caballo de Troya del Secesionismo Colonial legalizado. ¿Desde cuando la población aborigen ha sido expulsada del seno de la comunidad argentina?

    Nota Completa...

  • Lealtad o pirotecnia discursiva*

    Lealtad o pirotecnia discursiva*

    Regalarle títulos a la prensa hegemónica, intentar esmerilar la relación entre la presidenta y los trabajadores a menos de un mes de las elecciones no parece una política madura por parte de algunos dirigentes obreros.

    Nota Completa...

  • El Peronismo Que Vive Con Peron Y El Que Quieren Los Peronistas

    El Peronismo Que Vive Con Peron Y El Que Quieren Los Peronistas

    Ayer, 6 de Julio de 2009 amaneció lluvioso, terminé de garabatear los últimos toques de la nota sobre la derrota peronista del 28 de Julio de 2009, si es que se le puede llamar derrota, ya que, si cerramos los números dentro de los que de alguna forma representaron al " Peronismo", nos encontraríamos con más de un 65 % de votos a favor, pero el que realmente piensa como peronista y escuchó las propuestas de los candidatos entre comillas, las preposiciones distan mucho de ser lo deseado por los que sienten, viven, pregonan y luchan por las ideas del viejo general.

    Nota Completa...

  • Elegí un final para tu cuento

    Elegí un final para tu cuento

    Como en los cuentos en los que se llega a un punto y se puede volver atrás, o al llegar al final se puede elegir entre varios desenlaces distintos según uno elija, así está hoy nuestro Pueblo.

    Nota Completa...

  • Contra la Infiltración, Evita con Perón

    Aquellos que iniciamos ya hace unos cuantos años la "RESISTENCIA CULTURAL" pretendemos advertir a los compañeros sobre una de las tantas luchas que en varios frentes se nos presentan y por la cual recomendamos no perder la brujula que nos guía: LA DOCTRINA JUSTICIALISTA. Hoy diversos grupos intentan la separación politica y sentimental de nuestra "abanderada" EVA PERON de su gran amor Juan Perón.  No lo debemos, bajo ninguna circunstancia, permitir.

    Nota Completa...

  • De las políticas y Las Dependencias Globales Pinchadas

    De las políticas y Las Dependencias Globales Pinchadas

    De hijos y entenados, se están llenando los huecos geográficos, con y sin fronteras, con o sin murallas, pero todas consonantes con un "equilibrio".

    Nota Completa...

  • Formar en “modo peronista”

    Formar en “modo peronista”

    A veces hablamos con jóvenes militantes del peronismo, del frente de todos, de sindicatos o movimientos sociales, etc., y se da en mas de los que se cree un fuerte desprecio, a la formación política, a la formación integral de un cuadro político, sindical, o social.

    Nota Completa...

  • Relajate, y deja gobernar

    Relajate, y deja gobernar

    Durante la semana muchos compañeros te preguntan la opinión sobre Vicentin, y uno trata de dar la visión con los fundamentos necesarios y tratando de que la opinión sirva y sume.

    Nota Completa...

  • Beneficio Social*

    alfredozaiatPropiedad privada o estatal. Concesionario que no invierte y mayores controles estatales. Reducir subsidios públicos y ganancias de las empresas que administran la red. Todas esas nociones y otras vinculadas con la gestión que se reiteran, aún más luego de la estación horror de Once, forman parte del deterioro conceptual y, por lo tanto, del servicio ferroviario, debido a que se han alterado ideas básicas de lo que implica un sistema de transporte público de pasajeros. Desde la exitosa campaña de doña Rosa, alentada por intereses diversos y por medios hoy indignados, se intensificó la utilización de categorías económicas comunes que distorsionaron, y lo siguen haciendo, cuando se habla de los trenes: empresa privada, lucro, servicios rentables, ramales no productivos, subsidios estatales, concesionarios privados. Todos conceptos que, tal como se entienden para otros sectores económicos, desfiguran hasta ocultar lo esencial del servicio ferroviario: el "beneficio social", que también es una categoría económica pese a su escasa utilización en análisis tradicionales.

    Nota Completa...

  • Hay que matar a Perón

    Los que transitamos fervorosamente el camino signado por la politica Peronista, o los que de alguna forma adhirieron al objetivo propuesto por el General Perón, donde sobre una condición filosófica doctrinaria planificada, la Nación se preparara para realizarse en un gran país, sabemos que de alguna forma, para que esto no ocurra: HAY QUE MATAR A PERON.

    Nota Completa...

  • LA DESIGNACIÓN DE FORSTER Y EL PROBLEMA DEL PENSAMIENTO NACIONAL

    LA DESIGNACIÓN DE FORSTER Y EL PROBLEMA DEL PENSAMIENTO NACIONAL

    El nombramiento de Ricardo Forster al frente una repartición de ambiciosa denominación, vuelve a proponer un tema que viene del fondo de nuestra historia: cómo es nuestra cultura y cuál es su papel en la definición de nuestra identidad.

    Nota Completa...

  • El futuro descansa en los trabajadores unidos y organizados

    Transito el tramo final de vida. Si bien sólo es Dios el que fija la hora de la partida desde este mundo, cuando se ha caminado por el mismo durante más de tres cuartos de siglo, cabe suponer que ha de llegar la hora del descanso.

    El General Perón, con quien tuve el privilegio de compartir la vida, en sus momentos más graves y difíciles, enfrentando insospechadas vicisitudes del destierro en Panamá, Venezuela y República Dominicana, solía reflexionar sobre la necesidad de estar siempre preparados para presentarse ante ese desconocido, pero insobornable tribunal al que nos llaman.

    Nota Completa...