MALVINAS Y GIBRALTAR ANTE EL COLONIALISMO DE LAS MULTINACIONALES

Esta nota intenta llamar la atención de la ciudadanía en general, sobre las últimas novedades en el proceder de Gran Bretaña ante el caso Gibraltar por sus similitudes perversas con el tema de nuestras Malvinas. La situación actual aconseja motorizar acciones conjuntas estratégicas con cuantos pueblos padecen dominios coloniales. Argentina y la Unión Suramericana deben luchar en especial por la descolonización del subcontinente incluyendo a la llamada Guayana Francesa. El tema merece comenzar a reflexionar en común con un abierto debate para retomar la iniciativa y poner en marcha políticas activas.

Gibraltar con más de tres  siglos como  colonia

En el 2004 el colonialismo de las multinacionales, inventado y explotado por el Imperio Británico, celebró con bombos, platillos y pitos catalanes, el tricentenario de su apoderamiento de la península de Gibraltar el 24 de julio de 1704. El operativo se realizó aprovechando que España estaba sumergida en una feroz Guerra de Sucesión monárquica (1701-1714). La toma a sangre y fuego fue concretada por el almirante sir George Rooke, al frente de una flota con 2.200 hombres, luego de vencer a los 70 españoles defensores de la fortaleza, previo cañoneo desde el mar.

Los fuegos artificiales y cañonazos de júbilo de los festejos del 2004, fueron presenciados y escuchados en directo desde muchos pueblos andaluces costeros y por televisión por el resto de los indignados españoles, pues El Peñón, o La Rocano es una isla separada de Europa, sino una prolongación del territorio hispano, haciendo hoy de frontera una coqueta y humillante verja.

Antes de Cristo, estuvieron allí los fenicios y después los cartagineses. Los griegos arribaron llamándolo Calpe, como una de las columnas de Hercules, marcando el fin del mundo hasta entonces conocido.

Desde antes del Siglo I y principios de nuestra era, ya dominaba Roma en El Peñón, fundando la colonia Julia Calpe. Le siguieron después los árabes. Con el comienzo de la expulsión de los moros, España recupera a Gibraltar en 1462.

Terminada la Guerra de Sucesión y la consecuente pérdida de su imperio español europeo, se reparten sus despojos los nuevos conquistadores del viejo mundo. El 13 de julio de 1713 se firma la capitulación (o sea una rendición) por medio del mal llamado Tratado de Utrech (nombre de la provincia holandesa donde tuvo inicio). El documento fue impuesto por FranciaInglaterra y Holanda y la obligada aceptación de España. Esta última solo ganó el reconocimiento de la corona hispana  para Felipe V de Anjou. También hubieron varios beneficiarios de ese “tratado”. Entre ellos, a Austria se le reconoce soberanía sobre el Milanesado, Nápoles, Toscaza y Cerdeña. El Duque de Savoya se queda con Sicilia. Prusia obtiene el Alto Güeldres. Portugal logró la Colonia de Sacramento, con muchas repercusiones en Suramérica.

La corona inglesa aprovecha para hacerse reconocer como suya a Menorca, que volvería a España en 1802. Pero también “legaliza” su violenta conquista de Gibraltar, que recibe como base militar sujeta a diversos condicionamientos limitativos de su tenencia, sin derechos soberanos ni en calidad de colonia. De allí no se han movido hasta hoy, a pesar de tres intentos fallidos españoles por recuperarlo, realizados en 1727, 1729 y 1783. Gibraltar, originariamente de solo 3 K2, ahora (2009) tiene más de 6,5 K2. Una larga lista de concesiones y de arbitrarios “hechos consumados” han permitido las ampliaciones en espacios y “derechos”, sin  interrupción.

 ¿Hubo una política anticolonial española?

La política más firme por la recuperación del Peñón, se reconoce ahora, se registró después de la Segunda Guerra Mundial durante el gobierno franquista, cuando se implementaron toda clase de limitaciones hasta llegar a cerrarle la verja impidiéndole la comunicación con tierra española. Se privó a la colonia el uso de las aguas territoriales y se prohibió a los ingleses sobrevolar el espacio aéreo español, indispensable para las maniobras de despegues y aterrizajes de aviones. Así se perturbó la llegada de turistas y de aprovisionamientos importantes para su sostenimiento y comercio. Tales disposiciones estuvieron a punto de obligar negociar seriamente la soberanía. Mas todo se volvió atrás en los sucesivos gobiernos de izquierda y derecha que anularon las disposiciones aplicadas por Madrid y en cambio les acordaron todo cuanto pidieron los británicos y aun toleraron en silencio violaciones a la soberanía hispana sin autorización. Tanto se excedieron los ingleses que abarcando otros campos como las especulaciones financieras, el lavado de dinero, el contrabando (hasta de drogas) y el tráfico de personas. Hoy tienen puerto libre para pasar a España mercaderías a precios difíciles de competir, de productos no solo británicos sino de procedencia de países diversos por la excepción de impuestos.

Gibraltar como paraíso fiscal

Gibraltar registra cerca de 50.000 sociedades de fantasía, útiles para negocios mafiosos, a pesar de que la Unión Europea afirme combatirlas y hasta ha editado una lista negra de las mismas. A qué extremos habrán llegado que la justicia de Nueva York está investigando en estos momentos a firmas falsamente quebradas por manejos de fondos ilícitos utilizando a La Roca. Ante escándalos inocultables y comprometiendo cuantiosos montos, el gobierno alemán, con pruebas a la vista de manejos financieros fraudulentos de bancos helvéticos que la afectaron, está exigiendo se incluya a Suiza en la lista negra de paraísos fiscales en complicidad con otros sitios similares, sin descartar Gibraltar. Los principales reductos mafiosos en Europa y el mundo, están dominados por SuizaGran Bretaña y Francia.

Ya no es un secreto para nadie que Suiza captó capitales y bienes procedentes de judíos y otros perseguidos por los nazis y al desaparecer éstos, se quedaron con todos esos valores. Pero ante pruebas irrefutables del criminal proceder debieron pactar indemnizaciones multimillonarias a estafados o sus herederos. Lo que no ha quedado bien en claro es el destino dado por los financistas suizos a los dineros, joyas y bienes que jerarcas nazis pusieron en sus manos y no pudieron después recuperarlos.

Más avances colonialistas sobre Gibraltar

Los colonialistas no pararon allí sus maniobras y fueron logrando que se les permitiera usar tierra y espacio aéreo para construir un aeropuerto para grandes aviones y atraer al turismo ahora una importante fuente de ingresos. Por las suyas, declararon como aguas territoriales las adyacencias del puerto de Gibraltar, pero como este es insuficiente para el gran movimiento de naves, utilizan sin problemas los puertos españoles cercanos para atracar los barcos que vienen a traer mercadería o llevárselas para la reexportación.

Las últimas acciones agresivas coloniales han sido denunciadas por autoridades andaluzas, pues la indiferencia de Madrid colmaron paciencias y están difundiendo detalles y pruebas de otros abusos desde Gibraltar.

En diario ABC, viene ocupándose de las quejas públicas por el relleno con tierra comprada en pueblos costeros españoles para ganar terreno al mar ¡al mar español! en sus riveras. Es decir, sacando tierras de Andalucía y colocándolas en aguas españolas para hacerlas gibralteñas.

“El gobierno español permite que Gibraltar crezca a costa de las aguas territoriales españolas” titula una nota de ABC del 18 de este enero en curso. Y dice: “Desde hace décadas, las autoridades de Gibraltar no han cejado en su empeño de ganar terreno al mar para expandir al istmo, a base de sucesivos rellenos con áridos adquiridos en España. Complejos turísticos habitacionales y de ocio y la ampliación de la terminal del aeropuerto son las penúltimas actuaciones que se están ejecutando en La Roca ante la inoperancia del ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero. El parlamentario nacional del PP por Cádiz José Ignacio Landaluce tampoco renuncia a denunciar una situación que considera escandalosa”.

“El istmo original –según el citado legislador– dentro de poco, tendrá el doble del tamaño. Primero nos robaron el Peñón y ahora nos están volviendo a robar… el ejecutivo ha trasmitido a Londres su rechazo por dichos trabajos. Lo cierto es que estos siguen adelante”.

Opiniones de argentinos residentes en España

Un argentino residente en Málaga opina que, “en materia de colonialismo, España tiene poco para opinar mientras mantenga a Ceuta y Melilla, sus colonias en el Norte de África, reclamadas como suyas por el Reino de Marruecos. Pero, ‘calavera no chilla’”.

Otro criollo con doble nacionalidad, reprocha “el silencio en estos momentos de Rodríguez Zapatero”. Lo atribuye a “su desesperación por conseguir una silla en la Cumbre del G20 a reunirse en Londres en los primeros días de abril, donde se discutirán los cambios, nada más que ciertos cambios cosméticos, para resucitar con más ‘salvatajes’ el mafioso sistema financiero internacional de especulación y estafas, a pagar por los contribuyentes yanquis y del resto del mundo. Allí asistirá Barack Obama, con quien anhela fotografiarse”. Al respecto, añade “comentarios del Primer Ministro inglés Gordon Brown, aduciendo que la fórmula de una silla prestada usada en la primera cumbre de Washington, no es posible ahora”. Y se pregunta: “¿Aceptaría el presidente otra vez un convite como cuando en la capital yanqui, no figuró la bandera de España? Pero él insiste, siempre sin ser escuchado, como en su aspiración de integrar el G7 arguyendo que su país es económicamente más importante que Italia”. En rigor de verdad, se trata en la práctica de un G8 por la participación activa pero no oficializada de la Federación Rusa.

Otro tema que inquieta a los españoles es que en Gibraltar, desde hace años, se vienen construyendo túneles y en un momento se calcularon los ya existentes, con una extensión declarada de 37 kilómetros de largo, aunque algunos suponen han pasado los 50 kilómetros. ¿El funcionamiento en las entrañas de La Roca de instalaciones para reparación de submarinos y barcos a propulsión nuclear no preocupa a nadie? Ahora se actualiza el escándalo del hundimiento del “New Flame” en agosto del 2007, cuyas chatarras presumiblemente contaminantes fueron llevadas a Gibraltar. De paso, recordemos que durante la Guerra de Malvinas el gobierno español ofreció reparar en El Peñón naves inglesas averiadas en el conflicto.

Otra humillación más. Al ingresar España en la OTAN, logró Londres el comando regional en Gibraltar. Es decir, los ingleses tienen mando militar sobre territorio hispano. No es de olvidar tampoco que el pueblo español en 1982 batalló en manifestaciones callejeras multitudinarias en apoyo a nuestra guerra. Grandes pancartas decían: “gobierno gallina, aprendan de Argentina”.

En fin, el convulsionado panorama internacional actual, esta proporcionando una nueva oportunidad de movilización de los pueblos del mundo con el propósito de  avanzar en la lucha contra el alevoso colonialismo de las multinacionales. Argentina y Suramérica deben tomar iniciativas conducentes.

  • Visto: 81

PERÓN ... Vence al tiempo © 2003 a la Eternidad.
Todos los derechos reservados a defender a la Patria.