Carta al Gral Nicolas Accame (20-05-1938)

Buenos Aires, 20 de mayo de 1938

Al General D. Nicolás C. Accame

Buenos Aires.

Mi General:

En este momento termino de leer el proyecto que ha tenido la amabilidad de facilitarme y mucho le agradezco al Señor General el buen rato que, como argentino y como "patagónico", me ha proporcionado.

Indudablemente, el proyecto ataca el centro de gravedad de los problemas australes: el agua. Yo soy de la Patagonia, conozco sus problemas reales y estoy persuadido de que, si el señor General consigue iniciar la gran obra que se propone, habrá hecho algo verdaderamente insigne y habrá ganado el reconocimiento de los argentinos y con ello el derecho a la estatua en las ciudades que piensa crear.

Solamente con el aprovechamiento del agua abandonada en los grandes lagos y la irrigación, habrá resuelto el problema fundamental, pues la Patagonia se "está muriendo de sed" y bien sabemos que, sin agua, todas las conquistas antropogeográficas no pasarán de ilusorias. •

El agua, poblará, argentinizará y creará la riqueza que ha de explotarse.

El Gobierno, bien organizado y en manos capaces, con iniciativa y talento, dará el "puntapié" inicial y luego guiará la labor de integración de la Argentina austral con el resto del país.

En mi concepto, Usted mi General ha previsto todo con un sentido objetivo que lo presenta como "patagónico" (disculpe la palabra), pero no es común que los hombres de otras regiones lleguen en poco tiempo a una compenetración tan profunda de los problemas australes y penetren suficientemente las cuestiones básicas.

Su propuesta sobre los "puertos libres" me recuerda la magnífica solución del que fuera uno de nuestros más grandes estadistas, el general Roca. La Patagonia sin puertos libres está encadenada y ahogada por los fletes. Trabaja sólo para las compañías navieras y el trabajador del campo no puede con su labor, ni siquiera subsistir decorosamente. Estoy seguro que desde el funesto día en que el Presidente Irigoyen, por emplear a unos cuantos políticos, creó las aduanas suprimidas por el General Roca, "decretó" la despoblación, o por lo menos, es estancamiento económico de la Patagonia.

Mi General, no se me escapa que tendrá Usted que luchar mucho por llevar adelante su magnífica idea, pero bien lo sé de los soldados que han nacido para luchar; por eso tengo fe en su éxito y anhelo de todo corazón poder ser, un día no lejano, el iniciador de un proyecto que ha de inmortalizar en el bronce de la gratitud, esta obra magnífica y que me sea dado acompañarlo para que juntos recordemos, con el placer del triunfo, estas horas de lucha.

Le ruego mi General quiera aceptar con mi agradecimien¬to por su atención mi saludo con el cariñoso respeto de siempre.

Firmado: Juan Perón, Teniente Coronel, E.M.G.E.

Buenos Aires, 20 de mayo de 1938

Al GeneralD. Nicolás C. Accame Buenos Aires.

Mi General:

En este momento termino de leer el proyecto que ha te­nido la amabilidad de facilitarme y mucho le agradezco al Señor General el buen rato que, como argentino y como "pa­tagónico", me ha proporcionado.

Indudablemente, el proyecto ataca el centro de gravedad de los problemas australes: el agua. Yo soy de la Patagonia, conozco sus problemas reales y estoy persuadido de que, si el señor General consigue iniciar la gran obra que se propone, ha­brá hecho algo verdaderamente insigne y habrá ganado el re­conocimiento de los argentinos y con ello el derecho a la esta­tua en las ciudades que piensa crear.

Solamente con el aprovechamiento del agua abandonada en los grandes lagos y la irrigación, habrá resuelto el problema fun­damental, pues la Patagonia se "está muriendo de sed" y bien sabemos que, sin agua, todas las conquistas antropogeográficas no pasarán de ilusorias. •

El agua, poblará, argentinizará y creará la riqueza que ha de explotarse.

El Gobierno, bien organizado y en manos capaces, con ini­ciativa y talento, dará el "puntapié" inicial y luego guiará la la­bor de integración de la Argentina austral con el resto del país.

En mi concepto, Usted mi General ha previsto todo con un sentido objetivo que lo presenta como "patagónico" (disculpe la palabra), pero no es común que los hombres de otras regio­nes lleguen en poco tiempo a una compenetración tan profunda de los problemas australes y penetren suficientemente las cues­tiones básicas.

Su propuesta sobre los "puertos libres" me recuerda la magnífica solución del que fuera uno de nuestros más grandes estadistas, el general Roca. La Patagonia sin puertos libres está encadenada y ahogada por los fletes. Trabaja sólo para las com­pañías navieras y el trabajador del campo no puede con su la­bor, ni siquiera subsistir decorosamente. Estoy seguro que des­de el funesto día en que el Presidente Irigoyen, por emplear a unos cuantos políticos, creó las aduanas suprimidas por el Ge­neral Roca, "decretó" la despoblación, o por lo menos, es estan­camiento económico de la Patagonia.

Mi General, no se me escapa que tendrá Usted que luchar mucho por llevar adelante su magnífica idea, pero bien lo sé de los soldados que han nacido para luchar; por eso tengo fe en su éxito y anhelo de todo corazón poder ser, un día no lejano, el iniciador de un proyecto que ha de inmortalizar en el bronce de la gratitud, esta obra magnífica y que me sea dado acompa­ñarlo para que juntos recordemos, con el placer del triunfo, es­tas horas de lucha.

Le ruego mi General quiera aceptar con mi agradecimien­to por su atención mi saludo con el cariñoso respeto de siempre.

Firmado: Juan Perón, Teniente Coronel, E.M.G.E.

Buenos Aires, 20 de mayo de 1938

Al GeneralD. Nicolás C. Accame Buenos Aires.

Mi General:

En este momento termino de leer el proyecto que ha te¬nido la amabilidad de facilitarme y mucho le agradezco al Señor General el buen rato que, como argentino y como "pa¬tagónico", me ha proporcionado.

Indudablemente, el proyecto ataca el centro de gravedad de los problemas australes: el agua. Yo soy de la Patagonia, conozco sus problemas reales y estoy persuadido de que, si el señor General consigue iniciar la gran obra que se propone, ha¬brá hecho algo verdaderamente insigne y habrá ganado el re¬conocimiento de los argentinos y con ello el derecho a la esta¬tua en las ciudades que piensa crear.

Solamente con el aprovechamiento del agua abandonada en los grandes lagos y la irrigación, habrá resuelto el problema fun¬damental, pues la Patagonia se "está muriendo de sed" y bien sabemos que, sin agua, todas las conquistas antropogeográficas no pasarán de ilusorias. •

El agua, poblará, argentinizará y creará la riqueza que ha de explotarse.

El Gobierno, bien organizado y en manos capaces, con ini¬ciativa y talento, dará el "puntapié" inicial y luego guiará la la¬bor de integración de la Argentina austral con el resto del país.

En mi concepto, Usted mi General ha previsto todo con un sentido objetivo que lo presenta como "patagónico" (disculpe la palabra), pero no es común que los hombres de otras regio¬nes lleguen en poco tiempo a una compenetración tan profunda de los problemas australes y penetren suficientemente las cues¬tiones básicas.

Su propuesta sobre los "puertos libres" me recuerda la magnífica solución del que fuera uno de nuestros más grandes estadistas, el general Roca. La Patagonia sin puertos libres está encadenada y ahogada por los fletes. Trabaja sólo para las com¬pañías navieras y el trabajador del campo no puede con su la¬bor, ni siquiera subsistir decorosamente. Estoy seguro que des¬de el funesto día en que el Presidente Irigoyen, por emplear a unos cuantos políticos, creó las aduanas suprimidas por el Ge¬neral Roca, "decretó" la despoblación, o por lo menos, es estan¬camiento económico de la Patagonia.

Mi General, no se me escapa que tendrá Usted que luchar mucho por llevar adelante su magnífica idea, pero bien lo sé de los soldados que han nacido para luchar; por eso tengo fe en su éxito y anhelo de todo corazón poder ser, un día no lejano, el iniciador de un proyecto que ha de inmortalizar en el bronce de la gratitud, esta obra magnífica y que me sea dado acompa¬ñarlo para que juntos recordemos, con el placer del triunfo, es¬tas horas de lucha.

Le ruego mi General quiera aceptar con mi agradecimien¬to por su atención mi saludo con el cariñoso respeto de siempre.

Firmado: Juan Perón, Teniente Coronel, E.M.G.E.


  • Visto: 2580

Actualidad desde una concepción peronista

  • Ni indignado, ni sorprendido: "disipado". (RESPECTO A LA CRITICAS APARECIDAS EN EL PERIÓDICO "LA NACIÓN" AL INSTITUTO "MANUEL DORREGO" )

    panchopestanhaMuchachos y muchachas:

    La verdad es que como abandoné hace tiempo la costumbre de leer los periódicos y de escuchar las radios porteñas, ya que en razón  de su matriz compulsiva y alienante, hubo un tiempo en que mi analista me recetó una pastillita terminada en "zepan", me enteré por vuestros respectivos correos, y por un llamado de Araceli, respecto de las sendas notas publicados en esa añeja y vetusta tribuna de doctrina que debe costar al rededor de cinco pesos (prometo mañana consultar al canillita de la esquina).

    Nota Completa...

  • La Tercer Tiranía atacada por Lilita Carrió

    "Los de afuera que dominan y los de adentro que entregan"
    Arturo Jautetche

    De mediar un amperímetro en estos días se vería como escala hasta reventar en un rojo furioso cada vez que la lidereza de la Coalición Cívica Dra. Elisa Carrio realiza alguna declaración sobre la realidad argentina y sobre la situación del matrimonio Kirchner.

    Nota Completa...

  • LA CONCIENCIA JURÍDICA POPULAR COMO FUENTE  DE LA LEY Y DEL DERECHO

    LA CONCIENCIA JURÍDICA POPULAR COMO FUENTE DE LA LEY Y DEL DERECHO

    El positivismo ha hecho estragos en las ciencias sociales, pero fundamentalmente en la pretendida ciencia del derecho. Así, muchos profesionales que egresan de las carreras de abogacía en Nuestra América, generalmente siguen homologando el “derecho” con la ciencia experimental, como lógica deductiva y matematizada,  desconociendo que los pueblos y los hombres no son de laboratorio, ni hay leyes universales en la historia; que los experimentos no son químicos,  ya que se enfrentan dolorosamente con culturas diferentes, con conciencias y voluntades históricas que son irreproducibles.

    Nota Completa...

  • Presentaron "¿Existe un Pensamiento Nacional?", de Francisco Pestanha

    presentacion_libro_pestanha_00Publicado por el sello Fabro, esta segunda edición corregida y aumentada -con prólogo del poeta, crítico literario e investigador Ernesto Goldar- reúne una serie de ensayos que apuntan a "la puesta en movimiento de un profundo proceso de acción intelectual militante".

    La presentación corrió por cuenta de Aníbal Torretta, secretario de Asuntos Juveniles del Sindicato de Municipales y de las 62 Organizaciones-Capital Federal; Patricio Mircovich, secretario de Prensa del Sindicato Unico de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires; César González Trejo, veterano de guerra de Malvinas, y Martín García, presidente de la agencia Télam.

    Nota Completa...

  • ¿Qué te pasa, Beatriz?*

    He leído tu artículo en La Nación del lunes 24 de octubre. Y en verdad, Beatriz, estoy sorprendido, demasiado sorprendido. Casi una página de Beatriz Sarlo en el diario de los Mitre para sostener que si bien hay algunos "motivos económicos", la causa del triunfo electoral de Cristina tiene su explicación profunda en que se trató de la "autoinvención" de una viuda. La lectura de ese artículo me dejó perplejo. Sólo se me ocurre preguntarte: ¿Qué te pasa, Beatriz?

    Nota Completa...

  • Un terrible error de juventud

    juliobarbaroAlguien inventó una supuesta teoría según la cual hubo en el país una violencia asesina y nefasta y otra revolucionaria y digna de todo respeto. Las dos violencias -la revolucionaria y la represora- son parte de un pasado sobre el que se fue imponiendo una mezcla de amnesia y de dolor que, a partir de una justa condena, termina en una absurda reivindicación.

    Estas cosas son parte, además, de un discurso del que somos rehenes, donde casi el único espacio legítimo está dado por el hecho de haber participado en la violencia revolucionaria de los años 70 (o, en su defecto, por aplaudir a los que lo hicieron). Allí el número de los desaparecidos no puede pronunciarse en vano, como si el mito fuera tan sólo una exageración de la verdad. La justa crítica a la demencia represora se revierte en adulación a la supuesta víctima, que termina siendo un héroe trágico sin culpa alguna que lavar.

    Nota Completa...

  • El Peronismo Que Vive Con Peron Y El Que Quieren Los Peronistas

    El Peronismo Que Vive Con Peron Y El Que Quieren Los Peronistas

    Ayer, 6 de Julio de 2009 amaneció lluvioso, terminé de garabatear los últimos toques de la nota sobre la derrota peronista del 28 de Julio de 2009, si es que se le puede llamar derrota, ya que, si cerramos los números dentro de los que de alguna forma representaron al " Peronismo", nos encontraríamos con más de un 65 % de votos a favor, pero el que realmente piensa como peronista y escuchó las propuestas de los candidatos entre comillas, las preposiciones distan mucho de ser lo deseado por los que sienten, viven, pregonan y luchan por las ideas del viejo general.

    Nota Completa...

  • La leyenda negra. Un ataque a nuestra identidad

    La leyenda negra. Un ataque a nuestra identidad

    Puede decirse, sin temor a exagerar, que la leyenda negra consiste en un juicio negativo e "inexorable", aceptado sin indagar su origen ni veracidad, según el cual España habría conquistado y gobernado América durante más de tres siglos, haciendo alarde de una sangrienta crueldad y una opresión sin medida, que no encontraría comparación en la historia occidental moderna. La fábula anti-española sostiene que la empresa del Descubrimiento se llevó a cabo por una insaciable codicia y avaricia, cuyo objetivo no sería otro que la sed de oro que tenía el imperio español; para lo cual no se dudó en perpetrar un "genocidio" sobre las poblaciones indígenas, causando 50 millones de muertos.

    Nota Completa...

  • Introducción a un Ensayo sobre Pensamiento Nacional

    Introducción a un Ensayo sobre Pensamiento Nacional

    ...Nada resiste la voluntad del hombre
    puesta al servicio de una gran causa..."
    RAÚL SCALABRINI ORTIZ

    A lo largo de nuestra historia, distintas generaciones de tilingos y cipayos se han esforzado por esbozar los más diversos y descabellados axiomas para pretender ilustrarnos sobre los males que nos aquejan.

    Nota Completa...

  • Coherencia

    Coherencia

    Si buscamos la palabra coherencia en el diccionario encontramos: Relación lógica entre dos cosas o entre las partes o elementos de algo de modo que no se produce contradicción ni oposición entre ellas.

    Nota Completa...

  • Covid-República y Nación

    Covid-República y Nación

    Durante el Covid 19 han resurgido los debates políticos,  en algunos casos para sostener las distintas políticas públicas frente a la pandemia, en otros casos el tiempo libre que genera la pandemia para quiénes no tienen responsabilidad operativas de conducción o laborales les permite más tiempo de pensamiento y desarrollo.

    Nota Completa...

  • La inteligentzia

    facundomoyanoCon el nacimiento del Peronismo y su proceso de transformación revolucionario, que conquistó la Justicia Social e incorporó a los trabajadres como pilar fundamental de la Patria, también nació un sector de la clase media que se sintió agredido por el avance de los trabajadores, los descamisados y los más postergados en la vida política del país. " LA INTELLIGENTIZIA ", desde el profesor universitario, al maestro de escuela, pasando por el grueso de los profesionales, PERIODISTAS, artístas, se resintió en su subjetividad de depositario de la "CULTURA" y fabricó una interpretación a la medida de sus aptitudes, de IZQUIERDA a DERECHA y sin que sus diferecncias doctrinarias impidieran la unanimidad del pensamiento.

    Nota Completa...