Una causa popular, histórica y justa (Tiempo Argentino 23/01/12)

Por Sergio Di Nucci

Coordina el primer Observatorio Universitario dedicado al estudio de la problemática de las islas. Habla sobre las declaraciones de Cameron, la remalvinización y cómo los veteranos y sus familiares luchan desde hace 30 años.

Yo no me quiero morir sin que el Estado reconozca algún día el sentido por el cual murió mi hijo", cuenta Francisco José Pestanha que le declaró la madre de un soldado muerto en Malvinas cuando se le acercó al concluir una conferencia que daba sobre FORJA, la agrupación que condujo Arturo Jauretche. Ese fue el momento, hace más de siete años, en que decidió investigar las causas, pero sobre todo las consecuencias que dejó el conflicto de Malvinas. O en palabras del propio Pestanha: "Ahí nació mi compromiso con la lucha por el reconocimiento de quienes pelearon en las islas." Con una amplia trayectoria en la investigación sobre la corriente de Pensamiento Nacional, docente en la Universidad de Lanús, coordina el primer Observatorio Universitario dedicado a Malvinas, que dirige Julio Cardoso.

Pestanha dialogó con Tiempo Argentino sobre uno de los temas eternamente postergados o no resueltos en el debate nacional.

–¿Cómo explica las declaraciones de Cameron?

–Gran Bretaña está observando que tanto la Argentina como Latinoamérica han elevado sus umbrales de poder. Es decir, ellos contemplan hoy Estados en plena recuperación en el terreno de la política, de la economía y de la conciencia de unidad. Y además, leen claramente que esa recuperación nos está colocando en mejores posiciones para ejercer el reclamo respecto de Malvinas que hemos hecho y seguiremos haciendo. El crecimiento de Latinoamérica y la Argentina sumado a las constantes declaraciones de solidaridad plena respecto a la soberanía argentina, molesta al estabilishment inglés. El bloque latinoamericano se encuentra en un proceso de integración nunca visto y la causa de Malvinas aparece como un tema central. Los británicos son buenos lectores, leen muy bien este novedoso proceso. Más allá de que puedan existir problemas económicos internos en Gran Bretaña, la preocupación real por esta nueva posición latinoamericana se encuentra implícita en las manifestaciones de Cameron. Él ha reaccionado mal. ¿País colonial la Argentina? Ningún Estado latinoamericano ha tenido una tradición colonialista. Sí en cambio la tiene el sistema británico. Es una traslación que adquiere ribetes de ridiculez pero que responde a una preocupación real.

–El triunfo de Alfonsín supuso, para algunos, el giro hacia una Argentina desmalvinizada: un país que debía olvidar el conflicto y la reivindicaciones nacionalistas de las islas como pre-condición del ingreso a un mercado global, ajeno a fronteras nacionales, lo que logra cumplir el menemismo.

–Nos encontramos ante un proceso que se desarrolla desde hace décadas y que denominamos remalvinización. Luego de la derrota en 1982, los primeros que empiezan a implementar el dispositivo conocido como "desmalvinización" son los propios militares, quienes privaron a los soldados que volvieron de las islas de una recepción popular. La mayoría de los argentinos deseaba recibir a sus hijos y abrazarlos. El episodio de Puerto Madryn es un ejemplo. Pero los militares quisieron impedir el contacto de los soldados con la gente. La desmalvinización puso un manto de opacidad sobre la guerra, con el propósito de ir reconstituyendo la relación con los británicos. Sin embargo, el pueblo lentamente fue efectuando el reconocimiento de la lucha. Existe una innumerable cantidad de monumentos, nombres de calles, de recordatorios, nombres de clubes, de escuelas, adoratorios, etcétera. La causa Malvinas constituye el acontecimiento histórico más reconocido en el país. Mientras el poder se desmalvinizaba, el pueblo fue malvinizando con homenajes a los caídos. Es un fenómeno sociológico y cultural que hay que destacar y que merecería más concentración en los investigadores sociales. Es un reconocimiento de abajo hacia arriba e implica desarrollo y recuperación de la conciencia nacional.

–Hay quienes vieron en la tesis de la malvinización de la sociedad argentina el peligro de una deriva hacia un nacionalismo obsoleto, piedra angular del militarismo.

–Absurdo. Todo país construye su identidad a partir de procesos históricos comunes, símbolos, de experiencias y épicas. El pueblo argentino no puede ser una excepción, y no lo es. Sin embargo, en especial en el ámbito de nuestras élites, existe una tendencia a desconocer la calidad heroica de hombres como Julio Cao, de quien la presidenta leyó una carta dirigida a sus alumnos, del catamarqueño Nacho Bazán, de Poltronieri, de De la Colina, o Esteban Tries. El sentir y el pensar popular impulsa un proceso de incorporación de estos verdaderos héroes al relato histórico. Los nombres nuestros héroes en el interior son conocidos y comienzan a aparecer en textos y conmemoraciones. Es importante resaltar que el pueblo, sabia e intuitivamente, fue despegando las Malvinas de la dictadura cívico-militar que asoló al país, y además, comenzó a separar el agua del trigo, es decir, a quienes participaron en la represión. Lo importante es comprender que la lucha por las Malvinas precede al gobierno militar. Es una causa popular, histórica y justa, ya lo declaraba José Hernández en 1869. El gobierno de Cristina ha reconocido la calidad de héroes de esos hombres y constituye un acto de justicia plena. Eso es vital porque el dispositivo de la desmalvinización estuvo acompañado por una "victimización generalizada" de los veteranos. Lo interesante es que gran parte de los veteranos y familiares se negaron a esa victimización: victimizarlos implicaba privarlos del sentido por el que fueron a pelear. Entonces lucharon 30 años por el protagonismo que se les intentó negar. En los últimos años, han logrado ganar la batalla en el campo material merced a la asistencia del Estado. Faltaba la otra pata: el reconocimiento. Se trata de una batalla cultural. <


  • Visto: 1595

Actualidad desde una concepción peronista

  • El ingrato reconocimiento al FMI, y la deshonra a la memoria de Alejandro Olmos

    No es un capricho y son las circunstancias las que me provocan el encontrarme, una vez mas frente a un papel blanco para realizar hoy mas que nunca este mas que merecido homenaje. En este caso a un gran luchador y por sobre todas las cosas "un gran hombre", como lo fue Alejandro Olmos.

    Es esta situación del pago de la deuda al FMI la que provoca un sentimiento de derrota, a su vez me renueva las esperanzas sobre una nueva patriada que debemos emprender.
    Lamentablemente, y cada vez con mayor preocupación, vemos mas que en nuestra bendita tierra los grandes patriotas están predestinados a morir en el ostracismo, la indiferencia y/o el eterno ocultamiento, no solo físicamente sino que además, las obras, los actos y la ideología que llevaron adelante a lo largo de sus "embarulladas" vidas sea cual fuere la situación que el destino les propusiese enfrentar. Obviamente estas "situaciones" siempre fueron en pos de una Patria Justa, Libre y Soberana.

    Nota Completa...

  • No solo faltan viviendas, faltan nuevas ciudades

    No solo faltan viviendas, faltan nuevas ciudades

    Entre los años 1900 y 1930 se fundaron en la Argentina 207 nuevas poblaciones distribuidas en todo el país. Para volver a ser un país industrial, es necesario compensar la ausencia de las 165.000 empresas que quebraron durante los gobiernos de Martínez de Hoz, Alfonsín y Cavallo-Menem.

    Nota Completa...

  • La historia será con ustedes implacable

    La historia será con ustedes implacable

    Trataré este domingo de escribir poco, lo que tengo que decir entiendo que es de fácil comprensión.

    Nota Completa...

  • Prioridades

    "Mi orgullo, el saber licuarme entre los hombres que sienten como yo.
    Mi fe, la de que los hombres de esta tierra poseen el secreto de una fermentación nueva del espíritu."
    RAÚL SCALABRINI ORTIZ

    No cabe duda que un auspicioso proceso de reflexión histórica y política inunda todos y cada uno de los recovecos de la patria. Quienes hemos resuelto consagrar nuestras vidas a meditar sobre las cuestiones del país somos plenamente concientes, a partir de la creciente demanda de nuestras investigaciones, de la existencia de este resurgimiento que – anhelamos- , pueda revertir décadas de coloniaje intelectivo, cultural y económico.

    Nota Completa...

  • El sistema de autodefensa de nuestros representantes

    Muchos de nosotros nos preguntamos a diario por qué en nuestra sociedad se demoran, por meses e incluso años, las decisiones y por ende las acciones políticas cotidianas tendientes a mejorar el estado de cosas actual y la calidad de vida de sus habitantes menos favorecidos.

    ¿Por qué la carencia de resoluciones expeditivas que liberen rápido el camino, al menos, el de las consultas?. ¿Hay algún designio histórico que hace que los suramericanos tengamos que padecer a diario para lograr una entrevista con alguno de nuestros múltiples representantes?

    Nota Completa...

  • ¡¡CHORROS!! Nos están robando el peronismo

    Por donde se lo mire, ya sea desde los últimos momentos de vida de Perón, con Isabel, con los golpes de estado, con los presidentes radicales y hasta con los propios presidentes “peronistas” de cualquier lado y forma, nos están robando al peronismo.

    Nota Completa...

  • Feimann y su incomprensión del amor

    José Feimann, compañero ayudante en la cátedra de Agnar Klein en la Universidad de Buenos Aires allá por los años 70, viene sacando una serie artículos sobre la filosofía todos los domingos en la tribuna de doctrina del progresismo argentino, el diario Página 12.

    Como no leo el diario de Verbitsky y su columnista político Wainfeld, pero si mis amigos progresistas de la Facultad de filosofía y letras, en el despacho de uno de estos me encontré con el escrito del último domingo.

    Nota Completa...

  • ¿El peronismo bipartidista?

    Los intentos por instaurar un Nuevo Orden Mundial hacen sentir sus consecuencias en forma recurrente sobre la ya debilitada soberanía del estado-nación. Ni hablar si los estados mencionados pertenecen al ámbito de países periféricos; con su consiguiente dependencia de las metrópolis centrales. Es la situación típica que sufre un país semicolonial (y la Argentina lo es), entendiendo como tal, a aquél que, siendo formalmente independiente –esto es posesión de símbolos patrios, elección de "autoridades", administración de gobierno, etc-, permanece dominado cultural, financiera y económicamente (y por ende políticamente) por una o más potencias imperialistas, que expolian sus recursos, traban su desarrollo; en pocas palabras: le quitan su soberanía.

    Nota Completa...

  • El falso evangelio de Judas...nada es casualidad

    Ni los dibujos contra los musulmanes y al profeta Mahoma,
    ni el Falso Evangelio de Judas,
    ni que Cristo sea Gay o haya tenido hermanos etc etc...
    Ni la película el Codigo da Vinci ...
    Ni aún las politicas del Gobierno.
    Sin embargo , la conclusión es del lector.

    Nota Completa...

  • Hacia un nuevo pensamiento estratégico de la Defensa Nacional

    Hacia un nuevo pensamiento estratégico de la Defensa Nacional

    Argentina desde el reinicio de la ultima etapa de la democracia (1983), después de la oscuridad de la noche de la dictadura cívico militar que nos arrastro a periodos de tiempo que parecían ya superados por la historia nacional, llevo a que su sociedad, por la crisis social que llevo el cambio de modelo "económico" procesista y el horror de los métodos aplicados para su instrumentación, a que rechazara toda actividad relativa a fortalecer el aparato defensivo y a los organismos que integraban un sistema de seguridad y defensa nacional.

    Nota Completa...

  • Sarlo y la hegemonía comunicacional oficialista

    pablo_vazquez

    En estos tiempos de riqueza en debates y relecturas históricas Beatriz Sarlo realizó un interesante aporte en su último libro La audacia y el cálculo sobre los años de gobierno del ex presidente Néstor Kirchner.

    Diversos periodistas y escritores han realizado aportes de dispar valía, pero este último texto contribuye a pensar (y pensarnos) en el marco de los cambio políticos culturales producidos desde el 2003 y que hoy conduce la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner cimentando nuestro proyecto nacional y popular.

    Nota Completa...