Carta a Florencio Monzón (20-03-1956)

Panamá, 20 de marzo de 1956.

Señor D. Florencio Monzón

SANTIAGO

Mi querido compañero y amigo:

Acuso recibo de su carta del Io de marzo próximo pasado y le agradezco todas sus preocupaciones y fatigas en apoyo de nuestra causa y de nuestra lucha. Las informaciones muy buenas y muy completas. Me parece muy bien todo lo que ustedes están haciendo allí. Yo trato que lo mismo se haga en Brasil, Bolivia, Uruguay y Paraguay. Creo que todo se va organizando poco a poco. Yo no creo tanto como ustedes en una solución inmediata, rápida y fortuita de la situación, creo que será necesario prepararnos para una lucha que puede ser larga y penosa. Si en tanto se solucionan las cosas por un golpe de la fortuna, mejor pero, de lo contrario es necesario organizar la resistencia para una acción de aliento. Es solo en el camino de ésta que puede producirse la anterior.


Por eso, preparo las instrucciones para enfrentar una organización de aliento para la lucha futura. En pocos días más les he de hacer llegar mis ideas al respecto. Con las instrucciones impartidas y las aclaraciones que hoy le remito a María, que han sido ya cursadas a Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia, para ser metidas en nuestro país a través de la frontera, se completan las bases para la lucha actual por medio de la resistencia. El segundo paso será sistematizar esa lucha mediante organismos permanentes que permitan una perfecta coordinación y dirección con unidad de acción.

Por la carta que dejó allí el amigo Enrique Oliva veo que los muchachos trabajan activamente en el interior de nuestro país. Le adjunto una r a Para que le haga llegar a este muchacho. Estos comandos Coronel Perón, según tengo entendido han sido organizados por los peronistas y coordinan su acción con los trabajadores que son parte de la lucha ilegal con las organizaciones. Es precisamente esta organización la que ha de servir de base, extendiéndose lo necesario, hasta montar una máquina poderosa. Los ciudadanos irán perdiendo el temor a la represión violenta y a las armas de la dictadura. El hombre se acostumbra a todo, incluso al peligro. Cuando ello suceda, lo que ha de lograrse solo con el tiempo, la lucha entrará en su fase decisiva y efectiva. Hasta entonces es una especie de gimnasia destinada a adquirir la experiencia y la eficacia.

Es necesario también que la juventud peronista actúe activamente movilizando a los estudiantes secundarios y universitarios en la agitación, constituyendo los comandos necesarios, para establecer también en este campo, la resistencia. Creo que el trabajo ha de ser arduo en este año, hasta que se produzca la decisión o se establezca la lucha sistemática. La intervención de los militares que actualmente conspiran (Lonardi, Bengoa, Uranga, etc.) no ha de ser lo decisivo para nosotros, porque ellos trabajan por su cuenta con las fuerzas que les responden. Es indudable que ellos serán una ayuda, pero debemos cuidar que en caso alguno le entreguemos el pueblo a ellos porque, al final, harán lo mismo que éstos, ya que obedecen a directivas preconcebidas y a una ideología que no es la nuestra.

Nosotros debemos defender al pueblo contra estos "libertadores " y la única forma de hacerlo es asegurando que, en caso alguno, el pueblo vaya a ser engañado y metido en una empresa en su contra.

Ayer le escribí a María dándole detalles de todo esto. Le mando los retratos que me pidió. Espero que me digan informando como hasta ahora, porque sus informaciones me son muy útiles.

Muchas gracias por todo, le incluyo mi nuevo domicilio para que me escriba directamente a él.

Pronto les he de hacer llegar los contactos directos en Brasil, Uruguay, Bolivia, etc., a fin de que ustedes puedan comunicarse con ellos en caso de necesidad. Será útil que estemos siempre en comunicación permanente y rápida cualquiera sea la región, porque ello acelera la ejecución de cualquier asunto y permite la coordinación de todo lo que se ejecuta.
Un gran abrazo
Juan Perón

  • Visto: 2395

PERÓN ... Vence al tiempo © 2003 a la Eternidad

Todos los derechos reservados a defender a la Patria