DEPREDACION (No ataco, critico)

Es común que, en las guerras de ocupación, se produzca una destruc ción integral de valores, ya que las fuerzas de ocupación no tienen gene ralmente otra actividad que la de vivir de los medios existentes en el pro pio teatro de operaciones. Ellas difícilmente construyen, sólo consumen y destruyen, sin importarles ni la forma ni los medios que emplean para sus fines.

Desde 1955 ese mismo fenómeno parece haberse consumado en la República. Bastaría para comprobarlo, comparar la situación que encontra ron en lo financiero, económico y social, con lo que nos es doble obser var y constatar en la actualidad, después de diecisiete años de ocupación

En 1955, en lo financiero, el país no tenia deuda externa, poseía una reserva financiera del orden de los 1.500 millones de dólares, sus servicios financieros en divisas eran del orden de los cien millones de dolares anuales, el Peso Moneda Nacional se cotizaba en el mercado libre a razón de 14,50 pesos por dólar, la balanza de pagos era invariablemente favorable a nuestro país, la economia estatal equilibrada sin necesidad de recurrir al agobio impositivo, la economía privada en plena expansión y la economia popular de plena abundancia.

Han pasado diecisiete años y el contraste no puede ser más evidente: hoy la deuda externa ha de pasar de los 5.000 millones de dólares, no se posee reserva financiera alguna y el país está al borde de la casación de pa gos, los servicios financieros al exterior en divisas pasan de los 1.000 mil Millones de dólares anuales, el peso moneda nacional, que no se cotiza en pais alguno, tiene una relación aproximada más allá de los 1,000 pesos por dolar, aunque no se sabe a ciencia cierta si aún vale algo, la balanza de pe gos es invariablemente desfavorable, la economía estatal es catastrófica y, a pesar de los impuestos leoninos, cierra sus ejercicios con deficits pavorosos e inamortizables, del orden del medio billón anual; la economia privada languidece aplastada por el peso de los impuestos y deprimida por la carencia casi absoluta de crédito y la economía popular de absoluta mise ria, al punto de que con los sueldos y salarios impuestos arbitrariamente por el Gobierno no se logra ni siquiera comer todos los dias.

Fuera de lo anterior, que ya es mucho, el país está sometido a una depredación sin precedentes a lo largo de toda su historia, con la ruina de su proceso de industrialización preconcebida mente provocado y conse cuencia del saqueo realizado desde afuera y desde adentro. Con el agra vante de haber hecho perder la confianza a los hombres de empresa que, en esta forma, justifican la evasión de capitales, ya que toda inversión en el país, resulta de una inseguridad aterradora. ¿Quién puede confiar en el ahorro de una moneda que en el curso de un solo año pierde las dos ter ceras partes de su valor?

No he de ser yo quien pueda decir a los argentinos la situación en que se encuentran, cuando cada día deben enfrentar las acechanzas de una des gracia provocada por la sistemática depredación, en la que parecen estar muchos empeñados, Pero, en esta tarea de castigar a los argentinos', que parece ser el designio maligno de una conducción hacia el abismo, nada puede compararse a la peor anulación de todas las posibles: la destrucción del argentino.

Me consta, por haberlo presenciado durante los casi diez años de Gobierno Justicialista, los extraordinarios valores humanos existentes en todos los estamentos de nuestra comunidad nacional y no puedo olvidar que el sintoma más elocuente de una economía de abundancia es la disminución acelerada del indice de delincuencia en todas sus formas. Hoy, al contemplar lo que está ocurriendo, me parece imposible que todo eso su ceda, porque representa aceptar que un sector abundante de nuestra po blación ya ha perdido los valores esenciales, para dedicarse abiertamente a la delincuencia. Es comprensible que una depredación del orden de la producida en estos anos, nos vaya arrastrando hacia la desesperación y nos leve a cualesquiera de sus consecuencias. El mal ejemplo ha sido tan ne fasto que existen muchos que se inclinan a seguirlo, porque las comunida des, como el pescado, comienzan a podrirse por la cabeza, ¿Qué le pode mos exigir al ladronzuelo que roba una cartera en el omnibus, cuando se realizan y tolerado negociados fabulosos en perjuicio de la Nación en la mayor impunidad?  Cómo podemos execrar un secuestro, si ese delito ha pasado a ser la regla en las formaciones parapoliciales? ¿Como podemos espantarnos frente a cualquier asesino que mata para robar, si esta mos presenciando diariamente otros asesinatos amparados?

Por lamentable que parezca, debemos confesar que la mitad de los delitos que se cometen, han de ser cargados a la cuenta de los que los pro volcán como promotores. La miseria, la injusticia, la violencia represiva, los métodos criminales en la represión, el mal ejemplo, como la irrespon usabilidad en la función pública, si no justifican, por lo menos explican mucho de lo que está pasando en el Pueblo Argentino, al que no se le pue de pedir una virtud olvidada por sus dirigentes, aunque sean ocasiona les.

(Las Bases, 4 de abril de 1972)


  • Visto: 453

Actualidad desde una concepción peronista

  • ALGO HABRA HECHO KIRCNHER…

    panchopestanhaRaúl Scalabrini Ortiz supo advertir en aquella jornada del 17 de octubre de 1945 la presencia inalterable del "subsuelo de la patria sublevado" ¿Quiénes componían aquella entidad que se había revelado contra un orden material y simbólico que los oprimía? ¿Cómo estaba estructurada esa masa numeral que luego transmutó en pueblo esencial según palabras del mismísimo Marechal? Cuentan los testigos más confiables de aquel suceso que ese conglomerado estuvo integrado fundamentalmente por hombres y mujeres de trabajo, peones, estibadores, oficinistas, torneros, etc, pero además, que un dato en particular caracterizaba esa estampa histórica: su juventud.

    Nota Completa...

  • Pensamiento nacional y bicentenario

    panchopestanha"Hemos edificado toda nuestra vida con elementos prestados desdeñando todo lo propio, todo lo genuinamente nuestro, todo lo que llamo genio facúndico para designar sensiblemente –con una figura de representativa y rancia reciedumbre humana y popular– la expresión argentina. Nos hemos esforzado en cercenar nuestra historia colocando una fecha –1810– como el hito de una ‘zona de nadie’ separativa de dos mundos. Del mismo modo, aquella fecha que para ser histórica necesitó los siglos históricos precedentes, nos ha sido presentada siempre no como una continuidad sino como una negación. Como una obstinada y tozuda negación, a virtud de la cual hemos sacrificado nuestra ideosincracia existencial en el insano empeño de asumir una fisonomía copiada. Hemos cedido lo esencial por una copia. La copia de algo que ahora resulta efímero y deleznable.”

    Nota Completa...

  • El Odio A Peron

    Desde siempre, podría decirse, se ha tratado de enturbiar la imagen del "General", como suelen llamarlo en una invocación que subsume en si, admiración, nostalgia, respeto y amor al caudillo, y muchos sentimientos más positivos hacia él, los seguidores de Perón y la doctrina que impartió desde su alta magistratura.

    Nota Completa...

  • La libertad avanza...

    La libertad avanza...

    El líder mundial por la democracia y la libertad, Joe Biden (apodado por algunos simpatizantes en nuestro país como “Juan Domingo Biden”), acaba de anunciar medidas de apoyo financieras y políticas al muy democrático gobierno de Ucrania, ante la invasión rusa a ese territorio, para enfrentar al Hitler moderno, Vladimir Putin.

    Nota Completa...

  • Y PERON VOLVIO A LLORAR. Brevísimas, desprolijas, confusas, e intempestivas reflexiones sobre el Ballotage.

    Y PERON VOLVIO A LLORAR. Brevísimas, desprolijas, confusas, e intempestivas reflexiones sobre el Ballotage.

    Si el primer peronismo cumplió una misión vital en la historia de nuestro país fue – precisamente - aquella que tuvo como objetivo primordial el de evitar que el capital financiero se apropiara de las herramientas del estado. En ese sentido el movimiento fundado magistralmente por Perón, doctrina mediante, constituyó un obstáculo, una muralla casi inexpugnable que evitó que la especulación financiera reinara en aquella Argentina marcada a fuego por el vergonzante pacto Roca Runciman, promoviendo la producción y el trabajo, como madre y padre del desarrollo y del destino nacional.

    Nota Completa...

  • La leyenda negra. Un ataque a nuestra identidad

    La leyenda negra. Un ataque a nuestra identidad

    Puede decirse, sin temor a exagerar, que la leyenda negra consiste en un juicio negativo e "inexorable", aceptado sin indagar su origen ni veracidad, según el cual España habría conquistado y gobernado América durante más de tres siglos, haciendo alarde de una sangrienta crueldad y una opresión sin medida, que no encontraría comparación en la historia occidental moderna. La fábula anti-española sostiene que la empresa del Descubrimiento se llevó a cabo por una insaciable codicia y avaricia, cuyo objetivo no sería otro que la sed de oro que tenía el imperio español; para lo cual no se dudó en perpetrar un "genocidio" sobre las poblaciones indígenas, causando 50 millones de muertos.

    Nota Completa...

  • La hermandad de la Plaza de Mayo

    pablo_vazquezLa historia nacional de luchas y  sacrificios tiene hitos fundacionales. Debe ser el basamento racional y emotivo de un proyecto nacional, pero sin descuidar la valoración del presente, de su sentir y acontecer.

    Entre estos mojones se encuentran las movilizaciones populares, teniendo como epicentro la Plaza de Mayo. La resistencia a las invasiones inglesas, el cabildo abierto, los caballos atados de las montoneras de López y Ramírez, las manifestaciones a Rosas, los desclasados de Alem e Yrigoyen, las marchas socialistas y sindicales, el 17 de octubre, el 19 y 20 de diciembre del 2001…

    Nota Completa...

  • Lo que no entendemos* (Revista Zoom)

    Muchos porteños no entendemos cómo Mauricio Macri pudo alcanzar el 47 por ciento de los votos en primera vuelta. Lo primero que hay que admitir, indispensable: el problema es nuestro, no de los porteños que lo votaron.

    Tampoco entendimos en 2007. Hoy, estamos peor. El PRO obtuvo dos puntos más que los que logró hace cuatro años, cuando aun no tenía encima el desgaste de una gestión deficitaria y todavía era, para muchos, una promesa de eficiencia.

    Nota Completa...

  • Los artistas como intelectuales

    buelaEn una sociedad como la nuestra, de consumo, opulenta para pocos, cuyo dios es el mercado, la imagen reemplazó al concepto. Es que se dejo de leer para mirar, aun cuando rara vez se ve.

    Y así los artistas, actores, cantantes, locutores y conductores televisión han reemplazado a los intelectuales.

    Nota Completa...

  • Sarlo y la hegemonía comunicacional oficialista

    pablo_vazquez

    En estos tiempos de riqueza en debates y relecturas históricas Beatriz Sarlo realizó un interesante aporte en su último libro La audacia y el cálculo sobre los años de gobierno del ex presidente Néstor Kirchner.

    Diversos periodistas y escritores han realizado aportes de dispar valía, pero este último texto contribuye a pensar (y pensarnos) en el marco de los cambio políticos culturales producidos desde el 2003 y que hoy conduce la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner cimentando nuestro proyecto nacional y popular.

    Nota Completa...

  • Algunos interrogantes sobre la representatividad*

    panchopestanha“Únicamente un gobierno vigoroso, sostenido con ardor por los sectores populares, podrá ejecutar la política económica heroica que  necesita el país para transformarse acorde la revolución de nuestro tiempo”
    Arturo Enrique Sampay

    Reflexionar sobre las elecciones “primarias” verificadas recientemente en nuestro país nos induce a inmiscuirnos en algunas cuestiones vinculadas al orden de representatividad. El régimen normativo vigente que instituye la conformación de legitimidades políticas, el basamento constitucional que le otorga sustento jurídico a dicho régimen, las relaciones de poder existentes al tiempo de determinar las regulaciones constitucionales y normativas, y los fundamentos socio históricos y tradicionales que le brindan o deberían brindarle sentido y sustento constituyen -entre otros- algunos de los factores a tener en consideración al momento de esbozar cualquier razonamiento sobre la cuestión en análisis, por más superficial que éste sea.

    Nota Completa...

  • La Muerte

    La Muerte

    La muerte ha suscitado el análisis del ser humano desde el principio de los tiempos, es por su inevitabilidad un hecho que atraviesa a todas las culturas.

    Todas ellas la han tratado de entender, darle un sentido, evitarla, en fin, la convivencia con la muerte ha sido y sigue siendo un elemento fundamental e inquietante para las personas.

    Nota Completa...