Textos para Adoctrimaniento

Origen y destino de la Gran Patria Hispanoamericana*

El impacto del descubrimiento y la conquista marcan nuestra peculiar manera de ser americanos y fijan nuestra actual posición en el mundo. El mestizaje es condición, mérito y posibilidad. Nación de patrias lanzada hacia un futuro superador en el camino por reencontrarnos con nuestro origen y destino que es fe y misión de redención americana.

El historicismo revisionista como fenómeno histórico cultural*

“Toda la historia es nuestra historia. Todo el pasado es nuestro pasado. Aunque a veces preferimos quedarnos con solo una parte de ese pasado, seleccionando ingenua o engañosamente una época, una línea, unos personajes, y queriendo eludir tiempos, ignorar hechos y omitir actuaciones”. Gustavo Francisco  Cirigliano  “Que no te cuenten los libros, lo que está pasando afuera…” Joan Manuel Serrat Si definimos al arte como destreza, reproducción de objetos, construcción de formas, expresión de sentimientos, de experiencias y de creatividad, cierto es que, en toda comunidad humana, encontramos cuantiosas manifestaciones que encuadran en tal definición. Cabe establecer una diferencia entre este concepto y el de “cultura”: este último suele abarcar el conjunto de prácticas humanas, económicas, políticas, científicas, jurídicas, religiosas, discursivas, comunicativas y sociales de los integrantes de una comunidad, y los valores y significados que estos atribuyen a esas prácticas. La cultura puede ser también definida como el conjunto de producciones materiales (objetos) y no materiales (signos, significados, normas, creencias y valores) de una sociedad determinada.

Movimiento Nacional: La disputa por las categorías *

En la edición del mes de abril próximo pasado sostuvimos que la noción de “movimiento nacional” ha adquirido verdadero status de “categoría conceptual” a la luz de la tradición filosófica latinoamericana”[1]. ¿Que significa específicamente tal aseveración? ¿Cuáles son sus verdaderos alcances?  

LLEGÓ MENSAJE DEL GENERAL JUAN DOMINGO PERON DESDE LA QUINTA DE SAN VICENTE

“....no ha sido nunca, ni es ahora, mi intención incursionar en terrenos ajenos, aunque los problemas no distan mucho de ser los mismos en los demás países hermanos del continente, azotados por los mismos males; EL IMPERIALISMO Y LAS OLIGARQUIAS. Trataré de exponer en cambio nuestras ideas Justicialistas, que muchos han pretendido por todos los medios de deformar insidiosamente, sin percatarse que la falsedad tiene las patas cortas y que, el hombre, podrá decir un millón de mentiras, pero no puede en cambio hacer verdad a una sola de ellas.

Movimiento Nacional; una categoría de la periferia*

“Los unitarios presumían desalojar todos los elementos primitivos de la nación política: los federales anhelaban domesticarles y filtrarles la luz gradualmente y dar al país formas estables y resistentes”                                                       José Manuel Estrada   Las formas de gobierno han ido mutando a lo largo de la historia de la humanidad como así también los modos de representación y legitimación del poder político. Si bien corrientemente suele sindicarse a la griega como la civilización que concibió la noción de “democracia” - en occidente - la emergencia de regímenes sustentados en la “representación popular” tal como los conocemos en la actualidad, comenzarán a surgir hacia fines del siglo XVIII merced a las aspiraciones de un sector social - la burguesía – que en la medida que acumulaba excedentes de capital, aspiraba a obtener espacios de representación en las instancias estaduales.

La Tercera Posición ideológica*

"Ni Perón ni el peronismo tienen la tercera posición patentada a su nombre", expresa el autor de este ensayo. Pensamientos afines se cultivan en la socialdemocracia de Horacio Sueldo y José Antonio Allende, y en algunos sectores del radicalismo. Esto le da a la tercera posición una trascendencia que va más allá del liderazgo de Perón.

Rodolfo Kusch: un pensador de la rebeldía y las seducciones del poder

La extraordinaria producción filosófica de Rodolfo Kusch permaneció durante décadas en el cono de sombras de los irreverentes que se atrevieron a desafiar las categorías del pensamiento dominante y de la racionalidad expandida. Muy pocos amigos permanecieron junto al maestro en los terribles años del exilio interior y de la subsistencia primordial. Su prédica insobornable revelando como nadie lo ha hecho, las complejidades del alma americana, fue sistemáticamente excluida de los espacios académicos y de las discusiones filosóficas, denostada como una incómoda presencia que no podía encasillarse en los relatos a la moda y, mucho menos, expresar la cruda realidad de un pensar fruto adocenado de siglos de asimilación a los dictados de las escuelas europeas.

La doctrina en Perón

"El que no tiene buena cabeza para prever, ha de tener buenas espaldas para aguantar". Juan Domingo Perón Una breve descripción de las condiciones en las que asumió el primer peronismo la conducción del estado, pueden orientarnos en la indagación respecto a la idea de doctrina que lo nutrió.

Juan Domingo Perón: un epistemólogo del tercer mundo

La epistemología es la doctrina de los fundamentos y métodos del conocimiento científico y en tanto el estudio de su producción y validación. Dicha disciplina aborda, entre otras cuestiones, los factores y las circunstancias históricas, psicológicas y sociológicas que llevan a la obtención del conocimiento, y las razones por las cuales se lo valida o invalida.

SOBERANIA E IDENTIDAD: DOS PILARES FUNDANTES DEL PENSAMIENTO NACIONAL

El fenómeno histórico-cultural tal vez más significativo que aconteció durante el devenir de nuestros pueblos suramericanos es la irrupción en su seno de matrices epistemológicas como la que, en nuestro país, representó y aún representa la corriente de pensamiento que se ha autodenominado como "nacional".

Juan Domingo Perón: un espistemólogo del tercer mundo

Algunos autores como Fermín Chávez han definido alguna vez a Juan Domingo Perón como un verdadero epistemólogo. La epistemología es la doctrina de los fundamentos y métodos del conocimiento científico ,y en tanto, el estudio de su producción y validación.

¿Que es un escritor nacional?*

Una simple recorrida por las librerías de Buenos Aires, atestigua el hecho. tan comentado en los últimos tiempos, del repentino interés de los lectores par los libros que hacen referencia al país. La observación, sociológicamente considerada es verídica.

RAUL SCALABRINI ORTIZ Y EL PERIODISMO RESISTENTE

A pesar de constantes prédicas que niegan el fenómeno, la historia de la humanidad nos demuestra palmariamente que las dinámicas coloniales han determinado y aún determinan las relaciones de poder entre los estados, y además que ellas, no se manifiestan exclusivamente en el orden de lo económico sino que se expresan también en el universo de lo cultural, y en tanto, en el campo de lo intelectual. Queda claro además que los pueblos a fin de sobrellevar tal impronta, suelen adoptar las más diversas modalidades de resistencia. Desde diferentes perspectivas el pensamiento americano en general y el argentino en particular, ha abordado la cuestión de la resistencia cultural resultando ilusorio en este breve artículo, enunciar la totalidad de tales orientaciones. Pero a pesar de ello puede sostenerse sin temor a equívoco que Manuel Ugarte, Fermín Chávez, Arturo Jauretche y Raúl Scalabrini Ortiz, entre otros tantos, han asumido y representado en su época lo que hoy denominamos “la matriz resistente”. Algunos “intelectuales” escandalizados por la reivindicación contante que hacemos de tales autores inclusive en el ámbito universitario, atribuyen nuestra vindicación y homenaje a cierta tradición paranoica fogoneada desde las altas esferas del poder. Mal entienden ellos el verdadero objetivo de la ciencia, ya que la puesta en valor de sus señeras obras, no responde a un proceso que viene de arriba hacia abajo si no muy por el contrario de abajo hacia arriba. Muchos de nosotros hemos sido testigos y quizás participes de un fenómeno sociológico que se remonta cuanto menos a unos 15 años atrás, y a través del cual, espontáneamente, nuestra comunidad fue reconstituyendo un acervo intelectual y conceptual que el maestro Fermín Chávez definió magistralmente como epistemología de la periferia. Raúl Scalabrini Ortiz representó a en su época a esta modalidad epistemológica a partir de una “práctica periodística resistente”. En tiempos del imperceptible yugo Británico, don Raúl se propuso denunciar inclusive a la propia prensa consagrada afirmando en alguna oportunidad que “en un país empobrecido, los grandes diarios son órganos del dominio colonialista. El periodismo es quizás la mas eficaz de las arma de las naciones eventualmente poderosas han utilizado para dominar pacíficamente a los países más débiles”. Para Scalabrini mediante el “diestro empleo de la información” cierta prensa transmitía “solo aquella parte de la realidad que conviene a los intereses que representa”, poniendo de esta forma en el tapete una verdad no siempre revelada ni asumida. El autor de “El hombre que esta solo y espera” pudo haber usufructuado de los privilegios que le hubiera otorgado su temprana coronación literaria. No obstante, optó libremente por asumir el desafío de practicar un verdadero periodismo independiente, independencia que se reveló no solamente en su coherencia, sino además en la precariedad económica con la que convivió hasta sus últimos días. Scalabrini además eligió abiertamente ejercer un periodismo útil a su comunidad, ya contribuyó a liberarla demostrando nada más y nada menos que el capital ferroviario invertido en la argentina, era una organización económica montada para extraer regalías extarodiarias a costa del trabajo argentino. Scalabrini Ortiz en definitiva prefirió erigirse en uno de los precursores del periodismo militante, ya mediante su intuición, su sagacidad, su formación, su inteligencia y su sacrificio, logró penetrar en las en redes ocultas que sojuzgaban a la Argentina consagrando así su vida a una sola causa: la liberación integral del país.

Pensamiento Nacional y Cultura Popular.De la poesía gauchesca al rock Nacional *

Buenas tardes. Bienvenidos a éste, el último encuentro del primer cuatrimestre de nuestro Taller para el Pensamiento Nacional que ya lleva diez años de permanencia en este instituto. La idea es descansar unos días y retomar a partir del jueves 5 de agosto con las conferencias restantes. En ellas nos acompañaran - entre otros - Enrique Manson, Martín García, Alberto González Arzac, Leticia Manauta, Graciela Maturo, Marcelo Gullo, Pablo Vázquez, Néstor Gorojovsky - y tal vez - alguna sorpresa que espero poder confirmar. Días pasados en el marco de una conferencia a la que fui invitado por la Asociación de Trabajadores de la Cultura y Afines en la Ciudad de Paraná, Provincia de entre Ríos, expresé que en mi opinión, “la cultura popular es el espacio, quizás el único ámbito que históricamente se ha preservado de la alienación que se manifiesta en esa tendencia que induce a nuestras elites hacia la importación a-critica de ideas y de productos culturales”. Al enviar el texto de esa conferencia a la red, varios compañeros me sugirieron que realizara algunas precisiones respecto a esta cuestión - y para ello - voy a recurrir a las  enseñanzas de nuestro maestro Fermín Chávez que he podido recoger en sus últimos años tanto a través de sus tertulias y conferencias, como así también de algunas entrevistas, atreviéndome además, a integrar reflexiones de índole personal. La especulaciones que desarrollare a continuación más que orientarse hacia un preciso y metódico abordaje de tipo histórico, sociológico o literario de la cuestión, deben desafiarnos a que observemos desde un punto de vista “particular” el fenómeno de la cultura popular en el presente y sus implicancias respecto al futuro, ya que como hemos comprobado a partir de nuestros estudios sobre FORJA y de la generación décima, los grandes procesos históricos en nuestro país suelen ser precedidos por una convulsión de tipo cultural, y en ese sentido, entendemos por ejemplo que no puede comprenderse integralmente el fenómeno del peronismo sin tener en cuenta la revolución cultural acontecida entre 1920 y 1940 en nuestro país, revolución que adoptó un claro sentido nativista a partir de esa nueva sensibilidad surgida en los albores del siglo XX. Quiero hacer referencia en primera instancia al fenómeno de la  alienación. Entendemos por tal, a aquel trastorno intelectual ya sea temporal o permanente que se produce cuando al momento de conocer carecemos de la conciencia (a-percepción) respecto a aquellos factores que nos determinan. Referencias sobre éste fenómeno se encuentran presentes en muchos exponentes de nuestra corriente de pensamiento. Scalabrini Ortiz en “El hombre que esta solo y espera” hará mención no expresa a esta cuestión como así también Manuel Ortiz Pereyra en su obra “Por nuestra redención cultural y económica” publicada en 1928. Trataran esta problemática además entre otros autores José Luis Torres, Fermín Chávez, Ernesto Goldar, Arturo Jauretche y Juan José Hernández Arregui. Vale recordar en ese sentido y a modo de ejemplo que tanto los “aforismos sin sentido” de Ortíz Pereyra como las zonceras Jauretcheanas, constituyen verdaderos instrumentos epocales de denuncia contra aquellos “principios introducidos desde nuestra mas tierna infancia” con valor de verdad, cuyo objetivo era impedirnos el conocimiento pleno de nuestra realidad y de las fuerzas que operaban sobre ella. La dicotomía alienante “civilización o barbarie” será para Jauretche y por que no para Fermín Chávez la zoncera (principio) madre que las parió a todas. En aquella oportunidad manifesté además que dicho fenómeno (la alienación) podía ser representado - como alguna vez lo graficó Fernández Baraibar -  en la película “Matrix”, un film donde la realidad esta compuesta por máquinas que se alimentan de seres humanos, y donde otra realidad, la virtual – la de la Matrix – (máquina a la que están “conectados” todos los seres humanos) permite que ellos “sobrevivan” plácidamente mientras son lentamente consumidos. Los humanos conectados creen que perciben la realidad pero ella es falsa, es una realidad virtual creada para que los seres humanos no tomen conciencia de que están siendo objeto de consumo. La opción por retomar la conciencia (a través de la desconexión de la Matrix) es muy dura, ya que la realidad física para la raza humana es aterradora. Nos ha explicado Ernesto Goldar en una de las clases pasadas, y además, a través de un interesante texto que puede ubicarse en la red y que se denomina “Scalabrini Ortiz: Profeta Nacional”, que todo proceso de alienación en su faz colectiva es provisorio ya que implica por definición un “modo de opresión”. Para Goldar, el hombre en su faz colectiva, comienza de un momento a otro y en forma natural a reaccionar “destruyendo espejismos", y a fin de concluir con una situación opresiva, asciende un proceso de rebeldía creciente. En Palabras de  Scalabrini en el Hombre que esta solo y espera “… quiere autorealizarse, pararse en dos patas, racionalizar la irracionalidad que lo circunda y salvarse uniéndose al clamor colectivo que lo excita. En principio, resiste: se burla de los "engrupidos"; "sobra" a la cultura europea; "siente" en vez de pensar, para no ceder al mundo de los valores concluidos; "intuye" para sobrevivir; se "sonríe" ante los pseudointelectuales desdeñosos: "palpita" (textual). Si observamos con cierto detenimiento la historia de nuestro país, podemos concluir sin temor a equívoco que fue a través del arte y de la cultura popular - entendiendo por arte y por cultura popular a aquellos productos de la expresión y creación popular no institucionalizada – como se preservó con mayor fortaleza el espíritu nacional. La revolución cultural operada entre 1920 y 1940 es un claro ejemplo de ello, dándonos pautas además que esa preservación no sólo adquirió un sentido protectivo o preservativo, sino además proyectivo y proactivo. Fermín Chávez ha estudiado esta cuestión con llamativa rigurosidad. Sus estudios y análisis sobre la poesía gauchesca y el estilo gaucho, el tango orillero, y ciertas versiones del rock nacional, le han permitido concluir que es través de la poesía gauchesca que sobrevivió el espíritu facúndico, poesía que se reencarnó primero en el tango orillero - y posteriormente - en ciertas expresiones del rock nacional. La literatura gauchesca como se señala en “Historia y Antología de la Poesía Gauchesca, un excelente libro que recomiendo (aclarando que este término no resulta sinónimo del “estilo gaucho”), “nació y se desarrollo como denuncia y rebeldía social y política”. También se cantó a la tierra que nos vio nacer, a las costumbres y por supuesto al amor. La poesía gauchesca allí se afirma es una de las expresiones más originales y creativas de la literatura latinoamericana. En una entrevista que puede también rastrearse en la red, Fermín sostenía que no creía que la poesía gauchesca estuviera necesariamente confinada a la nostalgia y los desfiles del Día de la Tradición, sosteniendo que ella es “parte de nuestra identidad ni más ni menos”. Tenemos que releerla decía “para comprobar cómo su espíritu reaparece en el tango —cuando el gaucho de las orillas urbanas se transforma en el compadrito— pero también en la música joven hecha aquí” (textual). Consignaba además que el rocanrol nacional “…retoma la tradición gauchesca ligada a la denuncia social y política, además de las historias de amor, la picardía, el humor ácido y la crítica de la vida cotidiana". ¿Que entendía nuestro maestro por cultura popular? Para él la CULTURA con mayúsculas - es decir - la cultura popular, era una “organización tradicional que nos recibe cuando venimos al mundo” (textual). En una conferencia brindada en los albores de la recuperación democrática afirmaba en ese orden de ideas que “mucho antes que leamos el primer libro ya tenemos cultura por que nos hemos nutrido de un río que es la cultura tradicional que se transmite oralmente” (textual). La “cultura popular es transmitida, aprendida y compartida” (textual). Afirmaba además que las producciones individuales no bastan para constituir una cultura, “son simples expresiones de ella”. De esta primer reflexión surge que para Chávez la cultura popular, es esencialmente un fenómeno de tipo colectivo en clara contraposición con aquellos que sostienen que “la cultura es la simple suma o mas bien el producto de las creaciones individuales de distintos pensadores, artistas,” (textual), aseverando en consecuencia que “por eso es natural que cuando uno piense en cultura se remita directamente a un creador individual, en un gran pintor, en un gran músico” (textual). Esta posición lo ubica a Fermín en un campo filosófico cercano a la complejidad, postura que se refleja además en su afirmación respecto a que en los pueblos mestizos, heterogéneos, o multígenos en términos de Scalabrini, “lo popular va modelando lo nacional, y en ese sentido, la cultura no letrada es la que va indicando el sentir”. El pueblo para Fermín Chávez es quien “nacionaliza a la cultura”. Retomemos por un instante la cuestión de la alienación. Para Fermín el sistema de dominio Inglés operado con posterioridad a la batalla de Caseros fue sutíl, y se practicó a través de de educación y la cultura. En ese sentido la instalación de una “superestructura cultural opresiva” que - entre otras consecuencias - instaló un mecanismo sistemático de admiración acrítica de lo exógeno y de denigración acrítica de lo endógeno basado fundamentalmente en la falsa dicotomía civilización o barbarie, determinó que muchos compatriotas se vieran “impedidos” de conocer las verdaderas fuerzas que operaban en el país viviendo en una suerte de enajenación. Este fenómeno puede constatarse plenamente cuando entrevistamos a trabajadores que protagonizaron las décadas de 1920 y 1940. Mientras que desde una superestructura cultural se desconocía o negaba la acción imperialista o se la denunciaba “genéricamente”, el imperialismo...

El pensamiento Nacional; ¿una epistemología de la periferia?*

Antes de emprender esta conferencia, quiero expresar un caluroso reconocimiento a la labor de la Asociación Mutual de Trabajadores del Arte, la Cultura y Afines (A.M.T.A.C), al amigo Néstor Forero, y muy especialmente, a Eduardo  “Lobo” Espiro, mentor y hacedor de este proyecto. Probablemente – aunque observo que la mayoría de este masivo auditorio está compuesto por jóvenes –  alguno de ustedes haya escuchado cierta  referencia a una corriente de pensamiento argentino que se autodenomina como corriente “de” o “del pensamiento nacional”, y cuyos referentes mas reconocidos son – entre otros - Arturo Jauretche, Juan José Hernández Arregui, Raúl Scalabrini Ortiz, Homero Manzi y por supuesto vuestros co- provincianos Julio y Rodolfo Irazusta y Fermín Chávez. Esta corriente que no ha sido ni receptada, ni estudiada, ni mucho menos difundida en nuestros ámbitos académicos – paradójicamente - es la que ha producido la doctrina y en cierto sentido la cosmovisión que nutrió a los dos grandes movimientos políticos acontecidos durante el siglo pasado: me refiero al Yrigoyenismo y al Peronismo. He aquí una primer paradoja que quiero dejar expresamente planteada: los dos movimientos políticos y por que no culturales (en el amplio sentido de la palabra) que acontecieron en nuestro país durante el siglo pasado han sido nutridos por una modalidad epistemológica que es sistemáticamente ignorada en los ámbitos escolarizados y ni siquiera constituye objeto estudio en la mayoría de nuestras universidades, salvo honrosas excepciones. Nos interrogamos en primera instancia respecto cuales son las razones de esta paradoja, pero además, sobre los fundamentos por las cuales esta corriente de pensamiento se autodefine como “nacional”, cuando todos sabemos que el pensamiento en si mismo, es un fenómeno de carácter universal. Voy a intentar a partir de breves cavilaciones transmitirles a ustedes ciertos elementos conceptuales que los ayuden a develar estos interrogantes, y también, algunos de de los fundamentos que sustentaron y aún sustentan la existencia de ésta epistemología, con las lógicas limitaciones que me impone el tiempo asignado. A tal fine procederé citar textualmente tres reflexiones pertenecientes a pensadores argentinos - lamentablemente no muy difundidos - pero nítidamente integrados a una corriente que, por sus lógicos matices y por razones históricas,  nunca se constituyó orgánicamente como tal; “para estudiar el ser colectivo que constituye una sociedad, sea que se considere o no a ésta como un organismo, es evidentemente indispensable conocer todos los elementos que la forman y sus modos de funcionar, con resultados varios en su vida anterior y su vida presente” Wenceslao Escalante (filosofo) “pensar desde sí, para ser uno mismo, es liberarse, es despojarse de lo ajeno, deseducarse. el pensamiento ajeno, cuando uno no es libre, no ayuda, ocupa desalojando nuestra posibilidad de pensar lo nuestro desde nosotros mismos”. Gustavo F. J. Cirigliano (filósofo y pedagogo)  “Las crisis argentinas son primero ontológicas, después éticas, políticas, epistemológicas, y recién por último, económicas"  Fermín Chávez (pensador y epistemólogo) El pensamiento nacional como hemos señalado en numerosas oportunidades constituye nada mas ni nada menos que una verdadera “epistemología de la preriferia”, definición que no me corresponde, sino que ha sido acuñada definitivamente por nuestro maestro Fermín Chávez, aunque utilizada anteriormente, entre otros, por Arturo Jauretche. Como ustedes saben los griegos diferenciaban la doxa de la epistéme. En términos simplificados mientras la doxa presuponía un conocimiento diríamos  fragmentario, superficial y en tanto “aparente” de la realidad, la epistéme, era un conocimiento o saber profundo ya que “penetraba” en las causas y fundamentos de “lo conocido”  en forma metódica, sistemática y en cierto sentido rigurosa. La epistemología por su parte no es solo aquella doctrina de los fundamentos y métodos del conocimiento científico  - y en tanto-  el estudio de su producción y validación, sino también la disciplina que aborda entre otras cuestiones los factores y las circunstancias históricas, psicológicas y sociológicas que llevan a la obtención del conocimiento. Todas estas cuestiones nos llevan entonces a interrogarnos respecto al conocimiento, y en cierto sentido, creo que nos han mal enseñado al respecto, ya que suele asociarse el “conocer” al simple hecho de “percibir”. Pero el hecho de la percepción es solo uno de los componentes del conocimiento. Conocer como nos enseña Fermín Chávez no es solo percibir, es también  a-percibir. La a-percepción nos vincula al campo de la conciencia. La a- percepción presupone en cierto sentido que el sujeto cognoscente, para conocer efectivamente, “es” o “debe ser” plenamente consciente de su situación al momento de percibir, ya que si uno percibe sin una conciencia real de situación que ocupa como sujeto, el conocimiento que obtiene es parcial, es, diríamos, incompleto. En ese orden de ideas la simple absorción acrítica de ideas o doctrinas sin conciencia de los factores económicos, filosóficos, políticos, etc. que determinaron su creación, como asé también falta de conciencia de aquellos factores que nos determinan al momento de conocerlas nos puede conducir hacia lo que Ernesto Goldar – entre otros autores - denominan alineación. Esa conciencia que presupone el a -percibir es esencialmente histórica. Tomemos un ejemplo. Si yo intento conocer una determinada doctrina política (por ejemplo el liberalismo)  sin tener plena conciencia de las razones históricas, Políticas y Económicas que le dieron origen y por las se expandió por su región originaria - y además - de las razones y fundamentos por las cuales se difundió en otras regiones como la nuestra, y la considero simplemente como el producto de la “iluminación” o de la “razón pura” de uno o mas filósofos, o lo que es peor aún, como una cosmovisión que proviene de la misma “naturaleza humana” mi conocimiento respecto a ella no es completo. Fernández Baraibar suele recurrir para explicar esto a la película Matrix, un  film  donde la realidad esta compuesta por maquinas que se alimentan de los seres humanos, y otra realidad, la virtual – la de la Matrix - a la que están conectados todos los seres humanos mientras son consumidos – Los seres conectados creen que perciben la realidad pero esa es falsa es una realidad virtual creada para que los seres humanos no tomen conciencia de que están siendo consumidos. Ahondemos un poquito en esta cuestión tomando como punto de Partida  la dicotomía Civilización – Barbarie, que aunque nos resulte incomprensible,  aún obnubila las conciencias de muchos compatriotas, e inclusive, de muchos “intelectuales y “comunicadores. La dicotomía Civilización y/o Barbarie esgrimida sobre todo después de la batalla de Caseros, constituyó una falsa antítesis (zoncera madre que las parió a todas según Jauretche)  que sostenía que lo bárbaro era sinónimo de lo propio, de lo local, de lo telúrico, de lo vernáculo, de lo nativo, de la herencia indo –hispano – criolla, y lo civilizado, sinónimo lo ajeno, de lo Europeo, de lo clásico. Esa dicotomía para nuestros maestros resultaba alienante ya que partía de un prejuicio preexistente y a - histórico, ya que como todos sabemos, por un lado presuponía la exaltación acrítica de lo “otro” en función de la denigración de lo propio. Lo bárbaro, para los iluministas locales, no era solo el presente, lo era también un pasado indo - hispánico que había que suprimir, que había que olvidar. Pero como enseña Jorge Bolívar, ni los civilizados eran tan civilizados, ni los bárbaros eran tan bárbaros y contra este y otros tantos prejuicios “fundantes” va a ir desarrollándose una epistemología que aspirará al conocimiento de la realidad no solo como percepción sino como apercepción - y en ese sentido – partiendo del hecho real de nuestra situación periférica y de la conciencia de que en el marco de las luchas de poder que se operan en la realidad se encuentra la cuestión conceptual e ideológica, intentará un abordaje de la realidad “sin anteojeras” es decir sin prejuicios acríticos. Partiendo entonces del reconocimiento de las existencia de fuerzas exógenas que operan sobre las naciones en situación colonial o semi colonial, el pensamiento nacional se propondrá librar una batalla cultural que presupuso - entre otras acciones - el contribuir a despejar de las mentes de nuestros paisanos ciertos prejuicios iluministas o preconceptos como el mencionado precedentemente que Manuel Ortíz Pereyra en la década del `20 definirá como aforismos sin sentido, y que su discípulo, Arturo Jauretche difundirá luego bajo el mote de zonceras. Respecto Ortíz Pereyra, dos son los libros que recomiendo para la comprensión del fenómeno descrito precedentemente: la “Tercera Emancipación” publicado en 1926;  y  “Por nuestra redención cultural y económica” publicado en 1928 (donde define y explicita los aforismos sin sentido, padres de las zonceras criollas de Jauretche). El fenómeno de la a-percepción que – como señalamos – se encuentra en el  campo del sujeto está presente en las definiciones de Ortíz Pereyra que leo textualmente: “El hombre, frente a un objeto, ve, observa, analiza, interpreta y conoce hasta donde se lo permite su preparación y hasta lo conciente la cosa cuyo conocimiento procura”… y ….. “No basta que el sujeto sea uno. No basta que el objeto sea el mismo para que el juicio resulte siempre idéntico. Es necesario tener en cuanta la situación del observador. Cuanto mayor sea el número de sus puntos de vista mas se aproximara a la verdad”. Desde una posición que presupone la relatividad de todo conocimiento ya que según él “no existe sujeto infinitamente dotado de inteligencia con infinitos puntos de vista”, y ni tampoco, un “objeto...

PERON: MENSAJES AL FUTURO (aspectos relevantes de los últimos discursos de Juan Perón)

A Enrique Oliva, eterno patriota “Nada se crea ex - nihilo. Y por haber desobedecido esta ley -que es ley del   espíritu- es que hemos incurrido en el error, tan grave como infructuoso, de   empeñarnos en cegar las fuentes espirituales de nuestra continuidad histórica”. Saúl Taborda [1]   “las guerras no serán más impulso de los ejércitos,  sino de los pueblos” Colmar Barón von der Goltz[2] En alguna de las tantas tertulias a las que tuve el privilegio de asistir, el maestro Fermín Chávez, definió a Juan Domingo Perón como un verdadero espistemólogo. La epistemología es la doctrina de los fundamentos y métodos del conocimiento científico[3] - y en tanto-  el estudio de su producción y validación. Tal disciplina aborda entre otras cuestiones los factores y las circunstancias históricas, psicológicas y sociológicas que llevan a la obtención del conocimiento, y las razones por los cuales se lo valida o invalida. Cierto lector desprevenido podrá considerar exagerada la definición del maestro entrerriano. No obstante de la simple lectura de los textos que se publican en esta edición y que constituyen sólo un minúsculo porcentaje de su producción intelectual, surge que quien fuera tres veces presidente de los argentinos, hubo de tener una envidiable formación en tales menesteres. Sabemos hoy que Perón recibió una primera instrucción militar que culminó en 1913 cuando se recibió de subteniente. A pesar de que él mismo reconoció que sus padres lo entregaron “a la patria en las puertas del Colegio Militar[4]”, y que de una promoción de 112 cadetes logró tan sólo el orden de mérito numero 43[5], su vocación militar fue perfeccionándose y consolidándose en la práctica, llegando a obtener calificaciones destacadísimas en su formación superior[6], y a publicar meritorios ensayos vinculados al ámbito castrense. No obstante ello, muy pocos saben que el conductor del justicialismo recibió un profuso adiestramiento en otras disciplinas como la geopolítica, la filosofía, la historia y la economía, cuyas lecturas fueron moldeando un intelecto de por sí privilegiado, y configurando en él una original forma de pensar sobre las cuestiones del mundo y del país. Si bien la formación intelectual de Perón fue puntillosamente estudiada entre otros por Fermín Chávez, Norberto Galasso y Enrique Pavón Pereyra, los dos últimos trabajos de Carlos Piñeiro Iñiguez publicados como cuadernos en la revista Caras y Caretas, bajo los títulos: “Perón; la formación de su pensamiento” y “Perón; oficio de soldado, vocación de estratega”, contribuyen en la actualidad a dar mayor luz al respecto. Bien vale entonces puntualizar a continuación alguna de las principales influencias recibidas por el fundador del justicialismo. En lo que atañe a su educación militar cabe señalar que desde principios del siglo XIX, se desarrolla en Europa una nueva escuela de autores militares. El ejemplo napoleónico de la nación en armas, inspiró e impulsó dentro del ámbito castrense una nueva valoración de los factores políticos, económicos, morales y militares. Fermín Chávez al respecto señala a Antoine Henri Jomini y a Von Clausevitz[7], como precursores de esta corriente, pero no obstante ello será Colman Barón de von der Goltz, quien se destacara a nivel doctrinario con su obra Das Volk in Vassen. Partiendo de una consigna del Rey Guillermo I, quien había prometido que el ejército prusiano sería también el futuro de la nación en armas, será éste último, el eslogan que resumirá a una nueva doctrina de defensa que otorgaría prioridad al poder externo como enemigo principal. La influencia del pensamiento alemán será recordada por el mismísimo Perón, quien en sus memorias evocaba: “los de mi promoción fuimos los primeros en trabajar con métodos alemanes. Nuestros instructores del colegio militar eran alemanes, y habían llegado en una misión que presidía Von der Goltz”. Cabe señalar además que Baldrich y Mosconi - entre otros - irían en misión de estudios, a Alemania. En aquella famosa disertación con la que inauguró la cátedra de Defensa Nacional en la Universidad de la Plata el 10 de junio de 1944, Perón expondrá una tesis que denota tal influencia: “Un país en lucha puede representarse por un arco con su correspondiente flecha, tendido al limite máximo que permite la resistencia de su cuerda y, la elasticidad de su madera y apuntando a un solo objetivo: Ganar la guerra. Sus fuerzas armadas están representadas por la piedra o el metal que constituye la punta de la flecha, pero el resto de ésta, la cuerda y el arco son la nación toda, hasta la última expresión de su energía y poderío”. Años más tarde en una entrevista, sentenciará que las Fuerzas Armadas tienen que trabajar en su misión especifica, pero así como se les reconoce determinada función, también se tienen que conectar con todas las fuerzas políticas, porque hoy la guerra, es la nación[8] en armas, “ya no es un ejército que sale a combatir con otro ejército, hoy es un país contra otro país, donde todos los que se pueden emplear, se emplean en esa guerra y los militares, son un sector de la nación en esa guerra”[9]. Lamentablemente, gran parte de los estados mayores de las Fuerzas Armadas iberoamericanas, en contraposición con esta escuela, fueron ganados por una doctrina - más bien por una ideología[10] - conocida bajo el mote de “seguridad nacional”. El carácter ideológico de tal doctrina no ha sido solamente denunciado por especialistas. Fermín Chávez señala por ejemplo que la iglesia católica a través del documento de Puebla, la denunció como “una ideología vinculada a determinado modelo económico- político de características elitistas y verticalistas, que suprime la participación del pueblo.[11]” Para el mismo autor la ideología de la seguridad nacional no tiene ideales cristianos sino paganos ya que ella “es cabal expresión de una visión puramente racional del hombre y de la sociedad, en una actitud de retorno a la idolatría de la razón. La razón de estado, negación de todo humanismo cristiano, vuelve reencarnada[12]. La formación militar de Perón se irá enriqueciendo con otros autores clásicos pero también con materia gris argentina. Así Bartolomé Descalzo, José Maria Sarobe[13] y Lucio Cernadas - entre otros-, influirán en un derrotero intelectual claramente impregnado por  “las nuevas ideas”, que presuponían una nueva configuración del rol del ejército en la sociedad. Hasta aquí una brevísima reseña sobre su formación militar. Pero ¿qué hay de sus lecturas en otros campos, es decir, en el universo de lo filosófico, histórico, económico, religioso y, de lo político? Sus biógrafos coinciden que en su primera formación el Nuevo Testamento, el Martín Fierro de Hernández, la Historia Universal de César Cantú y, las Vidas Paralelas de Grandes Hombres de Grecia y Roma de Plutarco, entre algunas otras, fueran las obras que ocuparon su atención[14]. Enrique Oliva ratifica tal relato ya que fue testigo presencial de la persistente lectura de estas obras por parte de quien fuera en ese entonces, su instructor de Esquí. Ya en las aulas del Colegio Militar “recibió influencias notables, especialmente de sus profesores de historia, que lo fueron José Juan Biedma enrolado en la corriente liberal y, Julio Cobos Daract, partidario de la nueva escuela histórico argentina surgida con Adolfo Saldías, Ernesto Quesada y Dardo Corbalán Mendilaharsu (el revisionismo histórico). Las clases de Cobos Daract, según testimonio de Raúl Aguirre Molina (compañero de promoción de Perón), tenían un interés especial para los cadetes, quienes allí descubrían datos poco trillados de la historia nacional y, figuras condenadas como la de Rosas[15]”. En la Escuela Superior de Guerra “tuvo como profesores a Ricardo Levene y al Mayor Enrique Rottjer. Precisamente con este último realiza el trabajo Campañas al Alto Perú correspondiente al curso II de Historia Militar[16]”. Otra influencia decisiva sobre él en esta etapa, fue la del Coronel Lucio Cernadas “brillante profesor de táctica”[17]. Pero más allá de tales influencias, en el pensamiento de Perón y de otros militares de su época, se encuentran claros vestigios del francés Jacques Maritain. Propugnando un regreso de las masas al cristianismo, Maritain planeará en su época el siguiente dilema: ¿o bien las masas populares se apegarán cada vez más a las diversas clases de materialismo que se esfuerzan en seducirlas y, entonces, este movimiento se desarrollará bajo formas anormales y engañosas o bien, es el cristianismo al que pedirán una filosofía del mundo y de la vida”[18]. El intelectual francés llega a la argentina en 1936 para brindar conferencias en los cursos de cultura católica mientras que, Perón, se encontraba en Chile. Según Fermín Chávez, Juan Domingo Perón seguiría atentamente sus conferencias a través de los periódicos argentinos que llegaban a nuestra legación. Por su parte Manuel Ugarte, Leopoldo Lugones, Manuel Gálvez y Alejandro Bunge, influirán claramente en el ex mandatario, como así también los trabajos emitidos por FORJA, en especial los de Raúl Scalabrini Ortiz, Jorge del Río y José Luis Torres. Este último si bien nunca perteneció al agrupamiento de extracción yrigoyenista, publicó algún texto en los legendarios cuadernillos. Para Fermín Chávez otra ascendencia será la del español José Figuerola[19], quien en su obra “La colaboración social en Hispanoamérica”, pregonara el tránsito de la lucha de clases a la colaboración social. Finalmente no debe descartarse en Perón su herencia indoamericana. Por vía materna primero, y luego a partir de estudios que él mismo realizó en la Patagonia, Perón adquirió conocimientos y habilidades provenientes de sus antepasados araucano-tehuelches, llevando a publicar un libro conocido como “Toponimia de la etimología Araucana”[20]. Algunas huellas de este pensamiento las encontraremos en su forma de conducción política, pero además, en muchas reflexiones donde el ex presidente solía establecer...

Pueblo, doctrina y proyecto de país*

Texto seleccionado: Doctrinas Nacionales -Juan Domingo Perón- (Diario Democracia. Mayo 15 de 1952) “Los pueblos con libre determinación poseen estilo de vida, aspiraciones, propósitos y fines propios. De ese libre juego nace espontáneamente una doctrina nacional que conforma el espíritu de la nación. Cuando hablamos de una nación libre y soberana pensamos en un país con designios y objetivos, como asimismo educado, instruido y conducido con sus propósitos y hacia sus fines. Las colonias poseen la doctrina de sus metrópolis, porque el imperialismo tiene también una doctrina, sólo que inconfesable. Un país sin doctrina nacional lleva hacia un pueblo sin alma. Es el camino que conduce de la libertad a la servidumbre. En la doctrina nacional tienen su origen y forma lo político, lo económico, lo social y la doctrina de guerra de un país y, es a la vez, la reunión de todas éstas, lo que conforma a la primera. *** El conformar una propia doctrina nacional, en el mundo contemporáneo, tiene mayor importancia de lo que algunos suponen. Nada menos que decidirse por la propia verdad en vez de apoyar la mentira ajena; y busca las propias soluciones, no sumándose discrecionalmente a una decisión en una lucha materialista, vacía de valores permanentes. No han de ser los déspotas ni los dominadores quienes puedan juzgar, porque sólo los tiempos y la historia tienen el privilegio de escrutar la verdad en la razón y no en los intereses. En la actualidad juzgan también los pueblos. Eso es lo que cuenta en el presente y, todos sabemos cuál es su juicio. Las soluciones actuales giran sobre lo mismo: la conquista de la justicia para los hombres y la libertad para los pueblos. El camino es uno solo: que cada país elabore y ejecute la propia forma de alcanzarlas. Para ello es menester suprimir el colonialismo, que es la servidumbre de los pueblos y, la explotación que es la causa de la moderna esclavitud de los hombres. La “doctrina justicialista”, como también se llama al “peronismo”, es nueva y es auténtica. Es una creación del pueblo argentino, positiva y legítimamente nacional. Los hombres sin pueblo no hacen doctrina, porque la doctrina ha de inculcarse, practicarse y triunfar en las masas populares o, no pasará de palabras. *** Uno de nuestros mejores comentaristas de la doctrina peronista, el Dr. D. Raúl Mende, en su libro “Doctrina Peronista del Estado”, decía ya en 1947:“Los odres son viejos. El vino es nuevo, pero tiene aroma y sabor añejos. Esta doctrina peronista es vino nuevo. Los odres — sentido cristiano, auténtico sentido cristiano, y por lo tanto social, y por lo tanto humanista— son viejos como el Cristianismo, que infunde su aroma y su sabor a la nueva concepción peronista”. De nuestro pueblo cristiano nació una doctrina humanista, en la lucha milenaria por la defensa de los hombres, combatidos y esclavizados muchas veces en el propio nombre de Cristo. Lo sublime de las virtudes no es precisamente su enunciado, sino su práctica, como también lo excelso de las concepciones no reside sino en su realización. Pero, si nuestra doctrina ha trascendido al mundo, si se la teme y la combate, no es por nueva ni por vieja, ni siquiera por cristiana ni humanista. Es precisamente porque se ejecuta y resuelve un problema que los imperialismos no desean resolver”. - Consideraciones liminares- Cuando la Secretaria de Cultura de la Unión para el Personal Civil de la Nación (U.P.C.N), profesora Leticia Catalina Manauta, me propuso seleccionar un texto de Juan Domingo Perón para integrar una publicación conmemorativa del Bicentenario de la Revolución de Mayo, no dudé en escoger el artículo denominado Doctrinas Nacionales que, bajo el seudónimo de Descartes, el ex mandatario argentino divulgara en el periódico Democracia, el día 15 de mayo de 1952. Aunque algún lector pueda interrogarse respecto de la vigencia de tal faena en los tiempos que nos toca transitar, la labor doctrinaria para quien les escribe mantiene en nuestro país una trascendencia significativa, afirmación que intentaré justificar a partir de las reflexiones subsiguientes. Razones de espacio me impiden publicar el texto completo del artículo, no obstante, recomiendo una lectura completa y meditada del mismo para coadyuvar a su cabal comprensión. - Del proyecto - El proyectar nos remite a una actividad psíquica orientada a “lanzar, dirigir hacia adelante, idear, trazar, disponer o proponer un plan y los medios necesarios para la ejecución de una cosa” y, además, a “hacer planes o preparativos sobre cierto hecho que se desea o se piensa ejecutar”[1]. Dicho término así concebido remite a un mecanismo de carácter psíquico que a modo de procedimiento anticipatorio y en su faz colectiva, suele presentarse en todas las culturas” con independencia de las condiciones específicas de su desarrollo evolutivo[2]. El ser humano es en sí mismo un ser proyectual, actividad que además de presuponer un planteamiento abstracto, comprende la “puesta en marcha de las acciones de él emergentes”[3]. En ese orden de ideas, el pedagogo argentino Gustavo Cirigliano, enseña que cuando un individuo o una comunidad no ejercen plenamente dicha actividad (proyectual), se ven compelidos a vivir en el proyecto de otro que, generalmente es más poderoso que él,  transitando de esta forma, una existencia cercana a lo trivial e insustancial. Vale recordar que para Cirigliano “…pensar desde sí para ser uno mismo, es liberarse. Despojarse de lo ajeno, deseducarse. El pensamiento ajeno, cuando uno no es libre, no ayuda; ocupa desalojando nuestra posibilidad de pensar lo nuestro desde nosotros mismos. Para el autor además “en los países con muchos siglos, su pasado (que es historia) es la fuente para la reflexión y para el análisis de sus problemas”[4], sosteniendo en consecuencia que “un Proyecto Nacional es el instrumento político de un pueblo; es historia anticipada; es la trama del plan y es designio que marca la dirección, el final, los personajes y los roles dentro de un libreto unificante y otorgador de sentido”[5]. Ya en su época Juan Bautista Alberdi opinaba que una nación requiere conciencia de sí : “Un pueblo es civilizado únicamente cuando (...) posee la teoría y la  fórmula de su vida, la ley de su desarrollo”[6]. Ley de su desarrollo, es otro nombre para designar el “proyecto”; se requiere un principio regulador, un arjé” [7]. Juan Domingo Perón comparte con ambos autores esa esencialidad proyectual de nuestro género y, en consecuencia, promueve permanentemente dicha actividad persuadido que todo ejercicio proyectual de carácter colectivo, debe estar acompañado de una elaboración doctrinaria, es decir, por una genuina práctica de teorización sobre el propio transcurrir, en otras palabras, sobre el propio ser. Sobre este punto volveremos más adelante. - La doctrina- Para percibir con certeza cuáles son los principios que orientan el pensamiento de Perón en materia doctrinaria, bien vale emprender la tarea evocando los dos primeros párrafos del artículo puesto a consideración: “Los pueblos con libre determinación poseen estilo de vida, aspiraciones, propósitos y fines propios. De ese libre juego nace espontáneamente una doctrina nacional que conforma el espíritu de la nación (…) Cuando hablamos de una nación libre y soberana pensamos en un país con designios y objetivos, como asimismo educado, instruido y conducido con sus propósitos y hacia sus fines”. Una primera aproximación a ambas sentencias[8] me induce a sostener que para el fundador del justicialismo, los pueblos en su devenir histórico, van marcándose objetivos y fines a la vez que forjan a partir de su propia experiencia, un estilo de vida, una idiosincrasia particular. Esta afirmación encuadrada en un nítido  historicismo nos indicaría que Perón concebía al pueblo como “algo más” que un simple conglomerado de individuos, que conviven “contractualmente” en un mismo sustrato físico y normativo. Un pueblo para él, en cierta medida, es la resultante de una sucesión de generaciones de hombres y mujeres que, compartiendo similar acontecer histórico, van coparticipando de acontecimientos y procesos, desarrollando y creando productos  y, en consecuencia,  configurando un particular “modo de ser”. Sin temor a dudas para el fundador del justicialismo, el pueblo es un fenómeno de carácter histórico donde componentes de una progenie van transmitiendo a sus descendencias, cantidad de prácticas que han vivenciado, tradiciones, productos culturales, ideológicos, míticos y religiosos, de contenido altamente significativo. Un pueblo es en definitiva “una organización tradicional de cultura en la que hay creencias comunes, una historia de lucha y, una memoria, que afloran a cada rato[9]”. La orientación historicista en Perón, resulta de cardenal importancia para comprender integralmente su pensamiento ya que, si bien como enseña Armando Poratti, el fundador del justicialismo desde el punto de vista filosófico cultivaba una heterodoxia propia de un pensamiento “mestizo” compuesto por la fructífera tradición indo- iberoamericana, en este punto en particular, se estaría acercando a una perspectiva filosófica, la cual considera que para comprender ampliamente a un ser colectivo (un pueblo), sea que se piense o no a éste como un organismo, “es  indispensable conocer todos los elementos que la forman y sus modos de funcionar, con resultados varios en su vida anterior y su vida presente” (Wenceslao Escalante). El historicismo así profesado, presupone al hombre y la realidad como historia y, por extensión, a todo conocimiento como histórico. De esta forma la temporalidad de lo humano, siguiendo a Fermín Chávez, se instituye en fundamento de lo histórico.  El historicismo aleja cardinalmente a Perón de ese “desprecio por el pasado” que emergió en el siglo de las luces (Aufklärung), período que suele ubicarse entre la Revolución Inglesa de...

Pensamiento Nacional: desafíos del presente y del futuro

El caso de los recursos naturales “Para estudiar el ser colectivo que constituye una sociedad, sea que se considere o no a ésta como un organismo,  es evidentemente indispensable conocer todos los elementos que la forman y sus modos de funcionar, con resultados varios en su vida anterior y su vida presente” Wenceslao Escalante “Pensar desde sí, para ser uno mismo, es liberarse. Despojarse de lo ajeno, deseducarse. El pensamiento ajeno, cuando uno no es libre, no ayuda,  ocupa desalojando nuestra posibilidad de pensar lo nuestro desde nosotros mismos”. Gustavo F. J. Cirigliano. Profundamente agradecido a los aquí presentes por compartir con nosotros la décima edición de nuestro “Taller para el Pensamiento Nacional”, experiencia colectiva que si bien iniciamos formalmente en éste Instituto Superior Octubre en el año 2001, veníamos desplegando diríamos “informalmente” desde mediados del año 1998 en un restaurante de propiedad del amigo Miguel Echeverría, aquí cerca, en el barrio de San Telmo. Antes de abocarme al contenido específico de esta conferencia, quiero recordar en voz alta que transitaban los últimos años del siglo pasado, cuando junto con algunos amigos y compañeros entre los que destaco especialmente al citado Miguel Echeverría, a Luis Launay, a Raúl Seguí, a Carlos De la Vega y a Oscar Henales, nos “autoconvocamos” en innumerables jornadas nocturnas en las que “lúdicamente” nos definimos como insurrectos. En aquellos tiempos sombríos, coincidimos que había llegado la hora de repensar al país, y para ello, nada mejor que apelar nuevamente a una corriente de pensamiento que parecía extinguirse, pero que intuíamos, podía aportar muchas claves para comprender y superar esa tremenda crísis que se avecinaba. Recuerdo aquél primer documento que distribuimos por correo electrónico, y que generó bastante polémica - y posteriormente -  los primeros encuentros en éste Instituto. En las reuniones iniciales del taller recurrimos al método de las lecturas compartidas. Rememoro ahora el primer texto que abordamos: el prólogo al libro “Política Británica en le Río de la Plata” de Raúl Scalabrini Ortiz. Un integrante del equipo lo leía en voz alta y los demás escuchábamos. Posteriormente encarábamos un debate que a veces se extendía hasta largas horas de la noche. Por lo general nuestra relatora era Elena Márquez a quien cariñosamente designamos como “madrina del taller”. Tiempo después ya con el auxilio de un cañón proyector que nos facilitó generosamente este sindicato (SUTERYH), comenzamos a desarrollar método de lectura, visualización y reflexión colectiva, recurriendo a un programa de proyección de diapositivas. Vienen a mi memoria así los debates sobre la primer página Web: www.pensamientonacional.com.ar hoy ya señera, las jornadas domingueras orientadas hacia la búsqueda y adquisición de textos que considerábamos en “peligro de extinción”, muchos de los cuales gracias a Dios, hoy se están reeditando, los primeros homenajes, la fundación de la Biblioteca “Fermín Chávez”, la primera “Jornada para el Pensamiento Nacional”, los dos encuentros de “Pensamiento Nacional en la Red” mediante el que nos auto convocamos las páginas nacionales, verdaderos órganos de difusión de las distintas expresiones de nuestra corriente, el congreso de “Revisionismo Histórico” en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA gracias a los buenos oficios de de su Decano: Hugo Trinchero, las conferencias, la Muestra “Forja 70 de Pensamiento Nacional” y la trilogía de libros que compartimos con Pablo Hernández, Delia María García, Ernesto Ríos y Eduardo Rosa, los primeros libros, los prólogos, la nuestra “Malvinas Islas de Memoria” organizada por la Comisión de familiares de Caídos en Malvinas con la que contribuimos, y los cientos de viajes que realizamos. Mediante este breve racconto, quiero ilustrarlos de manera tal que comprendan que durante estos últimos diez o si se quiere doce años, como grupo, hemos realizado una serie de actividades que, junto con otras impulsadas por compañeros aquí de la Capital y de las provincias en forma paralela, permitieron que nuestra corriente haya cobrado nuevo impulso, nueva vigencia y nueva virtualidad. Quiero expresarles además que este proceso en modo alguno fue inducido, muy por el contrario surgió espontáneamente de nuestras propias necesidades y expectativas. Rememoro a continuación la labor incansable de Luis Launay y  recuerdo muy especialmente a tres maestros que aunque no están hoy con nosotros, contribuyeron tenazmente con el desarrollo de esta experiencia. Me refiero a Enrique Oliva, a Fermín Chávez y a Arturo Peña Lillo de quienes mucho aprendimos y a quienes pudimos homenajear en vida - y además - como no hacerlo, a nuestro inolvidable Ernesto “ El Áspero” Ríos, quién no sólo transitó por este taller, sino que además bregó incansablemente hasta sus últimos días por éste, nuestro ideario compartido. También quiero evocar a “Cuqui” De la garma quien, entre otras “Guapeadas”, ayudo a materializar el merecido homenaje al último núcleo forjista de Mar del Plata aquel verano en el Hotel Provincial. También deseo agradecer a Víctor y a Pepe Santamaría por su eterno aliento y auxilio, y a Enrique Rodríguez y a Raúl Seguí, por su aporte inestimable en estos años. La vida me permitió condensar una parte sustancial de todo este derrotero intelectual de más de diez años en un primer libro: ¿Existe un pensamiento Nacional? prologado por Elena Márquez integrante de este taller, cuyo dibujo de tapa pertenece a Felipe Ávila también integrante de nuestra  experiencia, y editado por una editorial FABRO, emprendimiento que emergió al calor de nuestra labor. Allí tuve la oportunidad de enunciar todos esos principios sobre los cuales debatimos en tantas jornadas. Respecto a dichos principios quiero resaltar que durante estos años hemos tomado en forma colectiva plena conciencia que los tiempos históricos que nos tocaban vivir nos imponían - entre otros desafíos - el de “volver a la realidad” como imperativo inexcusable para superar tantas décadas de pragmatismo claudicante y de iluminismo oscurantista. Dicho imperativo coincidimos, nos demandaba poner fin a ese “especular sobre razones” y comenzar a “razonar sobre realidades”. No es casual que el primer texto analizado hace mas de 10 años fue el prólogo del Libro Política Británica en el Río de la Plata de Raúl Scalabrini Ortiz. En todos estos años concordamos además en la necesidad de recuperar cierta “virginidad mental” para contribuir al desarrollo de una corriente de pensamiento que se reconoce claramente como  “situada” - es decir  -emplazada en un tiempo y lugar determinado - y asimismo  - sujeta a las condiciones históricas imperantes, ya que en cierto sentido, el  pensamiento también es un hecho histórico. Como pensamiento situado el pensamiento nacional constituye – como enseñaba Fermín Chávez - una verdadera “epistemología de la periferia” cuyo objetivo principal es el abordaje desde una situación que se reconoce como periférica de su objeto principal que es: la identidad nacional. También concordamos en estos años que para desarrollar y transmitir éstas nuestras conclusiones - tal como nos enseñaba Don Arturo Jauretche - debíamos recurrir muchas veces a la polémica, antiguo arte que nos enseña los procedimientos de ataque y defensa en materia discursiva, y que puede contribuir desde la sana pasión a “despabilar” conciencias y orientarlas hacia la realidad. Reconocimos también que si bien un principio de intertextualidad impide una autonomía absoluta en materia de pensamiento, nuestra aspiración como corriente es aquella que se orienta al desarrollo de la propia mirada a partir del diseño de propias categorías de abordaje sobre ella. Por último coincidimos que el pensamiento nacional, es estrategia y estratégico a la vez,  ya que por un lado se enmarca en un natural proceso de cooperación-confrontación entre comunidades que se opera en el campo de lo simbólico, pero por el otro, aporta una mirada alternativa al desarrollo de futuras generaciones de argentinos. Estas, entre otras conclusiones, fueron a las que arribamos través de mas de una década de reflexiones conjuntas a las que aportaron lo suyo - entre otros tantos compañeros - Luis Launay, Elena Márquez, Felipe Ávila, Eduardo Rosa, Pepe Rosa, Marta Bunge, Jorge Catena, Osvaldo Vergara Bértice, Daniel Caminos, Pablo Hernández, Juan W. Wally, Andrés Lemos, Diego Gutiérrez, Natalia Cipolla, Consuelo Bilbao, Pepe Muñoz Azpiri, Patricio Mircovich, Oscar Denovi, Cesar Trejo, Alberto Gelly Cantilo, Oscar García Pérez, Oscar Catellucci, Cesar Bustamante, Fabián Dantonio, Javier Mauad, Juan C. Corica, Martín García, José Luis Dilorenzo, Graciela Maturo, Leticia Manauta, Calos Ponce, Goyo Ramírez, Enrique Oliva, Pablo Vázquez, Néstor Gorojovsky, Ernesto Goldar, Julio Fernández Baraibar, Nahuel Gonzáles, Patricio Iaccarino, Juan Pablo Borrelli, Jorge Sulé, Alberto Buela, Marcelo Pensotti, Pacho O¨,Donnell entre otros tantos otros. Hechas las consideraciones precedentes que considero necesarias para dar contexto a mis próximas reflexiones, voy a abocarme a continuación a exponerles los que creo que constituyen los desafíos presentes futuros de nuestra corriente, tomando como base y fundamento el núcleo central de esta hipótesis que maravillosamente definiera nuestro maestro Fermín Chávez y que hacemos nuestra: “las crisis argentinas son primero ontológicas, después éticas, políticas, epistemológicas, y recién por último, económicas" Resulta evidente que sí nuestro maestro tenía razón, al momento de especular sobre elementos que componen la realidad argentina, resulta necesario e indispensable abordar en primera instancia aquellas cuestiones que nos vinculan a nuestro propio ser colectivo - es decir  -a aquellos aspectos geográficos, históricos, culturales, antropológicos, míticos y religiosos que componen nuestro propio...

Artículos Mas Leídos

  • El Peronismo en su primer y segundo Gobierno

    El Peronismo en su primer y segundo Gobierno

    Tras las jornadas de Octubre de 1945, en 1946, mediante la herramienta electoral del Partido Laborista; el Movimiento lleva al gobierno al General Perón, como Presidente de la República. No debe confundirse "gobierno" con "poder". Según el concepto del General Perón; "poder" para el peronismo es la capacidad lograr los objetivos, conservarlos y acrecentarlos. El "gobierno" es un objetivo fundamental y valioso, pero en muchos casos sirve para formalizar logros, administrarlos y encuadrarlos dentro de la ley. Pero generalmente no alcanza para conseguirlos, conservarlos o acrecentarlos.

    Nota Completa...

  • Pensamiento Político de Juan Manuel de Rosas

    Pensamiento Político de Juan Manuel de Rosas

    ALGUNAS CONSIDERACIONES PREVIAS

    El tema fundamental de este trabajo es el pensamiento político de Juan Manuel de Rosas, además se tendrán en cuenta algunos aspectos referentes a su accionar político concreto. Como digo más adelante, la intención es resaltar algunos puntos relevantes de este tema, dar vista al abordaje que al respecto se hace desde distintas visiones, y despertar el interés por este aspecto de la formación de nuestra cultura.

    Nota Completa...

  • Las mujeres que lucharon por la Patria Grande

    Las mujeres que lucharon por la Patria Grande

    Es lamentable no conocer nuestra historia y mas deplorable es enterarse de la misma 50 años después de haber finalizado los estudios, primarios, secundarios o terciarios. No se entiende el porque cuando se debería tratar de encontrar los valores necesarios para compararlos con los del presente preparándose para el futuro, uno tenga que hurgar en libros vetustos o deslizarse por los vericuetos de la web parra hallar los profundos sentimientos de estas mujeres que hace 200 años pusieron en peligro sus vidas y las de su familia para lograr que pensamientos  de independencia tomados de hombres como San Martín, Belgrano o Guemes, por nombrar los más conocidos, lleguen a consumar esa idea de independencia política y económica que llevaban adelante.

    Nota Completa...

  • La verdadera historia de Juan Manuel Rosas

    La verdadera historia de Juan Manuel Rosas

    Introducción

    Este trabajo fue realizado en la Biblioteca de la Casa Peronista Trabajo y Honestidad que orienta el Senador Provincial Raúl Roberto Torres. El mismo no tiene otro motivo que el desmembrar uno a uno los episodios acaecidos en las dos gobernaciones del Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas, está basado en hechos verídicos, por lo consiguiente se encontraran en el, serias divergencias con la historia oficial que se enseña en nuestras escuelas.

    Nota Completa...

  • Los partidos políticos (1852-1916): Una línea de continuidad.

    La historia política de la Argentina se caracteriza por la coexistencia de dos líneas de pensamiento y de acción política contrapuestas, aunque de disímiles proporciones. Esta polaridad ya se percibe desde los comienzos de los primeros gobiernos patrios. Morenistas versus saavedristas, revolucionarios radicales versus conservadores, porteños versus hombres del interior. Esta situación revela también intereses encontrados entre la ciudad puerto ligada al comercio de importación –exportación, y el interior vinculado más a una actividad artesanal.

    Nota Completa...

  • El peronismo “mogólico” de Guardia de Hierro

    El peronismo “mogólico” de Guardia de Hierro

    Desde la frase desafiante de Miguel Bonasso calificándolos de “mogólicos” en uno de sus libros hasta las calificaciones de “troskos” en los ’60, “fascistas” en los ‘70, “guardiamarinas” en los ’80, “mesiánicos” en los ‘90 o simplemente “derechistas”, los guardianes tuvieron y tiene que acarrear con prejuicios desde el sector académico que no los considera como objeto de estudio y desde cierto sector de la militancia que aún los estigmatiza. El estudio sobre los grupos peronistas surgidos luego de 1955 se centró, mayormente, en Montoneros y agrupamientos afines. Recién en estos años hay un ávido interés por investigar el origen y accionar de Guardia de Hierro.

    Nota Completa...

  • LA VERDADERA HISTORIA DE SARMIENTO NUNCA CONTADA. LOS EMPRÉSTITOS INGLESES DE SARMIENTO Y SUS AMIGOS (Cap. 7/10)

    LA VERDADERA HISTORIA DE SARMIENTO NUNCA CONTADA. LOS EMPRÉSTITOS INGLESES DE SARMIENTO Y SUS AMIGOS (Cap. 7/10)

    Domingo Faustino Sarmiento fue presidente argentino por medio de las trenzas liberales entre los años 1868 y 1874, no escatimando esfuerzos para ayudar a sus queridos amigos ingleses, es así, que reforzando la idea del otro “gran prócer” Bernardino Rivadavia se dedicó a endeudar aun más a la nación con el pretexto de la modernidad y la industrialización que se impondría, sin pensar que después había que abonar lo que nos habían prestado modestamente al 82 % y medio con un descuento del 3,5 % para la casa Murieta y Cía., gestora del mismo.

    Nota Completa...

  • Peron y la Bomba V3 de Hitler

    Peron y la Bomba V3 de Hitler

    La conocida Bomba V2 (Vergeltungswaffe 2), también denominada "A-4" en su fase inicial, fue el primer misil balístico usado por el Tercer Reich en los finales de la Segunda Guerra Mundial.

    También fue el primer aparato que hizo un vuelo suborbital, siendo el antecedente [ ]de los cohetes modernos.[] Diseñado por Wernher von Braun, la V2 fue utilizada masivamente desde las costas francesas para destruir Londres y lograr la rendición británica. Sucesor de la V1, que fue un misil de crucero, este misil – por la avanzada aliada - tuvo poco impacto real en revertir el curso de la derrota del Furher.

    Nota Completa...

  • San Martin y una historia de hace 200 años con un mismo pensamiento: “Unidos o Dominados”

    San Martin y una historia de hace 200 años con un mismo pensamiento: “Unidos o Dominados”

    “...el sable que me ha acompañado en toda la guerra de la Independencia de la América del Sur, como prueba de satisfacción que como argentino he tenido al ver la firmeza con que el General Rosas ha sostenido el honor de la República contra las injustas pretensiones de los extranjeros”

    De esta forma, el General San Martín legó su sable a Don Juan Manuel de Rosas, a pesar que la historia oficial argentina no interpreta con real actitud, la postura asumida por San Martín. Esta expresión sobre la historia es real ya que, el mismo Mitre escribe, hasta con ironía “...creyó ver amenazada la independencia y honor de su patria por las cuestiones de la Francia y la Inglaterra con el tirano Rosas (1845-1849), el pobre de Mitre, olvidó que Rosas era Argentino y que la escuadra anglo francesa atacó Buenos Aires.

    Nota Completa...

  • José María Gatica:

    José María Gatica: "La trompada del Peronismo"

    Odiado por el ring side que lo quería ver perder, querido por las cuatro tribunas del viejo Luna Park que lo quería ver ganar, el se quedaba con la tribuna, porque era pueblo, y el también era pueblo. “…dos potencias se saludan General”, le dijo desparpaja mente a Perón, a Perón le brotó una sonrisa espontanea, y le tendió esa manaza que también parecía de un boxeador, era el encanto de las noches del Luna, Gatica y Perón, Perón y Gatica.

    Nota Completa...

  • La Legion de San Miguel Arcangel de Rumania. Partido Fascista u Orden Monastico – militar? Origen y desarrollo.  Su influencia en Argentina

    La Legion de San Miguel Arcangel de Rumania. Partido Fascista u Orden Monastico – militar? Origen y desarrollo. Su influencia en Argentina

    Introducción

    En Europa, al finalizar la I Guerra Mundial en 1918, se replanteó el escenario político continental donde surgieron nuevos regímenes, se repensaron ideologías, aparecieron nuevos movimientos políticos y se replantearon teorías de Estado. En la posguerra de la lucha civil europea la Revolución Rusa de 1917 impulsó la esperanza a los sectores izquierdistas y potenció el temor a las elites gobernantes.

    Nota Completa...

  • El trasvasamiento generacional... ¿Y si lo hacemos tirando todos los dias un viejo por la ventana?

    "El peronismo será revolucionario,
    o no será nada"

    Polemizar era la una de las experiencias mas formadoras en épocas donde la política formaba parte fundamental en la construcción de la sociedad en su conjunto, y no como hoy de cierta "elite" a la que se le brinda esta posibilidad de participar, mediante la venia de algún que otro "tilingo".

    Nota Completa...

  • El hogar de la empleada de la “Fundación Eva Perón”

    El hogar de la empleada de la “Fundación Eva Perón”

    Los Hogares de Transito

    Los hogares de tránsito se inauguraron en la ciudad de Buenos Aires en 1948, siendo las primeras obras edilicias de La Fundación3. Los hogares de tránsito, de acuerdo a los estatutos de la Fundación, nacieron con el fin de “proteger socialmente a la mujer que con o sin hijos, estuviera privada accidentalmente de domicilio por carecer de medios o por alguna razón que así lo condiga”.

    Nota Completa...

  • La Comunidad Organizada

    “Quería yo la unidad nacional para que, cuando fuera necesario sufrir, lo sufriéramos todos por igual,
    y cuando tiempo de gozar, lo gozaríamos todos por igual también”
    Juan Domingo Perón.1973

    En la edición del 29 de noviembre de 1951 del Diario Democracia, órgano periodístico que acompaño la labor de su gobierno[1], Perón escribe un texto que titula: “Una Comunidad Organizada”. Recordemos que los orígenes de la obra que se conoce bajo ese nombre, se remontan a aquel memorable discurso del entonces Presidente de la Nación en oportunidad de la clausura del Primer Congreso Nacional de Filosofía acontecido en el año 1949 en la provincia de Mendoza, y cuya versión completa, “fue publicada posteriormente, ya que en la exposición hecha en tal oportunidad no fue leída en su totalidad”[2]. Según la opinión de Oscar Castellucci, los primeros 16 capítulos del texto publicado en el primero de los tres tomos que recogieran las “Actas” del encuentro, son una inserción posterior, realizada ex profeso de la edición oficial de 1950.

    Nota Completa...

  • DON MANUEL BELGRANO, SU HISTORIA (2º Parte)

    DON MANUEL BELGRANO, SU HISTORIA (2º Parte)

    BELGRANO, SAN MARTÍN Y GUEMES LA IDEA DE UN MONARCA INCAICO

    El famoso Congreso de Tucumán del 9 de Julio de 1816, fue traído a Buenos Aires para que nada sucediera y desaprobó la idea de San Martín, Belgrano y Güemes por mayoría simple y no por los dos tercios necesarios, porque los diputados porteños no concebían a un "Indio" en el trono, en Buenos Aires y sus alrededores habitaban 60.000 personas desde Córdoba a Lima, denominada las Provincias Unidas del Sud convivían 2.500.000, pero eran la chusma, salvajes, infieles, negros o cabecitas. Así disgregaron la Patria Grande.

    Nota Completa...

  • Perón al poder

    Perón al poder

    Antes de iniciar esta conferencia, quiero expresar un profundo agradecimiento a los integrantes del movimiento entrerriano peronista, y en especial, al compañero Tito Alanis. Un reconocimiento además a los compañeros Alfredo y Maximiliano que siempre nos brindan su afecto.

    Nota Completa...

  • Don Manuel Belgrano, su historia (1º Parte)

    Don Manuel Belgrano, su historia (1º Parte)

    El parcial conocimiento de la vida de Belgrano, no es culpa de los ciudadanos, y mucho menos de los docentes que a duras penas obtubieron en muchos casos los informes necesarios para expresar su sabiduría para con sus alumnos.

    Nota Completa...

  • La Resistencia Peronista y la Globalización. REFLEXIONES SOBRE UNA CLASE INTRODUCTORIA, DICTADA EN UN CURSO DE HISTORIA ARGENTINA Y LA PROBLEMÁTICA DE LA GLOBALIZACIÓN 

    La Resistencia Peronista y la Globalización. REFLEXIONES SOBRE UNA CLASE INTRODUCTORIA, DICTADA EN UN CURSO DE HISTORIA ARGENTINA Y LA PROBLEMÁTICA DE LA GLOBALIZACIÓN 

    1. LA RESISTENCIA PERONISTA. NUESTRA PERTENENCIA PERSONAL

     Es gratificante y sumamente valioso y útil recordar nuestra pertenencia juvenil como lo hace con orgullo el autor de la clase introductoria dictada en un seminario y memorar la expectativas que alentábamos en procura de un mejor destino nacional; y valiosas las reflexiones que se efectúan sobre la “globalización” actual. No obstante haremos ciertas precisiones histórico-políticas sobre los momentos distintos en los que se desarrolla dicho curso introductorio.

    Nota Completa...

  • Ciudad Evita: proyecto urbano y modelo de comunidad

    Ciudad Evita: proyecto urbano y modelo de comunidad

    Debido a la masiva inmigración de corrientes internas que se afincaban en capital federal y el conurbano Bonaerense por la explosiva demanda de mano de obra industrial que se daría a partir de la década del 40' , el Gobierno Nacional proyectaría una solución.

    Nota Completa...

  • 24 de febrero de 1946: Primer triunfo peronista

    24 de febrero de 1946: Primer triunfo peronista

    La revolución del 4 de junio de 1943, y en particular la figura de Juan Perón, dividieron a la comunidad política argentina. Este hecho se reflejó en la opinión pública y tuvo correspondencia en las publicaciones de la época, casi todas contrarias al golpe de Estado y al ascendiente joven coronel. Sean los de proyección nacional ligados al viejo patriciado como La Nación y La Prensa, como diarios más populares a saber Clarín, La Razón, El Mundo, Noticias Gráficas y Crítica; aquellos de alcance provincial, como La Gazeta (Tucumán), La Vozdel Interior (Córdoba), El Día (La Plata - Provincia de Buenos Aires), Los Andes (Mendoza), El Intransigente (Salta) y La Capital (Rosario - Provincia de Santa Fe); como el diario El Pueblo (católico); y la prensa partidarias, por ejemplo, La Vanguardia (socialista), Orientación y La Hora (comunista)[1]; y en las revistas como La Linterna o Cascabel.

    Nota Completa...

  • Del silencio a la resistencia

    Del silencio a la resistencia

    "Presenciamos una lucha entre las fuerzas populares y nacionales que defienden sus conquistas políticas, económicas y sociales – soberanía, independencia, justicia social -- frente las a fuerzas impopulares que pretenden mantenerse en el poder y en el uso de los indiscriminados privilegios con apoyo en el imperialismo, su aliado histórico. Habrá pues una solución nacional, social y popular o habrá una solución colonial, reaccionaria y oligárquica. No hay término medio posible, como en la teologal lucha del Bien y del Mal, de Dios y del Demonio. A la larga ya sabemos, vence siempre la verdad, el Bien, la Justicia. En el caso concreto, la nación y su carnadura vital, el pueblo."
    Raul Puigbo 1957

    Nota Completa...

  • Manuel Dorrego. 1787-1828. “Fue apóstol, vivió como héroe y murió como mártir”

    Manuel Dorrego. 1787-1828. “Fue apóstol, vivió como héroe y murió como mártir”

    Faltaban 11 días para Navidad. A la orden de «¡fuego!», un pelotón de fusilamiento unitario acribilló de ocho tiros en el pecho al coronel federal Manuel Dorrego, ex gobernador de Buenos Aires. Había sido estudiante de leyes, militar indisciplinado en los cuarteles pero valiente en el campo de batalla, apasionado político y patriota hasta los huesos. Fue una víctima más del crónico desencuentro entre argentinos.

    Nota Completa...

  • F.O.R.J.A.: “el inicio de un pensamiento nacional”

    F.O.R.J.A, son las iniciales de un movimiento innovador en la historia política de la República Argentina, y no es " solamente un núcleo de influencia nacionalista opositor a la conducción alvearista de la U.C.R. y que sus principales miembros eran Arturo Jauretche, Saúl Scalabrini Ortíz y Homero Manzi", Historia Argentina, Secundaria, Santillana.

    Escrito de esta forma, es quitarle la importancia que tuvo en el accionar interno de la política argentina y menoscabar los pensamientos de estos hombres, que estaban más allá de la política especuladora partidista de aquellos tiempos.

    En el espíritu de ellos estaba instalado, la hombría del bien, los cambios revolucionarios de una nación, y por sobre todas las cosa, la finalización del fraude, la corrupción, y la instalación de la igualdad de condiciones de vida para todos los habitantes del país.

    INTRODUCCION

    Marcelo de Alvear, era el Presidente, pero las cosas no funcionaban bien, uno de los primeros en alzar la voz es Manuel Ortíz Pereyra, de profesión periodista " Hermano y compatriota...Lleve las manos a su bolsillo y cuente sus moneditas...No tiene usted, en definitiva, más que un bello suelo donde va a ser enterrado dentro de poco. Medite...y acompáñeme; ¡ Vamos a realizar nuestra impostergable redención económica". Fue el primer clamor que alertaba las conciencias sobre la dominación extranjera en el Río de la Plata.

    En nuestros documentos sobre La Revolución de Mayo, Rivadavia, Sarmiento, Rosas, en las notas sobre La vuelta de Obligado, la batalla de Caseros, expresamos continuamente la intervención extranjera en suelo argentino, y como muchos de nuestros próceres de bronce ensalzados por la historia de Mitre, son solamente la consecuencia de hacer formar un pensamiento equivocado sobre la patria verdadera que necesitamos los argentinos.
    Ese cipallismo esparcido por Mitre al solo efecto de confundir las opiniones, vuelve a contemporizarse nuevamente en 1926, no es nada raro hasta los días de hoy que suframos este tipo de consecuencias, y la vamos a seguir teniendo en la medida que no comencemos a reconocer quien fue el malo y quien el bueno en nuestra historia.

    Cuando hubo un intento de cambiar la política educacional del país en los tiempos Peronistas,muy pronto salieron las voces a denunciar que se hacía política partidaria a través de los libros escolares, cuando en ellos se destacaban los que realmente trabajaban para el pueblo, "Evita ama a los niños, los niños aman a Evita". Después de 50 años, ¿ es mentira esta frase?, todavía existen los irrazonables que despotrican sobre esto, pero para ellos, sí, Sarmiento sigue siendo el Padre del aula, Sarmiento inmortal, cuando hemos demostrado sobre sus mismos escritos, que sus ideas eran más discriminatorias que las de los " dictadores" de nuestra historia, no olvidemos el ¡¡ Muerte al Gaucho!!, de la cual Sarmiento era parte.

    Pero la historia argentina se fue desarrollando en medio de estas intrigas políticas que hicieron desviar pensamientos, y en este tiempo de la década del 1920 y 1945 sucedieron los hechos que nos hacen analizaresta parte de los acontecimientos.

    Y F.O.R.J.A., merece que los argentinos aprendamos y conozcamos la lucha de los hombres que la integraron.

    EL LANZAMIENTO DE F.O.R.J.A.

    Miguel Ángel Scenna, en su libro sobre la historia de FORJA, cuenta que allábase en Mendoza un joven que al producirse la revolución que desaloja a Yrigoyen del gobierno, comienza a defender a gritos al ex presidente, por lo cual es apresado, encontrándose en su poder un arma, es llevado a la comisaría y se lo identifica como: Arturo Jauretche, lo trasladan al cuartel para ser juzgado bajo la ley marcial que imperaba en ese momento, el Teniente Coronel Edelmiro Farrell, futuro presidente, es quien estaba a cargo del cuartel, por esas cosas de la vida, Jauretche es sacado a la noche del calabozo con la " expresa recomendación de mandarse a mudar",... justamente salía un tren para Buenos Aires... ya Don Arturo de 28 años, sabía de la lucha que lo esperaba si quería defender sus derechos.

    El periodista Ortíz Pereyra, desde sus escritos, anticipaba la comunión de pensamientos en materia de libertad política y emancipación, el tiempo haría el resto.

    Liberan a Yrigoyen, y allí acuden un grupo de jóvenes radicales, la orden era defender al comité de Capital Federal, como contrapeso del comité nacional, tenían la firme convicción del apoyo del viejo líder.

    Queda constituida el 29 de Junio de 1935, Ortíz Pereyra, Arturo Jauretche, Homero Manzi, Juan M: Fleitas, Félix Ramírez García, son los primeros en dar forma al proyecto de la Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina, el lema " Somos una Argentina colonial. Queremos ser una Argentina libre", la primera lucha se presenta contra el Estatuto Legal del Coloniaje llevado adelante por Agustín Justo, la áspera contestación de FORJA era, "... Nación satisfecha de tener una linda bandera, un himno solemne y un escudo con gorro frigio, aunque su tierra, su comercio, sus industrias y todos sus servicios públicos, terrestres, fluviales y marítimos, se mantuvieronsubyugados en manos extranjeras", ya colaboraba Raúl Scalabrini Ortíz en los escritos, en 1939 logra publicar el diarios " Reconquista", Scalabrini Ortíz, no era radical, por lo tanto no concurría a las reuniones del comité.
    Alvear fue el candidato radical, pero en las elecciones más fraudulentas de la Argentina Justo se quedó con el poder.

    En esos momentos Argentina parecía un país gobernado por argentinos, pero en realidad, eran los anglosajones organizados en trusts que acaparaban las riquezas y hundían a loscriollos en el salariado, en la miseria y hasta la mugre física y moral.

    Los Dreyfus, Bunge y Borg, Vestey, Armour, Swift, eran los acaparadores de nuestra producción y a ellos pertenecían todas las compañías. El fraude y la corrupción, eran temas comunes yelementos para hacer sucumbir al pueblo bajo el yugo explotador de leyes laborales nunca enunciadas.

    Contra esto se levanta FORJA, y más adelante como veremos, un ala de ejército argentino, que se conocería como G.O.U., y es organizada por quién sería el precursor de la Argentina Justa, Libre y Soberana: el General Perón.

    F.O.R.J.A. y Perón, coincidirían en una fechaque marcara en el tiempo la diferencia de las dos argentinas en los pensamientos políticos, el 17 de Octubre de 1945.

    LA LUCHA DE FORJA

    En Historia Argentina de José María Rosa, nombracomo " muchachos" que adhirieron a esta lucha a Atilio García Mellid, José Luis Alvarado, Amable Gutiérrez Diez, Gabriel del Mazo y Luis Dellepiane, un sótano de la calle Corrientes y Callao fue el lugar donde cobijaron sus ideas, dice Mellid "... las clases directoras del radicalismo siguen imbuidas de los conceptos y métodos que son típicamente de la generación del 80´, aquella generación dada a los halagos materiales y a las voluptuosidades del poder, generación sensualista, descreída y europizante, que se resuelve por la concepción materialista de la historia...".

    Luis Dellepiane es designado Presidente y Arturo Jauretche en la vicepresidencia, el manifiesto finalizaba con:

    Por el radicalismo a la soberanía popular
    Por la soberanía popular a la soberanía nacional
    Por la soberanía nacional a la emancipación del pueblo argentino.
    Para esa época, estos tres fundamentos debían ser muy fuertes y muy posiblemente difícilatreverse apoyarlos, por ello los actos de FORJA, tenían un éxito relativo, mientras los " viejos nacionalistas", seguían engañando pueblo en "comités".

    Es dable detenerse un momento en las tres banderas enarboladas por estos hombres, pasaba del pensamiento de un simple partido político y finalizaba con la liberación de un pueblo, lo sacaba de las garras de la dependencia extranjera y lo ponía de frente a su propia realización política, es por eso que en cinco años defenderían junto a Perón la realización de los argentinos para conformar una Nación realizada.

    Scalabrini Ortíz, ya venía desarrollando la vocación literaria, y desde ese elemento escribe con referencia al imperio británico "...hemos asistido a un verdadero cataclismo de la nacionalidad, ha ocurrido ante nuestros ojos un hecho histórico más importante que cualquiera de las invasiones inglesas. Hemos presenciado la transformación de nuestra patria, que tenía una economía maltrecha llena de infiltraciones extranjeras, pero que conservaba a pesar de todo un tono y una independencia, en una factoría absolutamente doblegada a la voluntad de Gran Bretaña".

    Justo manejaba todo, ya Uriburu era historia, atrás habían quedado los últimos estertores de la revolución que devolvería el nacionalismo a la patria, sus enviados en Londres arreglan todo, son el hijo del Conquistador de Desierto, Dr. Julio Argentino Roca, un señor asesor llamado Raúl Prebisch, nefasto economista para los argentinos y un cerebro también "argentino", presidente de los ferrocarriles ingleses con grado de ministro plenipotenciario, don Guillermo Leguizamón, fueron recibidos con honores especiales, tan especiales, que no tuvieron tiempo de darse cuenta que justo en ese momento el gobierno inglés lanzo a circulación una estampilla conmemorando el centenario de la usurpación de las Islas Malvinas, pero ellos no fueron a discutir precisamente ese tema, como habrá sido lo concertado que Leguizamón fue nombrado " Sir ", lógicamente los ingleses terminaron aplaudiendo a los argentinos, contra este tipo de maniobras comenzó FORJA su lucha para reivindicar al pueblo argentino. Difícil tarea, el tratado Roca - Runciman sería un duro hueso de roer, desde el sehabía contraído una deuda de m$n 325.200.000.

    FORJA, seguía juntandobronca y Pueblo, sobre todo aquellos que no se callaban, Juan Molas Teran, Conrado Míguez, Oscar Correa, Orlando Paoletta, los tres hermanos Estrada, los dos Banfi, de a poco la lista se va engrosando, hay un solo hombre que no acepta la invitación a la batalla, se llama Jorge Luis Borges, es el ilustrado escritor argentino que desconoció a Gardel, al fútbol y todo lo que tenga esencia al pueblo, es el escritor que no quisoluchar por su pueblo.

    Las líneas se van tendiendo y el esfuerzo emancipador va sembrando sus frutos, Primero la Patria, y desde FORJA se denuncia el manejo de los centros educacionales como factor de los centros imperiales, lo denominarán colonización cultural, 120 años después de 1810, se sigue hablando de la lucha contra una argentina colonial, en este caso Inglaterra.

    El pacto Roca-Runciman, termina con el asesinato del Senador Enzo Bordabehere, por la denuncia de Lisandro de la Torre sobre las componendas comprometidas de ese pacto, el presidente Justo, ni se inmutó, la corrupción total del estado debería ser combatida durante 10 años.

    Se inventa la fórmula presidencial que seguiría la línea de Justo, Ortíz-Castillo, FORJA lucha por la abstención. Otra vez el fraude, dice scenna en su libro"...jamás se sabrán las cifras reales de la voluntad del pueblo". Así termina la presidencia de Justo, con la idea de que en 1944 tenía la posibilidad de volver.

    FORJA, seguía estando al lado del pueblo, Recuperar, Emancipar, Encauzar, Retomar, Despertar, Exaltar, Infundir, eran las palabras vertidas en cuanto escrito apareciera, ya no eran los 20 o 30 " muchachos" de antes, eran muchos más, la idea recorría todas las mentes, faltaba alguien al cual ,el pueblo le podía brindar su corazón, ese alguien apareció en el horizonte y FORJA le brindó toda la intelectualidad de sus principios, y el espíritu de sus seguidores que no eran pocos, fue el 17 de Octubre de 1945,"... era el subsuelo de la Patria sublevada", no fue la palabra de un entendedor, fue el pensamiento de toda una generación expectante para encaminarse hacia el futuro mejor, pero esto es parte de otra historia.

    BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:



    Norberto Galasso, Testimonios del precursor de FORJA: Manuel Ortíz Pereira
    L. Luchilo, S.O. Romano, G.L. Paz, Santillana Secundaria, Historia Argentina
    Hebe Clementi; El Radicalismo, Trayectoria Política
    Política Británica en el Río de la Plata( ed. Reconquista)
    M.A. Scenna; FORJA, Irigoyen a Perón
    José María Rosa, Historia Argentina, Tomo 12

    Nota Completa...

  • Ciencia, conservación y soberanía

    Ciencia, conservación y soberanía

    Nuestros recursos biogenéticos en peligro

    "Cada nación tiene derecho al uso soberano de sus recursos naturales. Pero, al mismo tiempo, cada gobierno tiene la obligación de exigir a sus ciudadanos el cuidado y utilización racional de los mismos (...) Debemos cuidar nuestros recursos naturales con uñas y dientes de la voracidad de los monopolios internacionales que los buscan para alimentar un tipo absurdo de industrialización y desarrollo en los centros de alta tecnología a donde rige la economía de mercado"(1)

    Juan Domingo Perón. Madrid, 21 de febrero de 1972

    Nota Completa...

  • Dardo Cabo: periodista, fierrero y militante.

    Dardo Cabo: periodista, fierrero y militante.

    Sobre Dardo Cabo tanto la militancia como los interesados en la historia nacional reciente tiene tres datos concretos: Su participación en el Operativo Cóndor de reafirmación de derechos soberanos sobre las Islas Malvinas en 1966; su supuesta participación en el asesinato al dirigente sindical Augusto Vandor; y su asesinato por parte de la última dictadura militar fraguando una fuga un 7 de enero de1977.

    Nota Completa...

"Como doctrina política, el justicialismo realiza el equilibrio del derecho del individuo con el de la comunidad. Como doctrina económica, el justicialismo realiza la economía social, poniendo el capital al servicio de la economía y ésta al servicio del bienestar social. Como doctrina social, el justicialismo realiza la justicia social, que da a cada persona su derecho en función social."

Juan Domingo Perón, 20 Verdades Peronistas.
El Peronismo

PERÓN ... Vence al tiempo © 2003 a la Eternidad.
Todos los derechos reservados a defender a la Patria.