Volver al Coronel Perón

El 4 de junio de 1943 se produjo días después del anuncio surgido de la Cámara de Comercio Argentino-Británica de que el próximo presidente sería Robustiano Patrón Costa, socio de los ingleses en el monopolio del azúcar. Allí comenzamos a conocer al Coronel Juan Perón desde la Secretaría de Trabajo y Previsión.

Su mensaje era directo y simple señalando con obras al enemigo principal de aquellos tiempos: el Imperio Británico. Este dominaba nuestra economía y finanzas y por ende la política nacional y la cultura. La historia misma del país estaba amoldada a sus intereses, borrando un pasado glorioso de luchas populares. Todos los intentos de colonizarnos por la fuerza fracasaron. Pero luego, corrompiendo aun más a la oligarquía siempre cipaya, nos redujeron a una republiqueta bananera. Nos convertimos en exportadores de alimentos y materias primas e importadores de manufacturas, todo en manos de los ingleses. “Una virtual colonia británica”, según lo declarara el vicepresidente “Julito” Roca.

Explotación desvergonzada

Los barcos ingleses partían de Buenos Aires y Rosario cargados de granos y carnes que ellos revendían en Europa. Más las pocas manufacturas que traían esas naves les obligaba a volver con lastre para poder navegar. Y hasta ese peso muerto lo aprovechaban con piedras trabajadas en el viejo mundo como adoquines. Con ellos “pavimentaron” todas las ciudades del país, incluso en las provincias situadas al pie de la cordillera. Los jóvenes no podíamos creerlo. Como llevarse nuestros cueros y vendernos las pelotas de fútbol y el calzado para el pueblo era la alpargata. Y seguían las burlas depredadoras.

El Coronel Juan Perón pronto nos llenó de orgullo demostrándonos con hechos que salíamos de la esclavitud.

 

El nacionalismo se hizo bandera

Antes de Perón ya existía un nacionalismo en minorías acalladas por la prepotencia del dinero y gobernantes surgidos del fraude que llamaban “patriótico”. Pero tomaron fuerza e influencia los maestros del patriotismo nacional.

Los jóvenes de entonces leíamos esos libros “malditos” que editaba el valeroso Arturo Peña Lillo. Era poco lo que podíamos hacer detrás de ellos, salvo manifestaciones por Malvinas o contra el imperialismo, al precio de duras represiones policiales y la cárcel.

Cuando apareció el Coronel Perón todo comenzó a cambiar. Los nacionalistas aceptaron la popularidad que la justicia social reforzaba sus ideas de soberanía política e independencia económica. Así, con esas seis palabras de color azul y blanco y con una intensa obra para concretarlas como ideales innegociables, el criollaje aumentó su autoestima y lo siguió.

Ni Braden ni la oligarquía pudieron con esas olas humanas que ganaron pacíficamente las calles a cada convocatoria del líder y hasta se autoconvocaban para darle ánimo y defenderlo, como ocurriera el 17 de octubre de 1945. El buenazo de Yrigóyen, tan querido, ni ningún otro político había provocado en la historia una pueblada tan decidida a abrirse las camisas y poner el pecho.

 

Perón sigue convocando a la unidad

Según las últimas elecciones presidenciales, los justicialistas han demostrado que continúan siendo mayoría. Pero traiciones, clientelismo y apetitos desmedidos, siguen dividiendo para entregarnos al nuevo imperialismo, ahora anglo-yanqui.

El visionario estadista en que se convirtió el Coronel, dijo en 1974, poco antes de morir, cuando no se miente, frente al grabador del compañero Enrique Pavón Pereyra y escritas en el libro “Yo Perón” (pág. 418) algo que no nos cansamos de repetir:

“Si alguna vez llegase a haber otro golpe (que lo hubo), el pueblo quedará tan derrotado, que la vuelta constitucional servirá solamente para garantizar con el voto popular, los intereses del imperialismo y de sus cipayos nativos”.

Pero los golpes no nos mataron. Sabido es que “el tirano al único que no puede matar es al heredero”. Y el peronismo los tiene y bien adoctrinados.

No faltan los mamarrachos (“cualquier cacatúa sueña con la pinta de Carlos Gardel”) que forman partiditos para una banca en el Congreso. Hacer la unidad bajo las tres banderas fundacionales del Coronel es hoy un deber. No debemos escatimar    sacrificios ni costos. Como diría el General San Martín, “andaremos en pelotas como nuestros paisanos los indios, pues lo primero es ser libres. Lo demás no importa.”

Con ese objetivo debemos volver a ganar las calles y la Plaza de Mayo con determinación y la alegría de tiempos pasados. Si los “dirigentes” lo comprenden, por esa vía de las tres banderas, y solo por ese camino, obtendrían el compromiso del pueblo para vencer al imperialismo y llevarnos a concretar el sueño de San Martín y Bolívar: la Patria Grande.Suramericana.

 

Podemos

Un compañero de la Resistencia Peronista, Osvaldo Agosto, ha dicho con razón que “hay muchos ‘peronistas’ pero no hay peronismo”.

Uno de los primeros grupos que surgió en setiembre de 1955 iniciando la heroica Resistencia Peronista, protestones incorregibles sin ninguna militancia comiteril, al ser derrocado por la traición el líder, formaron los llamados “Comandos Coronel Perón”. Lucharon hasta el sacrificio y retornó.

Volver al Coronel es volver a las fuentes más puras, estimulando a la unidad nacional y a la Unión Suramericana, llamando en su nombre a defendernos como él lo decía directamente. Ahora el enemigo no es una interna más, es el  imperialismo.

Por la Patria Grande,

¡¡VOLVAMOS AL CORONEL PERÓN!!


  • Visto: 2743

Actualidad desde una concepción peronista

  • La rebeldía en el Luna Park

    jorge_gilesHabló Cristina y la utopia volvió en las voces de miles de jóvenes que corearon su nombre y el de Néstor Kirchner, allí presente.

     
    La rebeldía gobierna, mientras la oposición conservadora almuerza con Magnetto.

    Un verdadero Síndrome del Bicentenario.

    En la historia de los pueblos, las transformaciones suceden cuando el sujeto del cambio está constituido por los jóvenes y los trabajadores, en estado de rebeldía.

    Sin rebeldía contra las injusticias, no hay cambio social.

    Nota Completa...

  • Pensamiento nacional y bicentenario

    panchopestanha"Hemos edificado toda nuestra vida con elementos prestados desdeñando todo lo propio, todo lo genuinamente nuestro, todo lo que llamo genio facúndico para designar sensiblemente –con una figura de representativa y rancia reciedumbre humana y popular– la expresión argentina. Nos hemos esforzado en cercenar nuestra historia colocando una fecha –1810– como el hito de una ‘zona de nadie’ separativa de dos mundos. Del mismo modo, aquella fecha que para ser histórica necesitó los siglos históricos precedentes, nos ha sido presentada siempre no como una continuidad sino como una negación. Como una obstinada y tozuda negación, a virtud de la cual hemos sacrificado nuestra ideosincracia existencial en el insano empeño de asumir una fisonomía copiada. Hemos cedido lo esencial por una copia. La copia de algo que ahora resulta efímero y deleznable.”

    Nota Completa...

  • Sarlo y la hegemonía comunicacional oficialista

    pablo_vazquez

    En estos tiempos de riqueza en debates y relecturas históricas Beatriz Sarlo realizó un interesante aporte en su último libro La audacia y el cálculo sobre los años de gobierno del ex presidente Néstor Kirchner.

    Diversos periodistas y escritores han realizado aportes de dispar valía, pero este último texto contribuye a pensar (y pensarnos) en el marco de los cambio políticos culturales producidos desde el 2003 y que hoy conduce la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner cimentando nuestro proyecto nacional y popular.

    Nota Completa...

  • LA DESIGNACIÓN DE FORSTER Y EL PROBLEMA DEL PENSAMIENTO NACIONAL

    LA DESIGNACIÓN DE FORSTER Y EL PROBLEMA DEL PENSAMIENTO NACIONAL

    El nombramiento de Ricardo Forster al frente una repartición de ambiciosa denominación, vuelve a proponer un tema que viene del fondo de nuestra historia: cómo es nuestra cultura y cuál es su papel en la definición de nuestra identidad.

    Nota Completa...

  • Mariano Grondona vs. La Patria Grande?

    Mariano Grondona vs. La Patria Grande?

    Mariano Grondona, en su columna dominical de la Nación, se refirió al recientemente creado Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego. (Ver http://www.lanacion.com.ar/1429933-la-batalla-cultural-ha-llegado-hasta-la-historia-argentina).

    Nota Completa...

  • Presentaron "¿Existe un Pensamiento Nacional?", de Francisco Pestanha

    presentacion_libro_pestanha_00Publicado por el sello Fabro, esta segunda edición corregida y aumentada -con prólogo del poeta, crítico literario e investigador Ernesto Goldar- reúne una serie de ensayos que apuntan a "la puesta en movimiento de un profundo proceso de acción intelectual militante".

    La presentación corrió por cuenta de Aníbal Torretta, secretario de Asuntos Juveniles del Sindicato de Municipales y de las 62 Organizaciones-Capital Federal; Patricio Mircovich, secretario de Prensa del Sindicato Unico de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires; César González Trejo, veterano de guerra de Malvinas, y Martín García, presidente de la agencia Télam.

    Nota Completa...

  • LO INÉDITO. (Para pensar en los bordes de lo sabido)

    Umberto Eco plantea que tenemos los nombres, pero perdimos la cosa que nombran; sobre esta concepción tan amplia y profunda, permito hacerme partícipe siguiendo a los que saben, y afirmando que no transitamos una época de cambios, sino un cambio de época.

    Son momentos de ruptura, de alteración. El mundo no es lo que era, ni volverá atrás.

    Nota Completa...

  • Néstor Kirchner... El último Zoon Politikon

    Gabriel A.FossaDado los acontecimientos recientes del fallecimiento nuestro Conductor ex presidente

    Néstor Kirchner, y candidato a las próximas elecciones con serias posibilidades de haber sido posiblemente el futuro presidente... ya truncada por la realidad conocida.

    Me cuestioné la siguiente pregunta... y creo seguramente de muchos compatriotas... de quién iba a ocupar semejante espacio político en la argentina para conducir la nación. ?

    Nota Completa...

  • La Unidad Es Básica

    La Unidad Es Básica

    Nadie a esta altura se atrevería a negar la importancia que se merecen esos divinos antros de sociabilización, unidad y solidaridad donde la mayoría de los que tenemos alrededor de 30 años pudimos dar nuestros primeros pasos como niños militantes.

    Nota Completa...

  • El trasvasamiento generacional... ¿Y si lo hacemos tirando todos los dias un viejo por la ventana?

    El trasvasamiento generacional... ¿Y si lo hacemos tirando todos los dias un viejo por la ventana?

    "El peronismo será revolucionario,
    o no será nada"

    Polemizar era la una de las experiencias más formadoras en épocas donde la política formaba parte fundamental en la construcción de la sociedad en su conjunto, y no como hoy de cierta "elite" a la que se le brinda esta posibilidad de participar, mediante la venia de algún que otro "tilingo".

    Nota Completa...

  • El futuro descansa en los trabajadores unidos y organizados

    Transito el tramo final de vida. Si bien sólo es Dios el que fija la hora de la partida desde este mundo, cuando se ha caminado por el mismo durante más de tres cuartos de siglo, cabe suponer que ha de llegar la hora del descanso.

    El General Perón, con quien tuve el privilegio de compartir la vida, en sus momentos más graves y difíciles, enfrentando insospechadas vicisitudes del destierro en Panamá, Venezuela y República Dominicana, solía reflexionar sobre la necesidad de estar siempre preparados para presentarse ante ese desconocido, pero insobornable tribunal al que nos llaman.

    Nota Completa...

  • “Tercer milenio, juventud sin compromiso”

    En el trascurso de estas últimas décadas hemos observado con desazón que hay cada vez menos jóvenes militantes, esto se puede dar por varios factores que pueden ser: descontento, disconformidad, escepticismo, falta de oportunidades, etc, etc., de ellos y en más de una oportunidad trasladada de padres a hijos.

    Un factor implícito que hiere de muerte a los jóvenes es eso que está prohibido pero al alcance de las manos, esta ahí.

    Nota Completa...