Juan Domingo Perón

Carta a Tcrel. D. José Luis Capella (25-06-1966)

Madrid, 25 de junio 1966 Señor Tcrel. D. José Luis Capella. Buenos AiresQuerido Capella:Con el apremio del tiempo que me falta para todo, no deseo que regrese el compañero Doctor Rodríguez Vigil sin que por ¡o menos le haga llegar mi enhorabuena por la feliz iniciativa de "poner en órbita" a los camaradas que vegetan dispersos, sin percatarse que, en esta lucha por la salvación de la Patria, no se puede desertar,He firmado mi adhesión, con la que le hago llegar toda mi solidaridad de viejo conmilitón, con la esperanza de verlos actuar y luchar por el peronismo con que todos soñamos y en el que los soldados tenemos un puesto y una responsabilidad.Hace veinticinco años todo se inició en el Ejército. Ahora, cuando los camaradas se enrolan en nuestras filas como antes se enrolaron en el G.O.U., renacen en nosotros los sentimientos de una juventud siempre presente en el corazón.¡ Métale sin miedo!Un gran abrazoFirmado: Juan Perón

Seguir leyendo

  • Visto: 2445

Carta al Doctor Don Raúl Matera (08-07-1962)

Madrid, 8 de julio de 1962. Señor Doctor Don Raúl Matera Buenos Aires Mi querido amigo: Aprovechando el viaje del compañero Ingeniero Iturbe deseo contestar su carta del 23 de junio ppdo., por la que quedo impuesto de las interesantes informaciones que me transmite, como asimismo del buen giro que van tomando las cosas bajo la conducción del Consejo, especialmente en lo orgánico que tanta importancia tiene en mi concepto en los momentos actuales. Muy inteligente su procedimiento en las tratativas, como también lo de ir siempre acompañado de un político y un sindicalista; eso no solo da mayor autoridad sino que tiende a prestigiar el órgano de la conducción y a sus hombres., sin perjuicio que la presencia de otras personas en las reuniones manifiesta la intención de "juego limpio" que siempre se aprecia como importante para evitar las suspicacias que las tratativas políticas despiertan en los mal intencionados. Yo lo felicito porque, precisamente, esa ha sido hasta ahora una falla común en nuestros dirigentes políticos que han producido no pocos in­convenientes. Veo, por lo que me dice su carta, que asimila rá­pidamente las experiencias que le brinda su propia acción y que, si hasta ahora ha sido un óptimo neurocirujano puede también llegar a ser un gran político. Yo soy de los que creen que no hay hombres que solo sirven para una cosa. Hay hombres que sirven y otros que no sirven. El que sirve, sirve para todo y el que no sirve, no sirve para nada. El compañero Iturbe que ha seguido conmigo la situación desde aquí, podrá ampliarle mis pensamientos actuales sobre la situación, como asimismo aconsejarle por su experiencia polí­tica sobre diversas cuestiones que interesan para el futuro inmediato. Sobre su actuación debo hacerle llegar mis plácemes más sinceros. La política es una actividad simple si se ia toma como un proceso objetivo. La conducción política es una actividad simple si se la toma como un proceso objetivo. La conducción política es un arte simple y todo de ejecución. No es necesario aprenderlo pero es indispensable comprenderlo. Hay políticos que han hecho toda su vida política sin comprenderla y otros que la han comprendido sin hacerla. Decía el Mariscal de Sajonia que su muía había hecho muchas campañas, pero que aún no sabía nada de estrategia. A muchos políticos les ha pasado lo que a la muía. Siga Usted firme, despójese de toda deformación subjetivista y aténgase objetivamente a los hechos, obre sin perder de vista nunca la misión y el objetivo que le fijarán el camino a seguir y esté seguro que en ese camino encontrará lo que busca. El arte de la Conducción tiene, como el de la cirugía, su teoría, sus principios y su técnica, que forman la parte inerte del arte. La parte vital solo la puede poner el artista. Usted que "cirujanamente" ha demostrado ser un artista no deberá andar mucho para demostrar que también puede serlo en la condu­cción que, al fin y al cabo, sólo requiere un poco de "óleo sagrado de Samuel" que Usted ha demostrado poseer sobrada­mente en su profesión. Lo que me dice sobre sus experiencias en el campo de la nueva actividad me parecen muy explicables y provechosas, porque naturalmente una cosa es luchar contra los males y otra contra los hombres que llegan a ser el peor de los males. Sin embargo, la lucha política es solo enfrentamiento de voluntades en la que suele vencer el que posea una voluntad más fuerte y perseverante, no exenta del acierto que se construye con inteligencia y trabajo. El éxito no es nunca una obra de la casualidad ni de la suerte como algunos creen. El éxito se concibe, se prepara, se realiza y se explota mediante procedi­mientos racionales y dentro de un plan minuciosamente prepa­rado. La improvisión, que también es necesaria, queda solo para enfrentar los imponderables. Si es un error pretender planificar lo imponderable que debe enfrentarse con la improvisión inte­ligente y vivaz, no es menos erróneo pretender enfrentar lo previsible con una improvisación permanente, como algunos pretenden. Ustedes los médicos, que saben mucho de ésto, porque su actividad, en el fondo, es solo una lucha: contra la muerte. En tan grave campo, las cosas adquieren un aspecto muy delicado e irreparable. En cambio en la política todo tiene remedio, un poco a base de tiempo- y otro poco a fuerza de buenas medidas. Por eso afirmo que la conducción es un arte sencillo y todo de ejecución, que es como la definía Napoleón. Por lo complejo de la actividad política es necesario recurrir al "equipo" bien organizado y bien dirigido. Todo el tiempo que se emplee en conseguir ese equipo que funcione bien, es tiempo ganado para el futuro de la conducción. Es lo que veo que Usted trata de hacer y por lo que' le felicito con todo cariño. Frente a cuánto nos ha pasado puedo repetirle como el Viejo Vizcacha "que en las riñas he aprendido a no pelear sin puyones". Por eso me permito hacerle llegar siempre "mis vizcachazos" consejos que espero los sepa tolerar y seguir.Mis más afectuosos saludos para todos los compañeros del Consejo. Un gran abrazo Firmado: Juan Perón

Seguir leyendo

  • Visto: 2684

Carta al Dr. Don John W. Cooke (31-07-1960)

s/c. Hotel Paz - Ciudad Trujillo Santo Domingo. Madrid, 31 de julio de 1960.Al compañero Dr. Don John W. Cooke la HabanaQuerido Bebe:Contesto su carta del 18 de julio pasado y le agradezco su amable recuerdo como asimismo las informaciones que me hace llegar que, a mi juicio, contienen una apreciación objetiva de lo que está pasando allí y un juicio ecuánime sobre acontecimien­tos y personajes.Se trata de una patraña más de los yanquis y de su vocero el "New York Times" con la pretensión de que se les crea sin dudar, después de haber engañado al mundo durante más de un siglo con sus hipócritas simulaciones. Conozco las publicaciones referentes al pretendido "pacto cubano-peronista" que agitan desde allí con fines inconfesables, como si fueran necesarios los arreglos formales entre los que luchan por idénticas causas.Ya estamos curados de espanto para impresionarnos con los calificativos que nos "cuelgan" en el "Mundo Libre". A noso­tros nos llamaron fascistas en 1943, nazis en 1946 y comunistas en 1955, sin que fuéramos otra cosa que buenos argentinos deseosos de liberar a nuestro país. Al Coronel Arbenz lo declararon también comunista y así Guatemala pudo ser ocupa­da por fuerzas organizadas por Foster Duter Dulles, que era el Principal accionista de la "United Fruit". Es lógico ahora que Fidel Castro y los patriotas que le acompañan sean también comunistas" desde que se han atrevido a decir la verdad, a erar a su Pueblo y a poseer la firme decisión de vencer a sus Verdaderos enemigos.Yo sé bien lo que son las sanciones económicas. En 1948 L°s las aplicaron intensamente, impidiendo la provisión de todo "ferial de repuesto petrolífero y dejando sin efecto la compra prometida de toda nuestra producción de lino que, en ese entonces, representaba más del sesenta por ciento de la produc-í ción mundial. Como en el caso de Cuba, fue la Unión Soviética la que nos sacó del apuro, comprando el lino y ofreciéndonos el material petrolífero. Sería largo enumerar la serie interminable de infamias que el gobierno de los Estados Unidos cometió entonces con nosotros, las que iban desde la calumnia más indecente hasta el robo liso y llano de mil quinientos millones | de dólares de la deuda que habían contraído con nosotros durante la guerra ¿Qué me van a decir a mí quiénes son los yanquis? ....La torpe ignorancia de los norteamericanos no tiene lagunas. | No es extraño que se hayan metido en un tembladeral. Lo mismo ocurrió antes con la Argentina Peronista y les volverá a pasar cada vez que se enfrente con alguien que no sea de sus sirvientes habituales. La tarea de "comprar amigos" en vez de "hacerlos" mediante procedimientos honrados no conduce siempre a los resultados apetecidos, porque no todos los hombres tienen precio como ellos imaginan.Excelente su carta abierta al cretino que, para vergüenza de los argentinos, hace que gobierna en nuestro país. Su repugnan­te actitud en el "caso Cuba" lo presenta en toda su miseria moral. No escapa al menos advertido que el noventa por ciento de los pueblos latinoamericanos están con Cuba y con Fidel, no sólo porque tiene razón, sino también porque enfrenta valiente­mente a los eternos enemigos de esos pueblos, que está vez no conseguirá engañar con la falacia de su propaganda.La fuerza de Cuba, como la de todos los que luchamos por la liberación, radica en que la línea intransigente que sostene­mos coincide con el desarrollo histórico y la evolución. Los hechos políticos solo pueden tener vigencia cuando se afirman en el quehacer histórico que es el permanente y es el dominante. Los hechos meramente políticos, cuando no se afirman en realidad que fija la evolución, carecen de permanencia y es destinados a sucumbir. No sé si el poder maléfico de la reacción permitirá a Fidel Castro recorrer el camino que se ha trazado para alcanzar los objetivos que se propone, pero lo que sí puedo asegurar es que su causa será, tarde o temprano, la que triunfará en Cuba. Otro tanto ocurrirá con nosotros que estamos repe­chando la segunda etapa.Le ruego que haga llegar al amigo Pardo Liada mi gran abrazo y mis congratulaciones por lo ocurrido: "Nadie muere el día anterior". Si el valor es una virtud, el hombre, aun cobarde, no escapará a su destino. Lo vi decidido y valiente cuando marchó a la Sierra Maestra y lo sigo viendo tan valiente y decidido como siempre. Por nuestros inefables "amigos" de "U.S.A." he conocido sus comentarios que, a título personal, ha hecho por la radio, por lo que le hago llegar mi más profunda gratitud. El sabe que soy su amigo y "al amigo todo, al enemigo ni justicia". Dios quiera protegerlo y ayudarlo en todo.Su comunicado, tan ajustado a la realidad, es suficiente­mente elocuente en su contenido "Mejor que decir es hacer" y . . . mejor que pactar es realizar. Nosotros no necesitamos sino una causa y estamos en ello. El hombre que no tiene una causa a la cual servir no merece vivir, pero eso no será jamás compren­dido por los hombres que dedican su vida a traficar con valores materiales y morales. Quizá sea mejor así.. .Saludos para Borlenghi y familia, como asimismo paía su Señora, míos como de Isabelita,Un gran abrazo

Seguir leyendo

  • Visto: 2148

Carta al Dr. Don Enrique Olmedo (23-07-1958)

Ciudad Trujillo, 23 de julio de 1958. Señor Doctor Don Enrique Olmedo Buenos AiresMi querido amigo:Contesto su carta del 11 de julio que me llega por mano común amigo Coronel Valentín Yrigoyen y le agradezco su cuerdo y su saludo que retribuyo con mi mayor afecto.Como Usted dice están allí viviendo sobre un volcán, con agregado que pasa en la Argentina como sucede en el Vesubio en Nápoles: que no es tan fiero el volcán como lo pintan. El taño Frondizi, al fin napolitano, ha hecho algo así con los gorilas. El los pinta feroces pero le sirven para vivir, como pasa en Nápoles con el Vesubio.Creo que Frondizi a los que teme es a los peronistas, como también los temen los gorilas; el primero porque puede perder el Gobierno y los segundos porque pueden perder la cabeza. Ese miedo es el que los ha asociado. Nosotros tenemos un docu­mento que establece los compromisos nuestros y los de Frondi­zi, del cual hemos cumplido todo nosotros y él nada. El plazo acordado vence el día Io de agosto y creo que Frondizi para ese plazo no podrá cumplir nada de lo que se ha comprometido. En tal caso debe ajustarse la faja, porque se le empezará a mover el piso de una manera no muy agradable.Remito instrucciones para preparar la acción, denominadas "Directivas Generales para todos los peronistas" N° 2, en las que, luego de plantear la situación, indico la conducta que debemos seguir los peronistas. El Comando Táctico tiene ya instrucciones para proceder. Veremos cómo salen las cosas. Valentín le informará sobre los asuntos que tenemos ya en carpeta. Saludos a todos los amigos y compañeros.Un gran abrazo

Seguir leyendo

  • Visto: 2170

Carta al Doctor D. Julio Antún (28-07-1965)

Madrid, 28 de julio de 1965 Señor Doctor D. Julio Antún. Córdoba.Mi querido amigo:Por mano y amabilidad de la compañera Lily de la Vega he recibido su carta del 19 pasado y le agradezco el recuerdo y el saludo que retribuyo con mi mayor afecto.Veo, con placer, que la unidad permanece y se consolida en Córdoba como un signo de comprensión promisoria para el futuro peronista, porque en la confusa situación que vive el país solo la unidad puede llevarnos al éxito anhelado. La misma división de nuestros enemigos nos está diciendo a gritos la necesidad de unirnos.Me parece excelente la táctica seguida en el asunto de los Casinos de Córdoba.Espero que haya recibido mi anterior correspondencia que le remití a la mano con un amigo que pasó por aquí.Muchos saludos para todos los compañeros.Un gran abrazo.Firmado: Juan Perón

Seguir leyendo

  • Visto: 2420

Carta al Don Eleuterio Cardozo (08-07-1961)

Madrid, 8 de julio de 1961 Al compañero Don Eleuterio Cardozo Buenos AiresMi querido compañero:Contesto su carta del 3 de julio ppdo., y simultáneamente escribo al Consejo Coordinador y a Américo Barrios sobre su asunto, a fin que se proceda a rectificar sus resoluciones en vista de no haberme llegado los antecedentes solicitados al respecto.Sin perjuicio de lo anterior y hasta tanto lleguen las comunicaciones de referencia, le ruego que se apersone con esta carta al compañero Secretario General del Consejo Coordinador, Don Alberto Iturbe, a fin de que se comience a preparar el asunto y tomar las medidas correspondientes.Creo que lo más aconsejable es que todo parta del Consejo Coordinador que fue también el iniciador de las gestiones de su expulsión. En lo que me concierne yo doy por levantada esa sanción como consecuencia de no haber recibido hasta hoy los antecedentes solicitados pero, comprenderá que, por respeto a los organismos partidarios, es indispensable que sea allí donde se tomen las medidas correspondientes a la iniciación de las gestiones para dejar sin efecto dicha expulsión.Otro tanto ha de hacerse, por gestiones del propio Consejo Coordinador, con las "62 Organizaciones" que también lo expulsaron como consecuencia de la expulsión dictada por el Consejo Coordinador de entonces. Creo que en este sentido no puede haber inconveniente y que todo se solucionará rápida­mente y a satisfacción, con lo que quedaría terminado el asunto.Llenado estos aspectos vendrá sin pérdida de tiempo la declaración pública a que Usted se refiere y que yo no tengo inconveniente alguno en hacer pública como corresponde.Espero que con ésto se solucione todo a su gusto y quedesaparezca en Usted la amargura que pueda haberle producido este episodio del que no está exento nadie de los que tienen la función de dirigente. Un gran abrazoFirmado: J uan Perón

Seguir leyendo

  • Visto: 2599

Carta al General Don Alfonso Valle (09-11-1969)

Ciudad Trujillo, 9 de Noviembre de 1969 Señor General Don Alfonso Valle Ciudad de León República de NicaraguaMi querido amigo:Un remitente anónimo me ha hecho llegar desde Managua un volante firmado por Usted, titulado "¡ Qué vergüenza! ", en el cual encuentro, además de una exposición terminantemente clara y valiente, la defensa de los principios cristianos acerca de la hospitalidad, respaldados, en materia de derecho de asilo, por convenciones internacionales que han comprometido el honor de los gobiernos y de los Pueblos como garantía de su cumpli­miento.Tengo que agradecerle profundamente, aunque un poco a destiempo, ese vibrante alegato que mucho lo honra a Usted como hombre, como militar y como nicaragüense.Durante mi gestión de gobierno, respeté el derecho de asilo contra todas las presiones internas y externas, habiendo llegado éstas a ser verdaderamente extorsivas. Como Jefe de Estado brindé la hospitalidad argentina sin restricciones de ninguna naturaleza. Para otorgarla, en dramáticas circunstancias de persecución política; tampoco hubo limitaciones para los perse­guidos, cualquiera fuese su condición, salvo los que impone el mismo derecho que nosotros mantuvimos siempre en vigilancia. Puedo asegurarle, estimado General, que, colocado yo en la desventurada situación de los proscriptos, no encontré reciproci­dad con excepción de casos aislados que Usted conoce. Ello me ha demostrado que la tan cacareada democracia es una ficción en los hechos provocados por los infames heraldos que más la proclaman, para poder servirse de ella más ventajosamente, en vez de servirla con honradez y dignidad.En cuanto a mi "tiranía", no hay un solo caso de procedi­miento inconstitucional o en pugna con las leyes en mis diez años de Gobierno, surgido éste de las elecciones más limpias de que haya memoria en la Argentina. Sobre la "persecución" religiosa de que mi Gobierno habría hecho al clero, está toda mi obra que la desmiente: enseñanza obligatoria religiosa en escue­las y colegios, que ningún gobierno se había atrevido a otorgar a la Iglesia; asesor eclesiástico adscripto a la Presidencia de la Nación; construcción de numerosos templos; pago total de los gastos a los colegios religiosos incorporados a la enseñanza oficial; ceremonias oficiales presididas por mí, para exaltar la fe en Cristo. En fin, tendría tema, en este asunto, para escribirle muy largo.Los causantes directos de estos males fueron los monseñores Tato y Novoa, que fueron expulsados del país, y no encarcela­dos, por conspirar contra el Gobierno y la Patria, unidos a las fuerzas que hoy han llevado al Pueblo a la miseria y al país a la ignominia de la esclavitud política y económica.¿Cómo siendo nuestro Gobierno tan favorable a la Iglesia fue objeto de la rebelión de un sector del clero? Un poco por ignorancia, otro poco por ingenuidad y el resto por las bajas pasiones, extremos que fueron hábilmente aprovechados por las clases conservadoras que no se resginaban a ceder parte de sus privilegios en beneficio del Pueblo, y por los partidos de extrema izquierda, a los cuales el peronismo les había quitado su clientela de votos.Hoy, un obispo, el Jefe de la Iglesia en La Plata, monseñor Antonio Plaza, acaba de afirmar rotundamente que no fue el peronismo el que quemó las cuatro iglesias, depredación con la que se nos quiso enlodar inicuamente. La misma Iglesia se decide, al parecer, a hacernos justicia.En cuanto a la "ferocidad" de mi Gobierno la verdad es ésta: el Teniente coronel Ducó quiso abatirnos con una revolu­ción; a continuación el General Rawson, y enseguida otros jefes, en Córdoba, intentaron otro golpe. El Coronel Suárez repitió la chirinada, y fue seguido después por el General Menéndez con otro golpe. El 16 de junio los marinos bombardearon la ciudad de Buenos Aires sin previo aviso, ocasionando centenares de muertos y, finalmente el 16 de setiembre del mismo año de 1955, se produjo la revolución de Lonardi. En nueve años se nos hicieron siete revoluciones. Pudiendo hacerlo, bajo el imperio de la ley marcial, no fusilé a nadie. En 10 años de Gobierno no hay un solo muerto que pueda pesar sobre mi conciencia o sobre el espíritu cristiano de mi gobierno.En cambio, los mismos que por mí fueron perdonados, fusilaron 150 personas el 9 de junio de 1956, de las cuales sólo 45 figuran en el parte oficial del bárbaro gobierno de Rojas y Aramburu. El resto fue fusilado en las canchas de fútbol y en los basurales, en donde eran sacrificados con descargas de ametralladoras a medida que los bajaban de los camiones. He aquí los demócratas de los cuales se cuentan tantas alabanzas.Que nosotros tuvimos razón en tratar de impedir la activi­dad de los conspiradores, lo proclama con elocuencia la actual realidad argentina, expresada en una catástrofe moraí y física como jamás la ha padecido la República.Esta somera mención de hechos bien conocidos en la Argentina, no tiene otro objeto que el de llevarle a Usted en una apurada síntesis, la seguridad de que en su noble volante ha defendido la verdad y la justicia, aunque, con buen criterio, se abstuvo de caer en los análisis de carácter político.Mi reparación y mi premio ya están concedidos por el pueblo argentino, oponiendo a los que usurparon el Poder una masa justicialista más numerosa que nunca, más leal y disciplina­da de lo que nuestros enemigos podían esperar.Dos caminos tiene un Jefe de Estado: ser complaciente con los explotadores del Pueblo uniéndose a ellos, o servir al Pueblo contra sus explotadores. El primero está sembrado de rosas, de aplausos nacionales e internacionales y de títulos que se otorgan en nombre de la Libertad y de la Democracia. Pero contiene el sordo repudio de' las masas oprimidas. El segundo camino concede el amor del Pueblo y el odio de sus enemigos. Es difícil de transitar, a veces se torna trágico, y los padecimientos de todo orden son el oxígeno vital que espera al Jefe de-Estado que se atreve a recorrerlo. Yo elegí este camino.Mi querido amigo, me congratulo de habér tenido conoci­miento de su hidalguía, por la que le hago llegar mi gratitud en un gran abrazo.Firmado: Juan Perón

Seguir leyendo

  • Visto: 2518

Carta a la señorita Elena A. Fernícola (20-03-1956)

Ciudad Trujillo, 20 de marzo de 1956 Señorita Elena A. FernícolaBuenos AiresQuerida compañera:Contesto su amable carta del 3 de marzo pasado y le agra­dezco su recuerdo y su saludo que retribuyo con mi mayor afec­to.Veo por su informe que la tarea de convencer a los peronistas no ha sido simple y me lo explicó muy bien: votar por el enemigo repugnaba al espíritu peronista; pero las conve­niencias de la lucha están siempre por sobre la pasión. Con­vencido que no era posible voltear a los gorilas por una revolución, no quedaba otro recurso que impedir el continuismo y para ello era indispensable hacer triunfar a Frondizi.Nuestro, procedimiento permitió imponer compromisos absolutos y Frondizi no tendrá más remedio que cumplirlos. Si nosotros mantenemos la organización, la cohesión y la disci­plina, la victoria absoluta es sólo cuestión de poco tiempo.Espero que ahora, comprendido bien el golpe que hemos dado a los gorilas, no habrá un peronista que no se dé cuenta del acierto de las decisiones del Comando Superior Peronista. Pero, cuando comiencen a ver las consecuencias, a partir del 1º mayo, recién podrán apreciar, en toda su magnitud, el éxito alcanzado con esa decisión.El nuevo Gobierno debe devolver al Pueblo todas te conquistas sociales, económicas y políticas de que ha sido privado por la dictadura. Asimismo deberá devolverse todos los bienes del Movimiento Peronista y colocado dentro de la ley; 1° mismo que a la Confederación General del Trabajo, la Fundación Eva Perón, etc., Deben dejarse sin efecto los procesos incoados a los peronistas por la persecución política, ¡Llegaremos a elecciones de constituyentes para reformar I Constitución y esa Asamblea declarará caducas todas las autoridades y llamará a elecciones generales. En esa ocasión, si hemos mantenido la organización y la disciplina podremos reventar de votos las urnas y volver abiertamente al Justicialismo y solo necesitamos que nuestra gente trabaje para mantener la organización, la cohesión y disciplina, como antes digo.Imagino que ya habrán comenzado los "camanduleos" políticos entre los dirigentes; pero, lo importante, es mantener la masa en condiciones de perfeccionar las organizaciones peronistas y sindicales. Si nosotros podemos asegurar esta organización no tendremos problemas. Convencer a nuestra gente y ampliar el círculo de acción es lo que se impone realizar en forma decidida y eficaz.De acuerdo con su pedido hemos incorporado al Comando Táctico algunas mujeres cuyos nombres me menciona en su carta y espero que allí se pongan todos de acuerdo para proseguir las actividades necesarias al mejor fin de nuestra causa. Se impone trabajar como en los mejores tiempos, pues la oposición no descansará y nuestros ocasionales amigos del nuevo Gobierno no deben, en ningún momento, tener la posibilidad de maniobrarnos. Ello no será difícil, si, como antes digo, mantenemos nuestras organizaciones bien montadas. Pero aún sin ello, Frondizi, enfrentado a los gorilas, teniendo que cumplir sus compromisos y careciendo de dirigentes medios, no tendrá más remedio que arrimarse a nosotros si quiere gobernar tranquilo y resolver la difícil situación no tendrá más remedio Que arrimarse a nosotros si quiere gobernar tranquilo y resolver » difícil situación económica, social y política que debe enfrentar. Si los peronistas no queremos, nadie puede gobernar a la Argentina, sino que se lo pregunten a la dictadura.Le ruego que transmita mi afectuoso abrazo a las mujeres peronistas. Que les diga que no ignoro los sacrificios que han "fizado, la cuota de gloria que les cabrá en el éxito de nuestra causa. Que espero estar en la Patria para agradecer, públicamen­te, la acción desarrollada por la mujer peronista en la defensa del Pueblo argentino.Mantenga contacto con el doctor Cooke que se adelantaré: nuevamente con la "División Operaciones" a Brasil o Paraguay, desde donde dirigirá el Comando Táctico de acuerdo conmigo que sigo al frente del Comando Superior Peronista, desde donde esté. Por eso le ruego que trasmita a todas las muchachas la necesidad de subordinarse a la conducción de Cooke que, con la "División Operaciones", no es sino un desprendimiento mío. Es necesario que la gente comprenda esto y se ponga a trabajar sin suspicacias inútiles y sin intereses personales o de círculo. Tenemos un enemigo común que es fuerte y que sale del Gobierno tonificado en la reacción; marchamos al lado de un amigo condicional que puede transformarse en enemigo si no cumple los compromisos contraídos, para enfrentar lo cual debemos ser fuertes y disciplinados como para asegurar Ib unidad de concepción y de acción. Luchar por conseguirlo es la tarea de todos.Un gran abrazoFirmado: Juan Perón

Seguir leyendo

  • Visto: 2202

Carta al Doctor Don Raúl Matera (08-07-1962)

Madrid, 8 de julio de 1962. Señor Doctor Don Raúl Matera Buenos AiresMi querido amigo:Aprovechando el viaje del compañero Ingeniero Iturbe deseo contestar su carta del 23 de junio ppdo., por la que quedo impuesto de las interesantes informaciones que me transmite, como asimismo del buen giro que van tomando las cosas bajo la conducción del Consejo, especialmente en lo orgánico que tanta importancia tiene en mi concepto en los momentos actuales.Muy inteligente su procedimiento en las tratativas, como también lo de ir siempre acompañado de un político y un sindicalista; eso no solo da mayor autoridad sino que tiende a prestigiar el órgano de la conducción y a sus hombres., sin perjuicio que la presencia de otras personas en las reuniones manifiesta la intención de "juego limpio" que siempre se aprecia como importante para evitar las suspicacias que las tratativas políticas despiertan en los mal intencionados. Yo lo felicito porque, precisamente, esa ha sido hasta ahora una falla común en nuestros dirigentes políticos que han producido no pocos in­convenientes. Veo, por lo que me dice su carta, que asimila rá­pidamente las experiencias que le brinda su propia acción y que, si hasta ahora ha sido un óptimo neurocirujano puede también llegar a ser un gran político. Yo soy de los que creen que no hay hombres que solo sirven para una cosa. Hay hombres que sirven y otros que no sirven. El que sirve, sirve para todo y el que no sirve, no sirve para nada.El compañero Iturbe que ha seguido conmigo la situación desde aquí, podrá ampliarle mis pensamientos actuales sobre la situación, como asimismo aconsejarle por su experiencia polí­tica sobre diversas cuestiones que interesan para el futuro inmediato.Sobre su actuación debo hacerle llegar mis plácemes más sinceros. La política es una actividad simple si se ia toma como un proceso objetivo. La conducción política es una actividad simple si se la toma como un proceso objetivo. La conducción política es un arte simple y todo de ejecución. No es necesario aprenderlo pero es indispensable comprenderlo. Hay políticos que han hecho toda su vida política sin comprenderla y otros que la han comprendido sin hacerla. Decía el Mariscal de Sajonia que su muía había hecho muchas campañas, pero que aún no sabía nada de estrategia. A muchos políticos les ha pasado lo que a la muía. Siga Usted firme, despójese de toda deformación subjetivista y aténgase objetivamente a los hechos, obre sin perder de vista nunca la misión y el objetivo que le fijarán el camino a seguir y esté seguro que en ese camino encontrará lo que busca.El arte de la Conducción tiene, como el de la cirugía, su teoría, sus principios y su técnica, que forman la parte inerte del arte. La parte vital solo la puede poner el artista. Usted que "cirujanamente" ha demostrado ser un artista no deberá andar mucho para demostrar que también puede serlo en la condu­cción que, al fin y al cabo, sólo requiere un poco de "óleo sagrado de Samuel" que Usted ha demostrado poseer sobrada­mente en su profesión.Lo que me dice sobre sus experiencias en el campo de la nueva actividad me parecen muy explicables y provechosas, porque naturalmente una cosa es luchar contra los males y otra contra los hombres que llegan a ser el peor de los males. Sin embargo, la lucha política es solo enfrentamiento de voluntades en la que suele vencer el que posea una voluntad más fuerte y perseverante, no exenta del acierto que se construye con inteligencia y trabajo. El éxito no es nunca una obra de la casualidad ni de la suerte como algunos creen. El éxito se concibe, se prepara, se realiza y se explota mediante procedi­mientos racionales y dentro de un plan minuciosamente prepa­rado. La improvisión, que también es necesaria, queda solo para enfrentar los imponderables. Si es un error pretender planificar lo imponderable que debe enfrentarse con la improvisión inte­ligente y vivaz, no es menos erróneo pretender enfrentar lo previsible con una improvisación permanente, como algunos pretenden.Ustedes los médicos, que saben mucho de ésto, porque su actividad, en el fondo, es solo una lucha: contra la muerte. En tan grave campo, las cosas adquieren un aspecto muy delicado e irreparable. En cambio en la política todo tiene remedio, un poco a base de tiempo- y otro poco a fuerza de buenas medidas. Por eso afirmo que la conducción es un arte sencillo y todo de ejecución, que es como la definía Napoleón. Por lo complejo de la actividad política es necesario recurrir al "equipo" bien organizado y bien dirigido. Todo el tiempo que se emplee en conseguir ese equipo que funcione bien, es tiempo ganado para el futuro de la conducción. Es lo que veo que Usted trata de hacer y por lo que' le felicito con todo cariño.Frente a cuánto nos ha pasado puedo repetirle como el Viejo Vizcacha "que en las riñas he aprendido a no pelear sin puyones". Por eso me permito hacerle llegar siempre "mis vizcachazos" consejos que espero los sepa tolerar y seguir.Mis más afectuosos saludos para todos los compañeros del Consejo.Un gran abrazoFirmado: Juan Perón

Seguir leyendo

  • Visto: 2739

Carta al Dr. Don Ildefonso Cavagna Martínez (12-12-1960)

Madrid, 12 de diciembre de 1960 Señor Dr. Don Ildefonso Cavagna Martínez Montevideo Mi querido amigo: Contesto su carta del 20 de noviembre ppdo. y le agradezco su recuerdo y su saludo que retribuyo con el mayor afecto. Me llama la atención que Usted no haya recibido una carta que le envié a propias manos con uno de los emisarios que normal­mente viajan, en la que le decía que me había llegado la noticia de su nuevo extrañamiento y me ponía a sus órdenes. Me explico su estado de ánimo no sólo por las circunstancias que nuevamente le afligen sino también por las noticias que le han llegado de lo que me han dicho a mí, lo que es totalmente falso porque Américo Barrios no ha expresado una sola palabra de las que le atribuyen y, por otra parte, yo lo conozco a Usted lo suficiente para no dar crédito a semejantes cosas —en el caso de que alguien las dijera— y soy lo suficientemente amigo suyo para no aceptar semejante especie en el caso que se produjera. Usted sabe,Querido Cavagna, que un hombre que ha pasado por lo que he pasado yo y por lo que ha pasado Usted, no podemos hacernos eco de semejantes cosas, porque parece que en las épocas malas existen tipos que parecieran gozar con aumentar el mal con las intrigas y falacias que, a la larga, no son sino espejismos intrascendentes e inoperantes, aunque no debo ocultar que "joden". Sus preocupaciones por las posibilidades futuras son muy atinadas porque, más que llegar, importa poder realizar bien las cosas una- vez alcanzado el mando. Sin embargo, no creo que las posibilidades sean a tan corto plazo como algunos imaginan. Aun queda mucho por descomponerse y un camino que recorrer hasta que el caos cunda intensamente como se necesita. E1W debe ser la preocupación actual de todos nosotros y de acuerdo con las Directivas impartidas, es el trabajo que actualmente se está realizando en todos los organismos del Movimiento. El fracaso del golpe militar de Iñiguez les ha de haber mostrado la inconsistencia de la organización actual y los inducirá a cumplir con las Directivas que propugnan una organización y prepara­ción adecuadas. Por ahora, yo solo quiero que sepa de todo mi cariño y mi respeto por Usted, como asimismo de mi agradecimiento por sus constantes preocupaciones por mi y por el Movimiento, como asimismo manifestarle que estoy aquí a sus completas órdenes. Rogarle además que no haga caso de nada de lo que se dice porque esa es una manera desagradable de gastar el tiempo, y Usted tiene derecho a usar sus horas en cosas agradables, dentro de lo desagradable que nos toca vivir en estos días. Yo imaginaba que Usted ya sería un "faquir" como me he hecho yo a esta altura de la vida y de los acontecimientos; pero veo que no. Sin embargo, debe contar siempre, cualquiera sea la cir­cunstancia, con mi inalterable amistad, mi aprecio sincero y mi incondicional adhesión. Yo siempre he pensado que la lealtad para que sea real debe ser recíproca, y sería muy triste para mí que llegara a dudar de esa mi lealtad para con Usted. Quizás el destino me prinde brinde pronto la ocasión de poderle refirmar todo ésto en forma personal y objetiva y éllo será para mí un gran placer. Firmado: Juan Perón

Seguir leyendo

  • Visto: 2202

Carta a llos compañeros dirigentes gremiales (14-08-1958)

A LOS COMPAÑEROS DIRIGENTES GREMIALES Ciudad Trujillo, 14 de agosto de 1958 A los compañeros dirigentes gremiales Buenos AiresMis queridos Compañeros:He tenido ocasión de cambiar impresiones e ideas con los compañeros representantes de "los 62 gremios" y de la "CGT Auténtica" sobre la situación de la actual organización sindical en el país.Es indudable que de la manera en que se desarrollen los próximos comicios dependerá en gran parte el futuro de todo el movimiento obrero argentino, como asimismo el porvenir del Movimiento Peronista. Esta circunstancia hace que debamos deponer toda consideración secundaría para dedicarnos a asegu­rar el éxito de una Central obrera única y poderosa, responsable y capacitada para la defensa de los intereses profesionales, como para la recuperación de las reivindicaciones y aspiraciones populares anuladas por la fatídica tiranía reaccionaria que azotó a la República.Ello hace necesario la unidad de todos los dirigentes, sin divisiones artificiales de "nuevos" ni "viejos", que estén resuel­tos y decididos a luchar por la defensa común. Los viejos deben comprender a la generación que surgió en estos tres años, respetarla y dirigirla con la ayuda de su experiencia; los nuevos deben aprovecharla y no cerrar sus filas al concurso y colabora­ción de los compañeros capacitados y bien intencionados. Los enemigos no son los "viejos" ni los "nuevos", sino el gorilismo, al que sólo venceremos con una férrea unidad haciendo desapa­recer la división artificial entre "CGT Auténtica" y "62 Organizaciones" para formar un bloque unido e indestructible.Hay que agotar todos los medios y procedimientos para llegar a la "lista única", aun en aquellos gremios donde no haya oposición política importante (caso textiles) a fin de afirmar la unidad obrera peronista indestructible y de naturaleza monolíti­ca. El ausentismo al acto electora] es una violación a los deberes de justicialistas y una complicidad con las fuerzas reaccionarias. Por eso, todos los justicialistas deben votar en la elección.Un gran abrazo para todos los compañerosFirmado: Juan Perón

Seguir leyendo

  • Visto: 2481

Carta al Dr. Enrique Olmedo (18-12-1956)

Caracas, 18 de diciembre de 1956 Señor Dr. Don Enrique Olmedo MontevideoMi querido amigo:Contesto su carta del 11 de diciembre pasado, que recibo en este momento, y que trae la comunicación de la posible venida del amigo "peoncito de campo" a Caracas, por lo que me apresuro a contestarle. Me parece muy bien que, si él lo ha decidido así, le diga que yo lo recibiré con mucho gusto. Tengo el concepto que se trata de un hombre muy bien y sobre todo de un justicialista de verdad. Es indudable que puede ser muy útil.Me parece que lo mejor es que venga de turista a Caracas y aquí le arreglaremos la estadía por el tiempo que dure. En cuanto a la acción publicitaria de que me habla nos vendría muy bien en estos momentos, porque tenemos los comandos en todas partes trabajando en lo mismo y algo hemos conseguido, aunque el dinero que los canallas sustraen al país para esos menesteres es un argumento grande ante la prensa mercenaria que soportan casi todos los países. Las excelentes condiciones de la persona para estos fines descarta que lo hará con eficacia. Por eso es de interés que se venga enseguida.Sobre la situación argentina, como Usted manifiesta, marcha aceleradamente hacia su total liquidación y, si en esta ocasión, sabemos mantener una absoluta intransigencia en la línea histórica, haciendo a un lado las soluciones políticas circuns­tanciales, mediante el mantenimiento a todo «trance de la insurrección popular que impulse a nuestra gente hacia soluciones definitivas, podemos esperar que el triunfo enorme y definitivas proporciones. Por eso creo que allí de agotarse los argumentos a fin de que todos trabajen en esa lí y se dejen de estar pensando en tonterías políticas que lo que pueden arrimar son sinsabores y fracasos. No todoscomprendido lo que está pasando en nuestro país y la falta de un enfoque real ya nos ha acarreado graves inconvenientes, con sus secuelas de fusilamientos, prisiones, etc. Hay que terminar con el golpismo militar oportunista para dejar actuar al Pueblo en toda su intensidad y ponernos nosotros a acompañar a ese Pueblo que ló hará todo, si las instrucciones y directivas se cumplen bien y la insurrección que propugnamos se intensifica y se extiende como vemos que está sucediendo en todas partes. La organización de nuestras fuerzas es por ahora lo funda­mental. Vemos que el caos se viene y cuando este caos se produzca, la última palabra la dirá quien posea una masa organizada y disciplinada que se haya preparado para dominar ese caos y llevarlo adelante.Por eso tengo la misma inquietud que descubro en su carta: que la canalla dictatorial se apure demasiado y no tengamos tiempo de organizamos mejor. Me preocupa que en todas partes se trata de accionar, pero en pocas partes la gente se ocupa de estar bien organizada. De nada vale dar un golpe de Estado si luego no ha de poderse dominar lo que resulta de él. Tampoco nosotros podremos pensar en derribar la dictadura si no tene­mos los elementos preparados para aprovechar bien en las consecuencias de los hechos que se produzcan. Que la dictadura se viene abajo, no hay duda, Lo que hay que asegurar ahora es que el Pueblo "se venga arriba".En otra seré más extenso, porque quiero que ésta salga enseguida para ésa a fin de que el amigo de Río no se detenga.Un gran abrazoFirmado: Juan Perón

Seguir leyendo

  • Visto: 2229

Actualidad desde una concepción peronista

  • Fidel:

    Fidel: "Perón fue capaz de diseñar una política independiente y de raíz obrera"*

    El presidente Chávez presentó ante el Parlamento de Venezuela su informe sobre la actividad realizada en 2011 y el programa a ejecutar en el año actual. Después de cumplir rigurosamente las formalidades que demanda esa importante actividad, habló en la Asamblea a las autoridades oficiales del Estado, a los parlamentarios de todos los partidos, y a los simpatizantes y adversarios que el país reúne en su acto más solemne.

    Nota Completa...

  • CLAUDIO DIAZ Y LA “DILLETIZACION DEL PERONISMO”

    CLAUDIO DIAZ Y LA “DILLETIZACION DEL PERONISMO”

    Claudio Díaz ya no está entre nosotros. Esta es una verdad que aunque lastime en lo profundo del alma resulta a las luces irremediable. Pero a diferencia de otras ausencias, la de Claudio se ha transmutado en aquel tipo de presencias que nos aleccionan y nos impulsan a continuar con la lucha entablada. Es presencia por el aliento eterno de sus convicciones, de su autenticidad, de su coherencia, de su fe, de su militancia, de su humildad, y por qué no, de sus obsesiones, pero no de aquellas que enmudecen y paralizan, sino de las que excitan y desafían.

    Nota Completa...

  • RE BAJANDO LINEAS II

    Alberto Curotto, un viejo militante peronista contaba una anécdota ocurrida en el Ministerio de Trabajo con el Interventor Militar de la dictadura, decía que un día lo había llamado a su despacho y sin mediar ninguna conversación anterior le espetó casi autoritariamente ¡¡Así que usted es Peronista!! No, contestó Curotto, usted está equivocado ¡¡Yo soy muy Peronista!!.

    Esta colación viene porque alguno puede pensar que repasando la lectura del General Perón crea que uno está en contra del Gobierno Nacional, todo lo contrario, lo que nosotros pretendemos es que ninguno saque los "pies del plato" que és justamente lo que indicaba el General, por lo tanto, volver al seno del verdadero peronismo no es otra cosa que señalar algunos casos donde puede haber alguna falencia aprovechada por el enemigo de siempre: La oligarquía Argentina, que así la denominó Evita.

    Nota Completa...

  • NACIONALISMO VS. XENOFOBIA

    panchopestanhaA principios del siglo pasado el pensador mexicano José Vasconcelos sugería que:“Todo parece indicar que (…) llegaremos en América,  antes que en parte alguna del globo, a la creación de una raza hecha con el tesoro de todas las anteriores, la raza final, la raza cósmica”.  Dicha reflexión  enunciada en el prólogo de su libroLa Raza Cósmica, Misión de la raza iberoamericana, constituyó en su época el  producto de un profundo y meditado análisis del fenómeno  de mixturación étnica y cultural que venía operándose en nuestro continente, indicando además que una modalidad civilizacional  novedosa y esperanzadora, se estaba gestando en estos lares.

    Nota Completa...

  • Ellos, los Neonazis

    diego_gutierrez_walkerEl pasado año, un gremialista forjado en lo que todavía queda del molde de un sindicalismo peronista doctrinariamente ortodoxo movió el avispero de la matrix mediática, política y cultural  al proclamar vos en jarro, y seguramente con un tono aguardentoso, que cierto sindicalismo alternativo representaba una especie de zurda loca.

    El bestiario anestesiado en el sopor de lo políticamente correcto se vio de golpe sacudido de un tirón y arrojado de esa siesta de pachorra intelectual custodiada por lo medios de comunicación masiva, las cátedras universitarias, los estrados judiciales y financiada desde los sectores patronales y de “filantrópicas” ongs del dinero.

    Nota Completa...

  • “Voces de ultratumba”

    joseluismunozazpiriLos lectores de "La Nación" suelen escandalizarse, a menudo, con las demoras de los vuelos de Aerolíneas, los embotellamientos de tránsito y las declaraciones de algún funcionario. Muchas veces no les falta la razón, pero nos preguntamos por qué no manifiestan similar susceptibilidad cuando en las páginas principales se publican los libelos de algunos publicistas; auto referenciados como "profesionales de las historia" - que manifiestan desdén por sus colegas con un leguaje descalificatorio y provocativo – quienes porfían en reiterar inexactitudes sepultadas en el basural de la historia. Ahora baten el parche con el éxodo de pilotos y la pauperización presupuestaria de las FF.AA. que pondrían a nuestro país en un estado de indefensión. La preocupación sería legítima si se considera al sector castrense como el brazo armado de la sociedad, para la defensa de su integridad territorial y la defensa de sus recursos. Pero al parecer "La Nación" no lo entiende de esta forma, según se desprende de sendos artículos publicados el 6 del cte., en relación con la conmemoración de la Batalla de Obligado, donde se considera a la misma, junto con Malvinas, el fruto de un nacionalismo de características patológicas, pues hablar de soberanía, en estos tiempos globalizados, es un anacronismo y un desatino. En realidad, para la mentalidad de los tenderos, nunca fueron cuerdas las luchas anticoloniales.

    Nota Completa...

  • Formar en “modo peronista”

    Formar en “modo peronista”

    A veces hablamos con jóvenes militantes del peronismo, del frente de todos, de sindicatos o movimientos sociales, etc., y se da en mas de los que se cree un fuerte desprecio, a la formación política, a la formación integral de un cuadro político, sindical, o social.

    Nota Completa...

  • A propósito del artículo de Alberto Lettieri publicado en Ideas al Sur en el día de hoy

    A propósito del artículo de Alberto Lettieri publicado en Ideas al Sur en el día de hoy

    .....Al país no lo jodió las alpargatas, le hizo mal las incitaciones de los libros aviesos, la falsa ilustración, el tono de engolamiento doctrinario, el abuso de la palabra como instrumento de oprobio y su perduración aciaga en las columnas periódicas y en el libro. Palabra emponzoñada, enfardada en odio y resentimiento, proclamada y reiterada hasta el hartazgo por un escritor erudito, aspirante a “scholar”, cuya difusión semicosmopolita se debe a razones extraculturales (director de la biblioteca de Estado más importante del hemisferio austral, “viajero” anglosajón de su propio país, arcángel Miguel de la milicia democrática contra el dominio oscuro de Satán-Perón. Cultivo moroso del culto gardeliano a la “viejita”, frecuentación de un “entourage” de `poetisas y poetastros semiinstruídos, etc. etc.) En suma, los mitos de Pasternak y Solshenitzin, trasladados al subdesarrollo de una colonia intelectual europea.

    Nota Completa...

  • La unidad de la CGT y la Conducción de la Nación

    La unidad de la CGT y la Conducción de la Nación

    Peronismo, identidad y fractura

    Con la palabra «peronismo» suele definirse erróneamente al Partido Justicialista, que en realidad sólo es una herramienta electoral al servicio de una comunidad mucho mayor, de composición movimientista. A la vez, bajo el mismo nombre, se hacen generalizaciones que incluyen una larga serie de apellidos seguidos del sufijo “ismo”, como si cada uno de ellos involucrara, sin más, al conjunto.

    Nota Completa...

  • El planeta de los simios

    El planeta de los simios

    Desde hace mucho tiempo este titulo tiene un lugar en la historias de los pueblos. Esta ambivalencia se fue dando en las diferentes sociedades y en las mas diversas culturas, a pesar que en la argentina se llegó a definir  innegablemente por los años 55, con la palabra, “gorilas”. Así se denominaban a aquellos protagonistas que anteriormente Evita los llamara la “oligarquía nacional”, personajes de frondosos poder adquisitivo a los cuales no se podía tocarles un peso según la vieja tradición liberal y conservadora.

    Nota Completa...

  • 2019, LA LINEA HISTÓRICA VUELVE

    2019, LA LINEA HISTÓRICA VUELVE

    Se avecinan momentos de efervescencia en la política argentina. Algunos creerán que tiene que ver con la ya insostenible situación de crisis a la que los Newman Boys nos han llevado. La pena, el dolor y la fuerte crisis nos amenaza, pero no nos asusta. Otros tantos porque como novela creen puede revertir el mazazo popular de las Primarias Abiertas  Simultaneas y Obligatorias en las próximas elecciones de octubre. Pero no, el pueblo hizo tronar el escarmiento.

    Nota Completa...

  • PENSAMIENTOS DE UNA ELECCION. RESPUESTA POPULAR Y PERONISMO

    PENSAMIENTOS DE UNA ELECCION. RESPUESTA POPULAR Y PERONISMO

    "La patria no es patrimonio de ninguna fuerza. La patria es el pueblo
    y nada puede sobreponerse al pueblo sin que corran peligro la libertad y la justicia"
    Evita

    Las elecciones son esto. Dejan infinidad de muertos, rezagados, perdedores, heridos, pero también victoria, esperanza, decisión, compromiso y unidad. Y mensajes, muchos. Nada de esto es entendible si los acontecimientos vividos se separan de la realidad histórica que vamos elaborando en esta vorágine vital, y cómo asume cada personaje su lugar en esa historia.

    Nota Completa...