Cartas de Rosas

Carta de Rosas a Estanislao López (23-09-1835)

Buenos Aires, septiembre 23 de 1835.

Señor Don Estanislao López.

Mi querido compañero:

Cuando iba a contestar a su favorecida de 14 del corriente recibí la correspondencia de la carrera de Córdoba, que le incluyo original porque absolutamente no tengo tiempo para hacerla copiar, devolviéndole al mismo tiempo la que se sirvió usted adjuntarme a su expresada carta.

Tanto ésta, como aquélla presentan un cuadro bien triste del estado de la República, yo cada día me afirmo más en las ideas que he manifestado a usted sobre el tal Rodríguez, Gobernador Provisorio de Córdoba.

 

Para que usted acabe de persuadirse del tesón con que sordamente trabajan los malditos Unitarios en desquiciar el País y acabar con nosotros, le incluyo dos documentos más, que no dejan la menor duda a este respecto. El uno es La Gaceta Mercantil de esta ciudad de 21 del corriente, por la que verá usted que El Universal, periódico de Montevideo, anuncia el 18 de este mismo mes la llegada de Don Francisco Reynafé a aquella capital, y el otro es un librito escrito e impreso en Madrid por un español que tomó las armas en esta ciudad en clase de oficial a favor de Lavalle, y que ha tenido el atrevimiento de introducir por la Aduana un cajón de ejemplares [bajo la confianza de que nadie sabía su contenido, el cual ha sido descubierto por una rara permisión de la Divina Providencia que jse ha empeñado en favorecernos. Sí, compañero, así ha sido el descubrimiento, porque viniendo en un cajón de tablas gruesas y bien cerrado, no sé cómo se abrió, se desparramaron los libros antes de entrar en la Aduana, y habiendo cargado los muchachos y no muchachos, como sucede en tales casos, a recogerlos, no faltó quien pasase una ligera vista sobre su contenido, leyese algo de lo que usted verá, y me avisase; pero por más pronto que anduve en hacerlos embargar y mandar prender a su autor, que era el mismo introductor, ya éste se había desaparecido y no ha sido posible dar con él. Los lugares en que debe usted fijar la atención llevan al margen esta señal con tinta, ojo, y los más notables, ésta O | O | .]

¿Quién, pues, al contemplar sobre estos sucesos, y lo que pasa en el interior de la República por influencias que obran desde Bolivia no se persuadirá que toda la República está plagada de hombres pérfidos pertenecientes a la facción unitaria, o que obran por su influencia y en el sentido de sus infames deseos, y que la empresa que se han propuesto no es sólo de los que existen entre nosotros, sino de las logias Europeas ramificadas en todos los nuevos Estados de este continente?

¿Cómo ha podido Don Francisco Reynafé concebir la idea de fugar a Montevideo, atravesando de incógnito una parte tan extensa de territorio hasta el punto de su embarque por el Partido del Rosario, por donde era más conocido, sino contando con la protección de hombres de algún valer entre nosotros? ¿Quién no ve que por el modo como lo ha hecho, y por la pronta oportunidad que ha tenido de embarcarse, este hombre ha venido a cosa hecha, y hecha con toda seguridad?

¿Y qué diremos del Francisco de Ugarte, autor e introductor del expresado librito? ¿Cómo, sino sostenido por las logias ha podido este pelafustán soportar los gastos necesarios para correr todos los nuevos Estados de los dos continentes de América, merecer en todas partes las consideraciones de los Unitarios que más figuraban en aquella época, de los cuales él nombra algunos, hacer una descripción circunstanciada y prolija del estado político de cada República, imprimir esta descripción denigrando a muchos de los más distinguidos americanos, tener la osadía de introducirla él mismo en esta Provincia, estando gobernada por uno de los denigrados en ella, qué se halla con una investidura de poder sin límites, y que si lo llegara a pillar en* la empresa, le había de limpiar el pescuezo?

¿No se ve en esto un grado de confianza suma que sólo puede apoyarse en el conocimiento de recursos y elementos que obran en secreto y a ocultas de nosotros? ¿Y no se ven a buena luz esos elementos al observar ese modo unísono y simultáneo como se corresponden los unos sucesos con los otros? ¿Y además de lo que vemos cuánto no habrá oculto de nuestra vista en la Banda Oriental, entre nosotros, y en otros Estados Americanos?

No me equivocaba, compañero, al recorrer el estado del País, cuando llamado a ocupar la silla del Gobierno de esta Provincia me resistía a ello, no por falta de patriotismo, ni porque me arredre el temor de los peligros por grandes que sean, cuando es necesario arrostrarlos, sino por no inutilizarme sin fruto; pero volvía la vista sobre mis mejores amigos: contemplaba la magnitud de los riesgos que iban corriendo; no podía ser insensible a sus instancias y clamores para que una vez me pusiese al frente de los negocios públicos, y profundamente conmovido de su aflicción y de la funesta suerte que amenazaba a nuestra amada Patria en toda la extensión de la República, así como a todo el Continente Americano, me resolví a hacer el inmenso sacrificio que se me exigía, contando no solamente con la lealtad de mis amigos, sino también con la gratitud y buen juicio de los que no tenían por qué ser mis enemigos [pues sin la cooperación de todos los federales no habría creído posible arribar al objeto que me proponía. Pero al paso que debo lisonjearme de que mis esperanzas han sido correspondidas satisfactoriamente por los primeros, no puedo decir otro tanto de todos los segundos, porque advierto en algunos de ellos cierto espíritu de desaire que declina ya en extravío, que por lo mismo llenaría de complacencia a los Unitarios si lo supiesen, y que ai fin no puede dejar de ser muy perjudicial al orden y tranquilidad del País. Mas no por esto desmayaré de la empresa. Cinco años tengo que trabajar: lo haré apurando todos mis esfuerzos; pero por mi parte les protesto a los Unitarios y tejedores logistas que si continúan en sus criminales maniobras no he de dejar piedra por mover, y cuando los pille a tiro han de tener que sentir todo el pesar de sus enormes delitos.

[La indicación que ha hecho usted al Gobernador provisorio Rodríguez para que le remita a los dos Reynafés que se hallan presos en Córdoba, me parece bien, teniendo usted cómo conservarlos asegurados en ésa, pues lo que acaba de suceder con Don Francisco, su hermano, nos hace conocer que se requiere muchísima precaución para su custodia. El Don Patricio Tello de que habla el Juez de Alzadas sustituto de Pocho, me dicen que es unitario.]

Adiós, mi querido compañero, y que este Todopoderoso permita a usted siempre la mejor salud y acierto, es el voto constante de su amigo.

Juan Manuel de Rosas

[N.B. La proclama de nuestro amigo Ibarra a los Tucumanos está redactada en los términos que gustan los unitarios para reírse de nuestras cortesías, restricciones y miramientos, que al fin esos han de costar bien caro. 

El oficial de la punta de que habla el señor Heredia, y con el que iba a escribir es el que llevó el principal de la invitación.

La copia del tratado a que se refiere el mismo señor Heredia, no ha venido.

El Correo Games (hijo) que es el que ha venido con la correspondencia de Santiago y Córdoba, dice que en Tucu-mán le entregaron la correspondencia empaquetada, y que como el Gobernador de Santiago le hiciese dejar toda la referida correspondencia por estar cerrada la pública, él cree que hoy deben estar las notas oficiales del Gobernador de Tucumán. El Correo que fué por la carrera de Cuyo y de que hablé a usted en mi anterior, aún no ha llegado.

Vale.]

[En Archivo General de la Nación. Sección Farini, Leg. 18.]


  • Visto: 6079

Actualidad desde una concepción peronista

  • Movimiento o Partido

    Las últimas elecciones legislativas han generado dentro del peronismo un estado de ebullición que promete alcanzar ribetes sumamente atrayentes. Entre las polémicas que se han desatado, cobran notoria actualidad las diversas tesituras que vienen sugiriéndose para legitimar futuros liderazgos.

    Soy de la opinión que tal debate debe partir de un presupuesto básico y primordial: que el peronismo alcanzó el “cenit de su destino histórico” cuando se organizó bajo una modalidad sumamente original, “el movimiento”. El carácter movimientista del justicialismo entonces, no resulta una cuestión menor al momento del intercambio de argumentos, ya que las conclusiones a las que se arriben, dependerán de la posición que se adopte respecto a la vigencia histórica de dicha modalidad organizativa.

    Nota Completa...

  • Que esa puta derecha monopólica y opositora sepa que deberá pasar sobre nuestros cadáveres

    guillermo_mircovichLos cuervos comenzaron a divertirse, chorrea impúdica baba por su aburguesado mentón. La lengua felposa no alcanza a limpiar su incipiente humedad. El plato está servido, solamente falta que alguien se atreva a levantar la tapa de platinada brillantez. Cuchillo en mano la bacanada está por comenzar.

    Nota Completa...

  • Bicentenario 1810-2010 Hacia la búsqueda de un autentico Pensamiento Estratégico para Argentina

    Los argentinos nos encontramos a tres años de un segundo centenario de nuestro pronunciamiento que nos separara del reino de España y que luego de la balcanización del virreinato del Río de la Plata, conformaríamos cuatro nuevos países, para los que adhieren al pensamiento único de una historiográfica oficial, intentan hacernos ver la gran diferencia de la Argentina de 1910 y la de esta 2010. Aquella que era el granero del mundo, la de la esperanza de miles de inmigrantes, la "joven", la "pujante", la que no tenía limites para su crecimiento. Hoy en cambio nos plantean que este segundo centenario encuentra a la Argentina, retrasada entre las naciones del mundo con una crisis tanto política como social, que nos llevo al actual estadio de declinación.

    Como la Historia nos debe servir para obtener la experiencia que nos impida volver a cometer antiguos errores. Para revisarla a la luz de las consecuencia que determinaron las acciones políticas que se asumieron en su momento. La realidad es que ambos centenarios nos encuentran nuevamente sin un pensamiento estratégico genuinamente nacional y suramericano.

    Nota Completa...

  •  	La hora de los pueblos: Condoleezza Rice tenía razón

    La hora de los pueblos: Condoleezza Rice tenía razón

    En agosto de 1968, durante su exilio en España, el tres veces presidente argentino Juan Domingo Perón publicó La Hora de los Pueblos. El libro del ex mandatario –que permaneció en el destierro forzado durante 18 años– se conoció en su país recién en 1973, un año antes de su muerte. En ese texto de sorprendente vigencia, el militar y estratega puntualiza:

    Nota Completa...

  • Perón visionario

    “Si alguna vez llegase a haber otro golpe,
    el pueblo quedará tan derrotado que la vuelta constitucional servirá solamente para garantizar con el voto popular,
    los intereses del imperialismo y de sus cipayos nativos”.
    (Palabras grabadas del Gral. Perón a comienzos de 1974, ya cercana su muerte. Están en la página 418 del libro «Yo Perón» de Enrique Pavón Pereyra).

    Cuando leímos estas cuatro líneas del General Juan Perón, como fieles a sus orientaciones, reaccionamos con variadas inquietudes.

    Nos extrañó que el líder expresara algo tan pero tan pesimista sobre nuestro posible futuro, considerando que él siempre fue optimista. Pensamos en un error de imprenta o algo fuera de contexto, porque en el peronismo, máxime con el regreso de Perón a la Patria, nos pareció imposible caer en tan tremenda situación.

    Nota Completa...

  • Creer y Crear

    Creer y Crear

    Siempre tuve el ejercicio permanente de hablar con todo el que puedo, en los lugares de trabajo, en la calle, en los negocios, es decir creo en el dialogo, pero, además, no hay mejor termómetro de la realidad que la que siente el pueblo mismo, sin intermediaciones quizá viciadas de nuestras propias realidades parciales y a veces virtuales, que se nos hacen en la cabeza y no son en verdad la realidad, más allá de nuestras buenas intenciones.

    Nota Completa...

  • LOS NIÑOS: ARTÍFICES DE SU PROPIO DESTINO, PERO NO INSTRUMENTO DE LA AMBICIÓN DE NADIE

    LOS NIÑOS: ARTÍFICES DE SU PROPIO DESTINO, PERO NO INSTRUMENTO DE LA AMBICIÓN DE NADIE

    Mateo 18:1–11; Marcos 9:38–42 “En aquel tiempo se acercaron los discípulos a Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos? Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos, y dijo: De cierto os digo que, si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Así que, cualquiera que se humille como este niño, ese es el mayor en el reino de los cielos. Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe. Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno y que se le hundiese en lo profundo del mar”.

    Nota Completa...

  • Ciencia, conservación y soberanía

    Ciencia, conservación y soberanía

    Nuestros recursos biogenéticos en peligro

    "Cada nación tiene derecho al uso soberano de sus recursos naturales. Pero, al mismo tiempo, cada gobierno tiene la obligación de exigir a sus ciudadanos el cuidado y utilización racional de los mismos (...) Debemos cuidar nuestros recursos naturales con uñas y dientes de la voracidad de los monopolios internacionales que los buscan para alimentar un tipo absurdo de industrialización y desarrollo en los centros de alta tecnología a donde rige la economía de mercado"(1)

    Juan Domingo Perón. Madrid, 21 de febrero de 1972

    Nota Completa...

  • Rosas Hoy

    Rosas Hoy

    “El Sable que me a acompañado en toda la Guerra de la Independencia de la América del Sud, le será entregado al General de la República Argentina don Juan Manuel de Rosas, como una prueba de satisfacción, que como Argentino he tenido al ver la firmeza con que a sostenido el honor de la República contra las injustas pretensiones de los Extranjeros que tratan de humillarla”. José de San Martín (3era cláusula de su testamento)

    Algunas definiciones nos refieren a la historia como narración y exposición de los acontecimientos del pasado. Esta acepción se centra fundamentalmente en la actividad de un individuo o conjunto de  individuos que - método mediante - abordan el universo de lo pretérito. La ciencia histórica tiene por principal objeto acometer desde el presente al pasado.

    Nota Completa...

  • La unidad de la CGT y la Conducción de la Nación

    La unidad de la CGT y la Conducción de la Nación

    Peronismo, identidad y fractura

    Con la palabra «peronismo» suele definirse erróneamente al Partido Justicialista, que en realidad sólo es una herramienta electoral al servicio de una comunidad mucho mayor, de composición movimientista. A la vez, bajo el mismo nombre, se hacen generalizaciones que incluyen una larga serie de apellidos seguidos del sufijo “ismo”, como si cada uno de ellos involucrara, sin más, al conjunto.

    Nota Completa...

  • Mariano Grondona vs. La Patria Grande?

    Mariano Grondona vs. La Patria Grande?

    Mariano Grondona, en su columna dominical de la Nación, se refirió al recientemente creado Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego. (Ver http://www.lanacion.com.ar/1429933-la-batalla-cultural-ha-llegado-hasta-la-historia-argentina).

    Nota Completa...

  • Moyano reúne al PJ bonaerense*

    Moyano reúne al PJ bonaerense*

    Será la primera reunión del Consejo partidario desde su asunción al frente del PJ bonaerense. A poco más de un mes del acto que lo confirmó como jefe del peronismo en el primer distrito electoral del país, Hugo Moyano reunirá mañana a los consejeros del justicialismo provincial.

    Moyano decidió convocar el plenario con un doble objetivo: dar las primeras señales para la construcción de un perfil propio en la conducción partidaria y, al mismo tiempo, disuadir a los sectores del PJ provincial que todavía resisten su designación en remplazo de Alberto Balestrini, internado tras sufrir un accidente cerebrovascular.

    Nota Completa...